Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Bayurov Alexander/Shutterstock

ISRS

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son una clase de medicamentos antidepresivos recetados para el tratamiento de una variedad de trastornos psiquiátricos. Se utilizan con mayor frecuencia para la depresión, pero también pueden ayudar a controlar los síntomas de la ansiedad y los trastornos relacionados con ella.

¿Qué son los ISRS?

antoniodiaz/Shutterstock

Se cree que los ISRS funcionan aumentando la cantidad del neurotransmisor serotonina en el cerebro, aunque se desconoce su mecanismo de acción exacto. Se cree que la serotonina es baja en personas con depresión mayor y trastornos de ansiedad. Tener más serotonina disponible en la sinapsis nerviosa facilita la transmisión de los mensajes entre las células que contribuyen al estado de ánimo, el apetito, los biorritmos regulares y el bienestar general de una persona.

El primer ISRS importante que se presentó al público en general fue la fluoxetina (más comúnmente conocida como Prozac) a fines de los años 80. El Prozac sigue siendo uno de los ISRS más populares en la actualidad. Los inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN o SSNRI) aumentan los niveles de serotonina y norepinefrina al retrasar la recaptación de ambos neurotransmisores.

¿Qué condiciones tratan los ISRS?

Aunque los ISRS se utilizan principalmente para tratar la depresión, pueden ser útiles para reducir la ansiedad y las afecciones relacionadas. En algunos casos, también se han utilizado para tratar trastornos relacionados con los impulsos como la anorexia o la tricotilomanía (el trastorno de arrancarse el cabello), aunque la evidencia de su eficacia para estos trastornos es mixta y no son un tratamiento de primera línea en muchos casos. También se utilizan para tratar los trastornos alimenticios.

¿Cuáles son los tipos más comunes de ISRS?

Algunos ejemplos de antidepresivos ISRS populares incluyen sertralina (Zoloft), fluoxetina (Prozac, Sarafem), citalopram (Celexa), paroxetina (Paxil, Brisdelle, Pexeva), escitalopram (Lexapro), fluvoxamina (Luvox) y vilazodona.

article continues after advertisement

¿Qué tan efectivos son los ISRS?

PDPics/Shutterstock

La depresión es una enfermedad muy difícil de tratar. La terapia de conversación, aunque es innegablemente útil, a menudo no es suficiente para erradicar por completo los síntomas o evitar una recaída. Un gran metanálisis publicado en The Lancet en 2018 encontró que, en general, todos los ISRS y los IRSN eran más efectivos que un placebo en el tratamiento de adultos con depresión mayor. Sin embargo, muchos ISRS conocidos son ineficaces para hasta el 30 por ciento de las personas que los prueban.

Los pacientes a los que se les receta un ISRS que no parece controlar bien sus síntomas a menudo se sienten desanimados o no están dispuestos a probar otra opción, lo que complica aún más sus perspectivas de tratamiento. Es importante recordar que cualquier régimen de antidepresivos tarda semanas o meses en comenzar a actuar sobre los síntomas. Y aunque algunas formas de depresión parecen resistir el tratamiento con antidepresivos, en muchos casos, puede ser necesario probar dos, tres o cuatro medicamentos antes de encontrar uno que funcione. Existe evidencia de que en un futuro cercano, los psiquiatras podrán usar biomarcadores específicos para emparejar de manera más efectiva a los pacientes con ISRS específicos y otros psicotrópicos, reduciendo así el ensayo y error que ahora caracteriza el proceso.

¿Cuánto tardan los ISRS en hacer efecto?

Después de aproximadamente cuatro a seis semanas de tratamiento, los pacientes que responden a los ISRS probablemente notarán que tienen más energía, están menos ansiosos y se sienten menos desesperados por el futuro. Si un paciente no ha mostrado tal mejora después de seis semanas, es probable que su médico le recomiende probar con otro antidepresivo.

Riesgos y efectos secundarios de los ISRS

Natallia Boroda/Shutterstock

Aunque esta clase de medicamentos se desarrolló con la esperanza de eliminar algunos de los efectos secundarios desagradables (y peligrosos) de sus predecesores, persisten ciertos efectos secundarios. Algunos son muy graves, como un mayor riesgo de ideación suicida o paro cardíaco, mientras que otros, como la boca seca o la disfunción sexual, pueden ser problemáticos, pero no ponen en peligro la vida. Sin embargo, debido a sus efectos secundarios, así como a sus resultados inconsistentes en el tratamiento de la depresión, continúan generando controversia. Como la mayoría de los antidepresivos, los ISRS parecen ser más efectivos cuando se usan en combinación con terapia cognitivo-conductual u otras formas de terapia.

¿Los ISRS causan disfunción sexual?

Aproximadamente el 70 por ciento de las personas que toman ISRS experimentarán alguna forma de disfunción sexual, incluida la pérdida del orgasmo. Incluso cuando los ISRS aumentan los niveles de serotonina, tienen un efecto amortiguador sobre la dopamina, que es responsable de la euforia del enamoramiento. Los pacientes deben ser conscientes del potencial de algunos ISRS para causar estragos a largo plazo en sus vidas amorosas.

Artículos Recientes