Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Shutterstock

Trastornos de la Personalidad

Los trastornos de la personalidad están profundamente arraigados, son formas rígidas de pensamiento y comportamiento que resultan en relaciones deterioradas con los demás y a menudo causan angustia para el individuo que los experimenta. Muchos profesionales de la salud mental reconocen formalmente 10 trastornos que se dividen en tres grupos, aunque se sabe que hay mucha superposición entre las categorías.

Los trastornos del Grupo A se caracterizan por patrones de pensamiento extraños o excéntricos, como el desapego social extremo, desconfianza o creencias inusuales.

  • Trastorno de personalidad paranoide, que implica desconfianza generalizada y sospecha hacia los demás
  • Trastorno esquizoide de la personalidad, que implica desapego y emoción limitada en contextos sociales
  • Trastorno esquizotípico de la personalidad, que presenta dificultad con las relaciones cercanas junto con patrones de pensamiento y comportamiento anormales

Los trastornos del Grupo B presentan estados emocionales estables y comportamiento errático, que pueden implicar agresión o manipulación de otros.

  • Trastorno de personalidad antisocial, que implica desprecio por los demás y, a menudo, impulsividad y agresión
  • Trastorno limítrofe de la personalidad, marcado por la inestabilidad en las relaciones, las emociones y el sentido de uno mismo, y la impulsividad
  • Trastorno histriónico de la personalidad, que implica una expresividad excesiva y búsqueda de atención
  • Trastorno narcisista de la personalidad, que a menudo implica un deseo inusualmente fuerte de admiración, una autoimagen inflada y falta de empatía

Los trastornos del Grupo C involucran patrones ansiosos o temerosos de pensar y relacionarse con los demás.

  • Trastorno de personalidad evitativo, caracterizado por la evitación de la cercanía social y el miedo a lo que otros piensan
  • Trastorno de personalidad dependiente, que implica una tendencia a ser excesivamente dependiente de los demás y miedo de interrumpir las relaciones
  • Trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo, marcado por una fijación rígida en los detalles y estándares personalmente sostenidos

Comprender los trastornos de la personalidad

WhoIsDanny/Shutterstock

Las señales de los trastornos de la personalidad generalmente aparecen al final de la adolescencia o al principio de la edad adulta. Aunque los trastornos dentro de cada grupo tienen síntomas y rasgos similares, una persona puede no tener exactamente los mismos síntomas que otra persona con el mismo diagnóstico, ni exhibir síntomas en el mismo grado. Las personas que presentan síntomas de un trastorno de la personalidad pueden desconocer que lo hacen porque perciben como normales sus propios procesos de pensamiento distorsionados, respuestas emocionales y comportamientos .

¿Qué es un trastorno de personalidad? 

Un trastorno de la personalidad es un conjunto a largo plazo de tendencias en el pensamiento y el comportamiento que afectan el funcionamiento de la persona en el mundo. Si bien los trastornos de personalidad se describen comúnmente en términos de categorías distintas, la investigación sugiere que, en su mayor parte, reflejan varias combinaciones de múltiples rasgos de personalidad subyacentes, incluidos los niveles extremos de rasgos que todas las personas tienen. 

 

¿Cómo puedes saber si alguien tiene un trastorno de personalidad?

Si bien las señales de los trastornos de personalidad, -características como la falta de empatía y remordimiento, o relaciones constantemente caóticas con los demás,- pueden ser evidentes para muchas personas en la vida de alguien, solo un profesional clínico, como un psicólogo clínico o psiquiatra, puede tomar la determinación oficial de que la persona cumple con los criterios para un trastorno de personalidad.

 

article continues after advertisement

Manejo y tratamiento de los trastornos de la personalidad

Jacob Lund/Shutterstock

Los trastornos de la personalidad presentan desafíos de tratamiento únicos. La mayoría de los trastornos de personalidad son egosintónicos, lo que significa que son compatibles con el autoconcepto de una persona. Como tal, inicialmente puede haber poca o ninguna motivación para cambiar. Sin embargo, los profesionales de la salud mental han desarrollado y aplicado diferentes técnicas terapéuticas para ayudar a las personas con estas afecciones a aprender formas más adaptativas de pensar y comportarse, y la investigación sugiere que el cambio positivo es posible para muchos.

¿Se pueden curar los trastornos de la personalidad? 

Si bien las tendencias que componen un trastorno de la personalidad nunca desaparecen por completo, la investigación indica que una persona puede mostrar una disminución de los síntomas con el tiempo. La terapia también puede ser útil para ciertas afecciones. Se han utilizado varios enfoques en el tratamiento del trastorno limítrofe de la personalidad, incluida la terapia de comportamiento dialéctico y la psicoterapia psicodinámica. En algunos casos, se pueden usar fármacos psicotrópicos, como antidepresivos o antipsicóticos como parte del tratamiento de los síntomas del trastorno de la personalidad.

 

¿Qué puedes hacer si crees que alguien tiene un trastorno de personalidad?

Si bien puede ser muy difícil convencer a alguien que puede tener un trastorno de la personalidad para que busque ayuda profesional, la terapia puede ofrecer la ruta más prometedora para la reducción a largo plazo de los pensamientos y comportamientos disfuncionales. Mientras tanto, hay algunas precauciones que podrían ser útiles para tratar con alguien que tiene un trastorno de la personalidad, incluyendo limitar el tiempo juntos y evitar temas que conducen a la fricción o conflicto.

 

Lecturas esenciales

Artículos Recientes