Skip to main content

Verificado por Psychology Today

fizkes/Shutterstock

El síndrome del impostor

Las personas que luchan contra el síndrome del impostor creen que no merecen sus logros y la alta estima que se les tiene en general. Sienten que no son tan competentes o inteligentes como otros podrían pensar, y que pronto, la gente descubrirá la verdad sobre ellos. Aquellos con síndrome del impostor suelen tener grandes logros, pueden ocupar altos cargos o tener numerosos títulos académicos.

Comprendiendo el síndrome del impostor

sirtravelalot/shutterstock

¿Por qué las personas con síndrome del impostor se sienten fraudulentas a pesar de que existen abundantes pruebas de su éxito? En lugar de reconocer sus capacidades y sus esfuerzos, a menudo atribuyen sus logros a causas externas o transitorias, como la suerte, el momento oportuno o el esfuerzo que no pueden gastar regularmente. Ya sea en las áreas de rendimiento académico o éxito profesional, una persona puede luchar con la presión y las expectativas personales.

¿Qué causa el síndrome del impostor?

Los rasgos de personalidad impulsan en gran medida el síndrome del impostor: quienes lo experimentan batallan contra la autoeficacia, el perfeccionismo y el neuroticismo. Los entornos competitivos también pueden sentar las bases. Por ejemplo, muchas personas que desarrollan sentimientos de impostor se enfrentan a una intensa presión sobre el rendimiento académico de sus padres en la infancia.

¿Qué tan común es el síndrome del impostor?

Alrededor del 25 al 30 por ciento de los triunfadores pueden sufrir del síndrome del impostor. Y alrededor del 70 por ciento de los adultos pueden experimentar impostorismo al menos una vez en su vida, sugiere una investigación.

article continues after advertisement

Superar el síndrome del impostor

Kaspars Grinvalds/Shutterstock

Superar el síndrome del impostor implica cambiar la forma de pensar de una persona sobre sus propias habilidades. Los impostores sienten que no pertenecen, por lo que reconocer su experiencia y logros es clave, al igual que recordarse a sí mismos que se ganaron su lugar en su entorno académico o profesional.

Las personas deben concentrarse en medir sus propios logros, en lugar de compararse con los demás. Al igual que los perfeccionistas, las personas con síndrome del impostor a menudo se presionan mucho para completar cada tarea sin problemas; temen que cualquier error les revele a los demás que no son lo suficientemente buenos o inteligentes para el trabajo.

Perpetúan esta presión excesiva porque creen que sin la disciplina no tendrán éxito y, en lugar de recompensarse, solo se preocupan por la próxima tarea que tienen por delante. Este ciclo puede ser difícil de romper, pero parte de hacerlo implica recordar que nadie es perfecto y que una persona solo puede hacer su mejor esfuerzo personal.

¿Por qué es importante luchar contra el síndrome del impostor?

El síndrome del impostor puede sofocar el potencial de crecimiento y significado, al evitar que las personas busquen nuevas oportunidades de crecimiento en el trabajo, en las relaciones o en torno a sus pasatiempos. Enfrentar el síndrome del impostor puede ayudar a las personas a seguir creciendo y prosperando.

¿Cómo se supera el síndrome del impostor?

Reflexionar sobre tus logros concretos, compartir tus sentimientos con un ser querido (preferiblemente fuera del entorno que genera el síndrome del impostor), esperar cometer errores al comienzo de una nueva experiencia y buscar un mentor que haya trazado un camino similar son algunos de los pasos concretos que pueden ayudar a combatir el síndrome del impostor.

Artículos Recientes