Skip to main content

Verificado por Psychology Today

rarrarorro/ Shutterstock

Fumar

¿Por qué la gente fuma?

Revisado por el personal de Psychology Today

El consumo de cigarrillos es altamente adictivo, y es responsable de más de 480,000 muertes en los Estados Unidos cada año, incluidas 41,000 por inhalar el humo de otros, según los Centros de control de Enfermedades en Estados Unidos. Eso hace que el tabaco sea la mayor causa prevenible de muerte y enfermedad en los Estados Unidos y en todo el mundo, alrededor de 7 millones de muertes cada año se deben al consumo de tabaco.

Fumar está asociado con padecer cáncer, enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, enfermedad de las encías, asma y otras afecciones pulmonares crónicas, y diabetes tipo 2. Alrededor del 14 por ciento de los adultos estadounidenses fumaban cigarrillos en 2017, según los Centros para el Control de Enfermedades en Estados Unidos y recientemente se estimó que casi 7 de cada 10 querían dejar de fumar.

Las personas con depresión, ansiedad y otras formas de enfermedad mental tienen muchas más probabilidades de fumar que la población general. Mientras que fumar puede ser utilizado, en parte, como un comportamiento de afrontamiento, no es un tratamiento válido para cualquier condición de salud mental.

Las causas y consecuencias del tabaquismo

MeskPhotography/Shutterstock

Una adicción a la nicotina, también conocida como dependencia de la nicotina o dependencia del tabaco, a menudo comienza en la adolescencia. La mayoría de las personas que fuman tienen amigos o familiares que también fuman. Cuanto más joven es una persona cuando comienza a fumar, mayor es el riesgo de volverse adicta a la nicotina, una droga que se encuentra en el tabaco.

A corto plazo, la nicotina puede distraer la atención de los sentimientos desagradables. Sin embargo, una vez que los fumadores se vuelven dependientes de la nicotina, experimentan síntomas de abstinencia física y mental que duran días o semanas, por lo que es muy difícil dejar de fumar. Muchas personas que son adictas a la nicotina continúan fumando aunque saben que es malo para su salud.

¿Por qué los adultos jóvenes comienzan a fumar?

Aunque ya dejamos por décadas la promoción de los cigarrillos como un potenciador de la personalidad o una ayuda para perder peso, algunos jóvenes todavía están empezando a fumar cigarrillos. La investigación sugiere que los estudiantes universitarios que fuman son más propensos a creer que el comportamiento proporciona beneficios emocionales y una imagen corporal mejorada que la de los no fumadores, tal vez impulsado por representaciones de los medios de comunicación de las mujeres jóvenes y atractivas que fuman. También tienden a subestimar los daños de fumar. Ambas razones pueden ayudar a alimentar la decisión de comenzar a fumar o evitar que intenten dejar de fumar.

 

¿Cómo contribuye la vida social de alguien al tabaquismo?

La nicotina es tan adictiva debido a sus efectos químicos en el cerebro, pero también puede ser difícil renunciar desde una perspectiva social. La investigación sugiere que alrededor de un tercio de todos los cigarrillos se fuman en situaciones sociales, y muchos fumadores son más propensos a fumar cuando ven a otros fumar; informan que socializar es una razón clave para fumar.

Quizás lo más interesante es que la nicotina también puede ayudar a mejorar las habilidades sociales de alguien. En un estudio reciente, los participantes se describieron a sí mismos como más amigables, más extrovertidos y menos ansiosos socialmente después de ingerir nicotina, y el uso de la nicotina mejoró la conciencia de las señales sociales y faciales en comparación con los participantes que se habían abstenido de la nicotina durante el último día o más. La función social de fumar puede ayudar a explicar por qué es tan adictivo y por qué es tan difícil dejar de fumar.

 

 

este artículo continúa abajo

Cómo dejar de fumar

vientocuatroestudio/Shutterstock

Dejar de fumar a cualquier edad puede mejorar la salud de una persona, y cuanto antes dejes de fumar, mejor. Una variedad de métodos puede ayudar a una persona a romper el hábito, desde sustitutos del cigarrillo hasta terapia de apoyo.

Los chicles, las pastillas o los parches de nicotina se encuentran entre los productos de reemplazo de nicotina aprobados por la FDA que se pueden usar para controlar los síntomas de abstinencia después de dejar de fumar. La combinación de estos métodos con tratamientos conductuales, que ayudan a las personas a prepararse para dejar de fumar y a enfrentar eficazmente los antojos y la abstinencia, puede hacer que el cese a largo plazo sea aún más probable. Estos pueden incluir la consulta de materiales de autoayuda, una breve terapia con un profesional de la salud, sesiones de grupo con otras personas que están dejando de fumar, o formas de psicoterapia como la terapia cognitiva conductual.

Algunos medicamentos, incluyendo bupropión y vareniclina, se pueden prescribir para ayudar a aumentar las posibilidades de abstinencia continua, aunque se debe tener en cuenta el riesgo de efectos secundarios como ansiedad y depresión.

Quiero dejar de fumar. ¿Por dónde empiezo?

Desarrollar un plan con tratamiento y apoyo será lo más importante, y puedes hacerlo consultando con un médico, terapeuta o recursos para dejar de fumar como aplicaciones o líneas de ayuda. Por tu cuenta, haz que dejar de fumar sea tu prioridad. Establece una fecha para dejarlo. Tira todos los cigarrillos y artículos relacionados y evita pasar tiempo con otros fumadores. Cambia tu rutina para minimizar los desencadenantes del tabaquismo. Por ejemplo, crea una nueva rutina matutina de beber té cuando te despiertes. Recuérdate a ti mismo todas las razones por las que estás dejando de fumar, y celebra momentos de victoria en el camino.

 

¿La atención plena puede ayudarme a dejar de fumar?

La atención plena puede ser un enfoque eficaz para dejar de fumar. La atención plena implica aprender a prestar cuidadosa atención a los pensamientos y comportamientos en lugar de tratar de suprimirlos. En un contexto para dejar de fumar, la atención plena puede ayudar a las personas a interrumpir el ciclo de antojo de nicotina y fumar como resultado. Los fumadores se vuelven más conscientes de por qué fuman, qué comportamientos pueden sustituir a los cigarrillos, y lo desagradable que pueden encontrar el sabor o el olor cuando prestan atención. Además de la atención plena, algunas personas han encontrado éxito con remedios naturales como la acupuntura e incluso la hipnosis.

 

Lo que debes saber sobre el Vaping

Gilmanshin/ Shutterstock

Algunos fumadores usan cigarrillos electrónicos o "vapes" como sustituto de los cigarrillos regulares y otros productos de tabaco ahumado. Los cigarrillos electrónicos todavía contienen nicotina, que puede obstaculizar el crecimiento de un cerebro adolescente en desarrollo. El aerosol de los cigarrillos electrónicos contiene menos productos químicos que los 7,000 que se encuentran en el humo regular del cigarrillo, pero es potencialmente dañino.

Los dispositivos de vapeo contienen productos químicos como el diacetilo, un saborizante vinculado a la enfermedad pulmonar, compuestos orgánicos nocivos, partículas finas que se pueden inhalar y metales como el níquel, el estaño y el plomo. Vienen en una variedad de formas y tamaños, pero todos incluyen una batería, un lugar para contener el líquido que se está vapeando y algún tipo de componente de calefacción. Aunque normalmente se usan con nicotina, también pueden administrar marihuana u otras drogas.

Los dispositivos de vapeo se consideran inseguros para adolescentes y mujeres embarazadas.

¿Vapear puede ayudarme a dejar de fumar?

Los cigarrillos electrónicos no están aprobados por la FDA como una ayuda para dejar de fumar, a diferencia de los tratamientos como la terapia de reemplazo de nicotina o los medicamentos Chantix o Zyban. Sin embargo, la investigación sugiere que el vapeo puede ser más efectivo que la terapia de reemplazo de nicotina; un ensayo controlado aleatorio encontró que un año después del tratamiento, casi el doble de personas que recibieron cigarrillos electrónicos y apoyo conductual estaban libres de humo, en comparación con las personas que recibieron terapia de reemplazo de nicotina y apoyo conductual. Sin embargo, posteriormente las personas continuaron usando cigarrillos electrónicos durante mucho más tiempo de lo que usaron la terapia de reemplazo de nicotina.

 

¿El vapeo conduce a una enfermedad pulmonar?

El vaping se ha relacionado con una enfermedad respiratoria que los científicos llamaron EVALI o E-cigarette o Producto de vapeo con uso asociado a daño al pulmón. Las instancias de la enfermedad comenzaron a surgir en 2019; alrededor de 2,800 personas han sido hospitalizadas y alrededor de 70 han fallecido, según los Centros de control de enfermedades. Los científicos creen que EVALI probablemente sea causado por personas que vapean THC (el compuesto en la marihuana que produce la sensación de estar drogado) en productos de mala calidad. 

Aunque EVALI debe tomarse muy en serio, es importante afirmar que es extremadamente raro, porque alrededor de 40 millones de personas en todo el mundo usan cigarrillos electrónicos.

 

Lecturas esenciales