Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Orientación Sexual

La orientación sexual describe patrones de atracción emocional, romántica y sexual, y el sentido de identidad propia con base en esas atracciones. La orientación sexual es distinta de la identidad de género, el sentido interno de pertenecer al género masculino, femenino o no binario.

Comprender la orientación sexual

La heterosexualidad (atracción hacia personas del sexo opuesto), la homosexualidad (atracción hacia alguien del mismo sexo), y la bisexualidad (atracción hacia personas de ambos sexos) son las tres categorías más comúnmente mencionadas de orientación sexual, aunque de ninguna manera son las únicas existentes en el mundo de la identificación sexual.

Por ejemplo, algunos utilizan la designación queer debido a que no especifica ninguna orientación sexual ni identidad de género y actúa como término general para individuos que no son heterosexuales o cisgénero. Pansexual y omnisexual son términos que están obteniendo popularidad conforme se cuestiona la división binaria de los géneros en algunas subculturas.

¿Qué es la orientación sexual?

La orientación sexual describe patrones de atracción sexual, romántica y emocional y el sentido de identidad propia con base en esas atracciones. Algunos científicos clasifican la orientación sexual como sentir atracción hacia los hombres o la masculinidad (androfílicos), mujeres o la feminidad (ginefílicos), bisexualidad, asexualidad o algo más. 

¿Cuál es la diferencia entre orientación sexual e identidad de género?

La orientación sexual se refiere a hacia quién se sienten atraídos los individuos, mientras que la identidad de género se refiere al concepto propio de ser masculino, femenino o no binario. Desarrollar un vocabulario común puede ayudar a impulsar discusiones inclusivas y productivas acerca del sexo y género. 

article continues after advertisement

El proceso de salir del armario

Revelar la sexualidad propia, a padres, amigos, empleadores o parejas, es una experiencia única para cada individuo. Pueden surgir muchas emociones y preguntas durante este proceso, en el que uno logra entender su propia sexualidad, compartir esa información con seres queridos y forjar nuevas relaciones. Salir del armario es un proceso continuo, y la persona debe sentirse en control de sus elecciones y conversaciones a cada paso del camino.

¿Cómo proceso mi propia sexualidad o me enfrento a una homofobia interiorizada?

La sociedad se ha vuelto mucho más abierta a la comunidad queer, pero algunos individuos todavía llegan a experimentar homofobia interiorizada, lo que significa interiorizar las actitudes, estereotipos y prejuicios de la sociedad. Las investigaciones muestran que cultivar la autocompasión, relacionarse con uno mismo con compresión y amabilidad, es clave para lograr la autoaceptación, junto con buscar apoyo de la sociedad. 

¿Cómo salgo del armario con mis amigos y familiares?

Cuando un individuo logra entender y aceptar su identidad, pueden decidir revelar la información a las personas en sus vidas. Cada revelación única, en cada punto de tiempo, ocurre después de un proceso de consciencia, evaluación y decisión. En lugar de un evento de una sola vez, podría ser útil considerar salir del armario como un proceso continuo. 

Orientación sexual y salud mental

Ser diferente puede ser una fuente inherente de estrés, algo que las minorías sexuales pueden experimentar muy agudamente. Las investigaciones muestran que los individuos LGBTQ sufren de ansiedad, depresión, abuso de sustancias y tendencias suicidas en índices más altos que sus pares heterosexuales. Estos retos a la salud mental revelan qué tan crítico es que los individuos, médicos y la sociedad en general evalúen como atender los retos y necesidades de la comunidad queer.

¿Los jóvenes LGBTQ tienen un mayor riesgo de suicidio?

Los jóvenes pertenecientes a minorías sexuales intentan suicidarse cinco veces más seguido que sus pares heterosexuales y sus intentos suelen requerir tratamiento médico con más frecuencia. Instancias de abuso y acoso pueden contribuir a los intentos de suicidio. Sin embargo, el apoyo de amigos y familiares puede proteger la salud mental de las minorías sexuales. 

¿Por qué la comunidad LGBTQ se enfrenta a retos únicos de salud mental?

Las minorías sexuales podrían estar expuestas a más factores de riesgo para el suicidio que sus pares heterosexuales. Los factores de riesgo incluyen maltrato de la infancia, enfermedades mentales, sentimientos crónicos de desesperanza, y un sentido percibido de ser una carga o de no pertenecer. Los factores de riesgo específicos a los jóvenes queer incluyen no conformidad de género, bajo apoyo familiar y victimización. La combinación de todos estos factores puede hacer que la juventud perteneciente a las minorías sexuales sea más vulnerable. 

Lecturas esenciales

Artículos Recientes