Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Shutterstock

Masturbación

La masturbación es estimular los propios genitales, a menudo hasta el punto del orgasmo. Masturbarse puede aliviar la tensión sexual y reducir el estrés. También puede inducir placer, mejorar la satisfacción sexual con las parejas íntimas y promover el descanso y la relajación.

Las personas de todas las edades, géneros y orientaciones sexuales se masturban. Incluso se sabe que los niños pequeños se masturban mientras aprenden a explorar sus cuerpos. Es común que las personas se masturben solas o en presencia de una pareja consintiente.

Frecuencia de la Masturbación

Phimsri/Shutterstock

Aunque la masturbación puede entrar en conflicto con algunas enseñanzas religiosas o culturales, el "sexo en solitario" rara vez tiene consecuencias negativas. Masturbarse obviamente no resulta en un embarazo y rara vez aumenta el riesgo de una ETS, generalmente pasa cuando se usan juguetes sexuales u otros objetos. La masturbación frecuente no tiene otros efectos físicos dañinos. Sin embargo, si la frecuencia con la que una persona se masturba interfiere con el trabajo, las relaciones u otros aspectos de la vida cotidiana, pueden beneficiarse de la ayuda de un profesional médico o de salud mental.

¿Es normal la masturbación?

A muchas personas les resulta difícil hablar sobre la masturbación. Hay estigma y vergüenza apegados al concepto; algunas culturas y religiones enseñan a los niños pequeños que está mal tocarse a sí mismos. Sin embargo, masturbarse es una actividad perfectamente saludable y normal en la que muchas personas participan.

 

¿Es segura la masturbación?

La masturbación generalmente se considera como una forma segura de aliviar la tensión sexual sin arriesgarse a una enfermedad o un embarazo no deseado. Le da a la gente la oportunidad de experimentar sexualmente. Pueden conocer sus propios cuerpos y aprender lo que se siente bien para ellos, y lo que prefieren evitar.

 

article continues after advertisement

La masturbación y las relaciones

VGstockstudio/Shutterstock

El acto físico de la masturbación en sí mismo no es dañino. Sin embargo, es menos claro si el uso de pornografía (o muñecas sexuales) puede disminuir la resolución masculina de buscar relaciones con una pareja real. Algunas personas, principalmente hombres jóvenes, admiten que encuentran la pornografía y la masturbación adecuadas para satisfacer sus necesidades sexuales, evitando así las relaciones íntimas. En este caso, como en todos los casos, la correlación no es causalidad, y es posible que los hombres que tienen problemas para encontrar parejas en primer lugar recurran a la masturbación y la pornografía, o que un tercer factor explique mejor tanto el uso de la pornografía como el fracaso para buscar relaciones íntimas en el mundo real.

¿La masturbación causa problemas en una relación?

La masturbación frecuente generalmente no es la fuente de los problemas sexuales de una pareja, sino más bien un síntoma de una mala comunicación sobre las necesidades sexuales. A algunas personas les resulta más fácil complacerse a sí mismas que tener un diálogo honesto con su pareja sobre lo que los enciende, lo que los apaga y la logística de asegurarse de que ambas partes se sientan sexualmente satisfechas.

 

¿La masturbación puede ser buena para una relación?

Cuando se aborda de manera honesta y respetuosa, masturbarse puede ser una parte saludable de la vida sexual de una pareja, produciendo efectos neutrales o positivos. Puede estimular una mayor intimidad con una pareja e incluso ayudar a las parejas que sufren de diferencias en su frecuencia sexual deseada. Tener la masturbación como una opción puede aliviar la presión cuando una pareja no está preparada para la actividad sexual.

 

Lecturas esenciales

Artículos Recientes