Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Matrimonio

El matrimonio es el proceso mediante el cual dos personas hacen que su relación sea pública, oficial y permanente. Es la unión de dos personas en un lazo que dura de manera putativa hasta la muerte, pero que en la práctica suele cortarse por una separación o divorcio.

Cómo hacer que un matrimonio funcione

El matrimonio le brinda grandes alegrías a muchos, pero también viene con retos, con frecuencia, muy profundos. La manera en la que una pareja los maneja suele determinar si su relación colapsa o se mantiene firme. Preservar una conexión a largo plazo podría requerir que uno o ambos desechen creencias mal informadas y hábitos disfuncionales que mantienen, mientras que tienen en mente que intentar cambiar a una esposa tiende a fracasar a menos de que el individuo también quiera cambiar.

¿Cómo cambia el matrimonio a las personas?

El matrimonio hace más que cambiar la situación de vivienda de una persona y sus rutinas diarias; casarse parece cambiar la personalidad de las personas también, especialmente en las etapas tempranas del matrimonio. Por ejemplo, los hombres tienden a volverse más conscientes e introvertidos que cuando estaban solteros, y las mujeres se vuelven más emocionalmente estables. Pero ambos tienden a volverse menos amables.

¿Cuáles son las señales más fuertes de que un matrimonio tendrá éxito?

Los investigadores en relaciones John Gottman y Julie Schwartz Gottman mantienen que las parejas revelan el estado de su lazo en la manera en la que hablan el uno del otro. Específicamente, se refieren a cada uno de manera afectuosa, usan la expresión "nosotros" más que "yo" cuando hablan de su relación, hablan mucho y con detalles sobre su pasado juntos, expresan orgullo por haber superado los retos en lugar de engancharse con sus problemas.

article continues after advertisement

Sexo en el matrimonio

Un aspecto esencial del matrimonio es el compromiso de tener relaciones sexuales solamente con una pareja por el resto de la vida. El sexo tiende a ser un aspecto altamente positivo en los días iniciales de una pareja, pero como cualquier otro aspecto de una relación, inevitablemente empiezan a surgir problemas. Los problemas físicos y emocionales pueden cambiar cómo se siente una o ambas personas respecto a la frecuencia o el estilo de la intimidad física en una relación, o alimentar inseguridades que se manifiestan como enojo o evitación. Los expertos están de acuerdo con que aprender cómo atender las preocupaciones sexuales juntos con honestidad y apertura es la clave para mantener intimidad a largo plazo, pero usualmente es más fácil decirlo que hacerlo.

¿Cuál es el riesgo más grande para el sexo satisfactorio en un matrimonio?

Las parejas que tienen discusiones abiertas sobre sus preocupaciones sexuales son las más satisfechas con sus relaciones, pero muchas parejas soportan sexo no satisfactorio por años solo para evitar ese tipo de conversaciones. Los individuos tal vez tengan preocupaciones sexuales que podrían amenazar a la relación, herir los sentimientos de un integrante de la pareja o lastimar su propia imagen de sí mismos. Pero, encontrar el valor de hablar abiertamente acerca del sexo no hace más que fortalecer un lazo. 

¿Qué pasa si una persona quiere tener sexo más seguido?

Alrededor de un 80 por ciento de las parejas experimentan discrepancias en su deseo sexual en algún punto. Las parejas con una alta fortaleza comunal, o con mucha motivación para satisfacer las necesidades sexuales de la otra persona, tienden a navegar por estos retos de maneras más exitosas. Están menos enfocados en lo negativo del sexo y más en los beneficios que representa hacer sentir a su pareja amada y deseada y los beneficios para ellos mismos de estar en relaciones felices. Si hay diferencias más persistentes en el deseo, lo mejor es atenderlas con un terapeuta.

Cómo encontramos pareja

La elección de una pareja está entre las decisiones más importantes que toman las personas, pero es una elección que no trae ninguna garantía de felicidad a largo plazo. La ciencia de las relaciones ofrece algunos puntos sobre cómo se encuentran y atienden las parejas exitosas, pero si un matrimonio durará o no finalmente depende de características específicas de los individuos que deciden unirse.

¿Qué necesitan saber las parejas la una de la otra antes de decidir casarse?

El amor y la química sexual no siempre son suficientes para sustentar un matrimonio. Los expertos urgen a las parejas que aprendan tanto como les sea posible sobre los valores y prioridades del otro antes de comprometerse, cosas como la manera en que lidian con las tareas del hogar, el dinero o el trabajo, cuáles son sus detonantes y traumas pasados y si tienen nociones tradicionales sobre los roles de género en el matrimonio. 

 

¿Puede haber matrimonios exitosos con grandes diferencias de edad?

En las encuestas, los hombres y mujeres heterosexuales expresan preferencias hacia relaciones en las que el hombre es de dos a tres años mayor que la mujer, pero, contrario a los estereotipos, muchas parejas con diferencias de edad más significativas tienen éxito. Los individuos dentro de la relación pueden percibir la diferencia del otro de maneras distintas a los externos, y algunas personas pueden elegir a parejas basándose en otros factores además de la edad.

 

Monogamia vs. poligamia

Everett Historical/Shutterstock

La mayoría de los matrimonios son monógamos, basados en un compromiso romántico con solo una pareja. La poligamia es la práctica de estar casado con más de una persona al mismo tiempo; los hombres con múltiples esposas llevan a cabo la poliginia, y las mujeres con muchos esposos participan en poliandria. En las relaciones polígamas, el esposo o esposa primario o primero tiende a tener más poder que las demás parejas más jóvenes. En algunas uniones polígamas, todas las parejas viven bajo un mismo techo, mientras que en otras se mantienen hogares separados.

¿Cómo nos volvimos monógamos?

Las culturas humanas en general no abrazaron la monogamia sino hasta el surgimiento de las religiones monoteístas y la aparición de comunidades urbanas. Antes de eso, la humanidad era mayoritariamente polígama. Los biólogos evolutivos creen que el que los hombres sean más grandes que las mujeres, que vivan menos que las mujeres y estén más interesados en aparearse con múltiples parejas son vestigios de milenios de poligamia.

 

¿Qué tan común es la poligamia?

La poligamia sigue siendo una práctica tolerada y aceptada en algunas partes del mundo, principalmente en Asia, Medio Oriente y África. Es ilegal en Estados Unidos y Europa, en parte debido a preocupaciones sobre coerción y matrimonios infantiles, a pesar de que a veces se representa en la cultura popular y en series de televisión. Pero el poliamor o la no monogamia consensuada es mucho más común en esas regiones que en cualquier otro lugar. 

 

Lecturas esenciales

Artículos Recientes