Skip to main content

Verificado por Psychology Today

¿Qué es el TDAH?

El trastorno por déficit de atención / hiperactividad (anteriormente conocido como trastorno por déficit de atención) es un trastorno neuroconductual caracterizado por síntomas básicos de falta de atención, distracción, hiperactividad e impulsividad. Se cree que el TDAH es el trastorno de salud mental infantil más común, con estimaciones de su prevalencia en niños que van del 5 al 11 por ciento. Se cree que el TDAH en la edad adulta es menos común, con aproximadamente del 2 al 5 por ciento de los adultos diagnosticados.

Los síntomas del TDAH pueden interferir con el trabajo, la escuela, las tareas domésticas y las relaciones, y controlar el trastorno puede ser un desafío tanto para niños como para adultos. Afortunadamente, hay tratamientos que han demostrado ser efectivos y cualquier persona afectada por el TDAH puede aprender habilidades de afrontamiento para evitar problemas y aprovechar sus talentos, como muchas personas exitosas con TDAH ya lo han hecho.

¿Qué aspecto tiene el TDAH?

pathdoc/shutterstock

A algunos niños y adultos con TDAH les resulta difícil concentrarse en las tareas de la escuela o el trabajo y pueden soñar despiertos con frecuencia. Los niños con TDAH pueden interrumpir, ser desafiantes o tener problemas para llevarse bien con los padres, compañeros o maestros. Los niños que luchan con la hiperactividad y la impulsividad, en particular, a menudo tienen desafíos de comportamiento que pueden ser difíciles de manejar para los adultos.

Los adultos, por otro lado, pueden tener más probabilidades de informar que se sienten inquietos o nerviosos; si luchan con la impulsividad, pueden tomar decisiones precipitadas que afectan negativamente su vida. Tanto para niños como para adultos, el funcionamiento ejecutivo (planificación, regulación emocional y toma de decisiones) a menudo también se ve afectado. Muchos niños y adultos muestran síntomas hiperactivos o desatentos del TDAH, pero también es posible que ambos conjuntos de síntomas existan juntos, en lo que típicamente se llama TDAH de tipo combinado.

article continues after advertisement

¿Es real el TDAH?

imtmphoto/shutterstock

La mayoría de los psiquiatras y psicólogos están de acuerdo en que el TDAH es real. Se ve en familias (sugiriendo raíces genéticas) y la evidencia neurológica ha encontrado que está asociada con alteraciones en el crecimiento y desarrollo cerebral. El TDAH también está claramente relacionado con problemas académicos, laborales y de relación, y responde al tratamiento, lo que sugiere que tiene validez clínica. Pero si el trastorno está sobrediagnosticado y sobretratado, o si refleja un conjunto de rasgos evolucionados que se han vuelto menos adaptativos en el mundo actual, es ampliamente debatido.

¿Qué causa el TDAH?

fizkes/shutterstock

Al igual que muchos otros trastornos de salud mental, las causas del TDAH siguen siendo investigadas. Se teoriza que los genes desempeñan un papel clave, al igual que las influencias ambientales, como la exposición a toxinas en el útero y las experiencias traumáticas tempranas. Dado que el TDAH es un trastorno del comportamiento, las expectativas de un comportamiento apropiado, particularmente en los niños, probablemente influyen en los diagnósticos en algunos casos.

¿Cómo se trata el TDAH?

andrey_popov/shutterstock

Los expertos han debatido si el tratamiento para el TDAH debe ser principalmente conductual (terapia, entrenamiento de atención, mayor juego, mayor estructura) o farmacológico. Varios estudios grandes han concluido que una combinación de ambos puede ser más efectiva. Para obtener más información sobre las opciones de tratamiento, consulta Tratamiento del TDAH.

¿Es genético el TDAH?

one photo/shutterstock

Evidencia significativa sugiere que el TDAH tiene fundamentos genéticos y ambientales. Los estudios en gemelos, por ejemplo, han encontrado que los gemelos idénticos son significativamente más propensos que los gemelos fraternales a ser diagnosticados con TDAH o mostrar conductas similares al TDAH. No existe un solo gen que se considere "responsable" del TDAH; más bien, como muchas afecciones psiquiátricas, se cree que está vinculado a muchas variantes genéticas, solo algunas de las cuales han sido descubiertas.

¿El TDAH es una enfermedad de la modernidad?

pathdoc/shutterstock

Algunos expertos argumentan que lo que llamamos TDAH es en realidad una "enfermedad de la civilización", es decir, un trastorno que surge debido a un desajuste entre las raíces evolutivas de los humanos y nuestro entorno moderno. Los altos niveles de energía, por ejemplo, pueden haber sido adaptativos para un cazador-recolector, pero son problemáticos en un aula moderna. Algunos destacados expertos en desarrollo infantil han señalado que el reciente aumento en los diagnósticos de TDAH ha coincidido con un mayor enfoque (particularmente en las escuelas estadounidenses) en rigurosas pruebas estandarizadas y menor tiempo de juego, lo que sugiere que al menos algunos niños diagnosticados con TDAH han sido colocados en entornos que empeoran el desajuste evolutivo.

¿El TDAH es una discapacidad?

pathdoc/shutterstock

Depende. Bajo la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA) y la Ley de Educación para Individuos con Discapacidades (IDEA), el TDAH puede considerarse legalmente una discapacidad en algunos casos. Sería importante investigar si en tu país de origen hay una ley semejante. Pero un diagnóstico por sí solo no es suficiente para calificar para la protección bajo la ley. Además de un diagnóstico formal, el individuo (y / o su padre, si está en un entorno académico) también debe establecer que los síntomas limitan sustancialmente el funcionamiento. Si dichas limitaciones pueden documentarse adecuadamente, el empleador o la escuela deben proporcionar adaptaciones razonables (si es pública).

¿El TDAH es una discapacidad de aprendizaje?

sam wordley/shutterstock

Aunque el TDAH puede y a menudo causa problemas académicos, no se considera una discapacidad de aprendizaje específica (como dislexia o disgrafía). Sin embargo, muchos niños con TDAH, en cualquier lugar del 30 al 50 por ciento, según algunas estimaciones, tienen una discapacidad de aprendizaje comórbida. Las condiciones también pueden mostrar síntomas externos similares, particularmente en niños.

Me siento inquieto todo el tiempo. ¿Tengo TDAH?

artie medvedev/shutterstock

Si bien la inquietud es ciertamente un aspecto del TDAH, la condición es más compleja que la inquietud física. Si, además de la inquietud constante, experimentas fuertes sentimientos de distracción que persisten en múltiples entornos, a menudo te comportas impulsivamente, hablas excesivamente, luchas para cumplir con las tareas o administrar tu tiempo, y / o cometes errores de descuido en proyectos importantes, puedes mostrar síntomas de TDAH. Solicitar una evaluación de un proveedor de atención médica es el primer paso para recibir un diagnóstico e iniciar el tratamiento.

Lecturas esenciales

Artículos Recientes