Skip to main content

Verificado por Psychology Today

¿Qué es la memoria?

La memoria es la facultad por la cual el cerebro codifica, almacena y recupera información. Es un registro de la experiencia para guiar la acción futura.

Los humanos procesan los estímulos primero con su memoria sensorial; esa información generalmente permanece en el cerebro por menos de un segundo, lo que puede explicar por qué la mayoría de las personas informan que cuando se les muestra un objeto rápidamente, sienten que detectaron más detalles de los que pueden recordar más adelante. A continuación, la información se transfiere a la memoria a corto plazo o la memoria de trabajo, lo que permite a alguien reflexionar sobre las cosas y retener la información clave en su mente. Finalmente, las personas almacenan eventos y patrones pasados en su memoria a largo plazo, también conocida como memoria episódica o semántica.

Comprender la memoria

Altare Shutterstock

Hay muchos tipos diferentes de memoria. Existe el tipo de memoria que puedes evocar sin ningún esfuerzo; y está la categoría en la que debes sudar para imprimir hechos y conocimientos. Aquí hay una descripción general, de varios tipos de memoria a largo plazo, donde puedes recordar eventos para siempre, tales como a corto plazo, de procedimiento, sensorial, entre otras.

¿Qué es la memoria a largo plazo? 

Así es como almacenas recuerdos de por vida, tu primer beso, el día de tu boda y el nacimiento de tu bebé. Cuanto más peso pongas en el evento, es más probable que se codifique en tus almacenes de memoria. Los dos tipos de memoria almacenadas a largo plazo son implícita y explícita.

 

¿Qué es la memoria implícita? 

Este tipo de memoria es libre de problemas y no intencional. ¿Cómo, después de escuchar una melodía una vez, recuerdas esa melodía sin ningún esfuerzo de tu parte? La memoria implícita es de naturaleza inconsciente e involuntaria.

 

article continues after advertisement

Cómo funciona la memoria 

Teksomolika iStock

La memoria es maleable y muchos investigadores creen que se puede mejorar. Pero también tiende a disminuir naturalmente a medida que las personas envejecen y puede ser corrompida por la demencia, así como por lesión cerebral, trauma o estrés repetido. Incluso sin deterioro, la memoria humana es notoriamente poco confiable. Diferentes áreas del cerebro afectan la memoria, incluido el hipocampo, la amígdala y la corteza prefrontal.

¿Cuál es el papel del hipocampo en la memoria? 

El hipocampo, ubicado en el lóbulo temporal y parte del sistema límbico, está relacionado con el reconocimiento normal y le da sentido a los recuerdos y los conecta con otros recuerdos. El hipocampo también está involucrado con la memoria espacial, lo que ayuda al cerebro a mapear el mundo circundante y ubicarse alrededor de un lugar conocido, por ejemplo.

 

¿Cuál es el papel de la corteza prefrontal?

Ubicada en el lóbulo frontal, la corteza prefrontal es importante en la toma de decisiones, el habla, el lenguaje, la función ejecutiva, entre otros comportamientos. Aquí también es donde reside la memoria a corto plazo y de trabajo.

 

Cómo mejorar la memoria

Monkey Business Images/Shutterstock

La memoria disminuye naturalmente con la edad, pero algunas personas pueden mantenerse mentalmente agudas. ¿Cómo lo hacen? La genética juega un papel, pero las opciones de estilo de vida, como el ejercicio regular, comer una dieta saludable, dormir lo suficiente, no fumar y cuidar la presión arterial y los niveles de colesterol, pueden tener un gran impacto. También es crucial mantener el cerebro activo y desafiado con nuevas actividades, como aprender un idioma, rompecabezas, pasatiempos, voluntariado y otras actividades.

¿Cómo puedo agudizar mi memoria? 

Puedes aumentar la memoria con técnicas probadas como repetir lo que escuchas en voz alta, escribir información, crear asociaciones y dividir nueva información en fragmentos que se pueden aprender. Además, las opciones de vida simples y saludables también ayudan a reducir la pérdida de memoria y mejorar la cognición en sus últimos años.

 

¿Qué alimentos mejoran la memoria? 

Hay alimentos que pueden mejorar la función cognitiva. El pescado graso, por ejemplo, contiene ácido docosahexaenoico, un ácido graso omega-3, que reduce la inflamación y mejora el cerebro. Otros alimentos que protegen contra la pérdida de memoria son los arándanos, la cúrcuma, las verduras crucíferas como el brócoli, las nueces y las semillas.

 

Lecturas esenciales

Artículos Recientes