Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Shutterstock

Ley y delincuencia

La psicología del crimen

La cuestión de por qué las personas optan por cometer delitos —a menudo atrayendo graves consecuencias— es la base de la psicología criminal, una rama de estudio que se centra en las intenciones y comportamientos de aquellos que planifican y llevan a cabo actos delictivos.

La psicología criminal hace más que observar a psique de un criminal. También desempeña un papel en la forma en que se aplica la ley. En la sala del tribunal, los profesionales del derecho requieren una comprensión de las motivaciones y acciones de los acusados para dictar un juicio justo. A menudo se le llama a psicólogos forenses, así como otros profesionales de la salud mental para ayudar a evaluar clínicamente los estados mentales de las personas que infringen la ley.

La psicología también juega un papel en el trabajo policial. Los perfiladores criminales, que tienen como objetivo determinar los sospechosos probables a través de una mezcla de análisis de la escena del crimen, psicología de investigación y otras ciencias del comportamiento, a menudo son psicólogos forenses o antropólogos criminales. Los organismos encargados de hacer cumplir la ley a menudo confían en estos expertos para entrar en la cabeza de un posible culpable identificando el probable tipo de personalidad, hábitos de estilo de vida y peculiaridades del perpetrador.

¿Qué es la psicología forense?

Shutterstock

Un subconjunto específico de la psicología, conocido como psicología forense, se define ampliamente como psicología dentro del sistema legal.

Algunos psicólogos forenses pueden participar en la determinación de perfiles criminales, mientras que otros tratan de evaluar la posibilidad de que un conocido o presunto delincuente cometa delitos adicionales en el camino. Muchos también están llamados a tratar de determinar si un presunto delincuente sufre o no de un trastorno psicológico; después de una condena, también pueden participar en la evaluación y rehabilitación de los delincuentes, determinando qué tipo de tratamiento puede ser recomendado.

Además, muchos psicólogos en este campo también ayudan a los casos de investigación o actúan como asesores y consultores para la aplicación de la ley a lo largo de una investigación. Debido a que el sistema legal es vasto y la motivación criminal es compleja, es probable que se encuentren psicólogos forenses en casi todos los pasos del proceso, desde el delito en sí hasta un delincuente que recibe tratamiento mientras está encarcelado.

article continues after advertisement

Lecturas esenciales

Artículos Recientes