Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Olena Yakobchuk/Shutterstock

Gaslighting

El gaslighting es una forma insidiosa de manipulación y control psicológico. Las víctimas de gaslighting son alimentadas deliberada y sistemáticamente con información falsa que les lleva a cuestionar lo que saben que es verdad, a menudo sobre sí mismas. Pueden terminar dudando de su memoria, su percepción e incluso de su cordura. Con el tiempo, las manipulaciones de un gaslighter pueden volverse más complejas y potentes, lo que hace que sea cada vez más difícil para la víctima ver la verdad.

Cómo funciona el gaslighting

fizkes/Shutterstock

El término gaslighting proviene de una obra de teatro de 1938, Gas Light, y su adaptación cinematográfica. El gaslighting puede ocurrir en relaciones personales o profesionales, y las víctimas son atacadas en el núcleo de su ser: su sentido de identidad y autoestima. Las personas manipuladoras que ejecutan el gaslighting lo hacen para obtener poder sobre sus víctimas, ya sea porque simplemente derivan disfrute por hacerlo o porque desean controlar emocionalmente, física o financieramente a su víctima.

¿Cómo comienza el gaslighting?

Una relación con un gaslighter puede parecer comenzar bastante bien. Pueden alabar a la víctima en una primera cita e inmediatamente confiar en ellos. Tal apertura, antes de que se haya establecido cualquier intimidad, establece confianza rápidamente; es parte de una táctica conocida como bombardeo de amor. Cuanto más rápido se enamore una víctima, más rápidamente puede comenzar la siguiente fase de manipulación.

¿Cuáles son las tácticas de un gaslighter?

Un gaslighter inicialmente mentirá sobre cosas simples, pero el volumen de información errónea pronto crece, y el gaslighter puede acusar a la víctima de mentir si cuestiona la narración. Por lo general, despliegan un refuerzo positivo ocasional para confundir a la víctima, pero al mismo tiempo, pueden intentar convertir a otros en contra de la víctima, incluso a sus propios amigos y familiares, diciéndoles que la víctima está mintiendo o delirante.

article continues after advertisement

Cómo reconocer a un gaslighter

Olena Yakobchuk/Shutterstock

El gaslighting puede ser más eficaz y exitoso de lo que mucha gente imagina. Casi cualquier persona puede ser susceptible a las tácticas de gaslighting, que se han desplegado a lo largo de la historia, y continúan siendo utilizadas hoy en día, por abusadores domésticos, dictadores, narcisistas y líderes de culto. Los gaslighters más efectivos son a menudo los más difíciles de detectar; pueden ser mejor reconocidos por las acciones de sus víctimas y el estado mental.

¿Quién se convierte en un gaslighter?

Los que emplean esta táctica a menudo tienen algún trastorno de la personalidad, trastorno narcisista y psicopatía principalmente. Los manipuladores tienen una tendencia a presentar una cara a su presa y otra al resto del mundo, lo que lleva a las víctimas a suponer que si piden ayuda o hablan, nadie creerá que han sido manipulados y abusados emocionalmente. Los gaslighters suelen repetir las tácticas a través de varias relaciones. 

 

 

¿Cuál es la diferencia entre gaslighting y manipulación?

La manipulación es una parte clave del gaslighting, pero la manipulación es una táctica bastante común, y casi cualquier persona es capaz de emplearla mientras que el gaslighting y los gaslighters son más raros. Los niños intentan manipular a los padres a una edad temprana, y los vendedores tienen como objetivo manipular a los consumidores, pero el gaslighting implica un patrón de comportamientos abusivos con la intención no solo de influir en alguien, sino de controlarlo.

Dejando a un gaslighter

wavebreakmedia/Shuterstock

Un objetivo principal de los gaslighters es mantener a la víctima enganchada. Si una víctima no está de acuerdo con o pregunta a su abusador, él o ella puede tratar de hacer parecer como si ellos mismos fueran víctimas de sus objetivos. Alternativamente, pueden intentar atraer a una pareja con refuerzo positivo. Muchas personas eventualmente encuentran una manera de escapar de la influencia del gaslighter, dejando que el manipulador busque un nuevo objetivo; a menudo, ya tienen otra víctima en mente.

¿Qué es el “hoovering” o la técnica de la aspiradora?

Cuando alguien intenta dejar a un gaslighter, pueden emplear la táctica de "hoovering," que toma su nombre de una marca de aspiradoras. Ellos le dirán a la víctima cuánto la aman y elogian todas sus cualidades positivas. También pueden explicar cómo van a cambiar las cosas entre ellos. Pero poco después de que las víctimas aceptan quedarse, las cosas tienden a volver a la forma en que eran.

¿Cómo cambia el gaslighting a una víctima?

El gaslighting puede ser psicológicamente devastador. Viola la confianza, altera la opinión de una persona de que las personas son generalmente buenas y puede hacerlas sospechar de todos los que están cerca de ellos. Caer víctima de un gaslighter también erosiona la confianza de una persona en sí misma y le hace olvidar lo que una vez valoraba de sí misma; después de todo, es fácil culparse por haber sido demasiado confiado, vulnerable o dependiente. La experiencia puede hacer que una víctima nunca quiera ser parte de una relación de nuevo.

Lecturas esenciales

Artículos Recientes