Skip to main content

Verificado por Psychology Today

pathdoc/shutterstock

Falsos Recuerdos

Aunque los recuerdos parecen ser una suma sólida y directa de quiénes son las personas, una fuerte evidencia sugiere que los recuerdos son en realidad bastante complejos, están sujetos a cambios y, a menudo, son poco confiables. Los recuerdos se pueden reconstruir a medida que las personas envejecen y también a medida que cambia su visión del mundo. Las personas pueden recordar falsamente eventos de la infancia y, a través de sugerencias efectivas, incluso pueden crear nuevos recuerdos falsos. Uno de los investigadores más influyentes en esta área, Elizabeth Loftus de la Universidad de California en Irvine, ha sido reconocida por trabajar en numerosos casos legales de alto perfil, incluyendo el del asesino en serie Ted Bundy, las acusaciones de abuso sexual en el preescolar McMartin, el abogado Scooter Libby, entre muchos otros.

Los falsos recuerdos o memorias son comunes.

fizkes/Shutterstock

Los recuerdos maleables de una persona pueden implicar lo muy mundano, como cuando dudamos si la estufa realmente está apagada o encendida. O pueden implicar algo crucial, como los recuerdos nebulosos de testigos oculares de un crimen, tal vez.

¿Qué causa un falso recuerdo o memoria?

Una memoria distorsionada o información falsa puede afectar la forma en que recordamos las cosas. La memoria es flexible y fácil de manipular. Además, una persona puede tener conocimiento existente que impide y obstruye la memoria, con un recuerdo improvisado recién formado. Además, a una persona se le puede dar información falsa y convencerla de creer que realmente ocurrió un evento, incluso si el evento no pasó.

 

¿Debo cuestionar lo que recuerdo?

Dado que los recuerdos recuperados pueden ser genuinos o falsos o incluso una combinación de los dos, es legítimo cuestionar cuánto de lo que recuerdas es real y cuánto de ello es solo una percepción errónea.

 

article continues after advertisement

Por qué importan los recuerdos

WAYHOME studio/Shutterstock

Una memoria maleable puede tener consecuencias especialmente graves, especialmente en entornos legales. Por ejemplo, cuando los niños son utilizados como testigos oculares,en caso de abuso sexual o en la identificación errónea, un niño puede ser alimentado con un falso recuerdo. Del mismo modo, los adultos pueden ser engañados para recordar eventos que nunca sucedieron, o cambiar los detalles de las cosas que realmente sucedieron.

¿Por qué recuerdo cosas que nunca sucedieron?

Es fácil para el cerebro rellenar los espacios en blanco de la memoria. Si ves una foto de una persona que nunca has conocido, es posible que empieces a pensar que has conocido a esa persona, especialmente si tienes amigos en común que compartan detalles descriptivos sobre el tiempo pasado con esos amigos.

 

¿Por qué los recuerdos cambian con el tiempo?

Elizabeth Loftus señala que todos embellecen los recuerdos o les agregan cosas cuando los recuerdan o los cuentan, y con el tiempo esos cambios se convierten en parte del recuerdo mismo, ya sea preciso o no. Ella señala que todos somos vulnerables a que nuestros recuerdos sean manipulados, y que la memoria no es un dispositivo de grabación, es más como una página de Wikipedia. Puedes cambiarlo, pero otras personas también pueden hacerlo.

 

Cómo se propaga fácilmente la desinformación

Jacob Lund/Shutterstock

En el Internet moderno, cualquiera puede plantar una falsa memoria. La fuente de la información puede reclamar objetividad o imparcialidad, pero a menudo puede ser falsa. La información errónea, o noticias falsas (fake news), son omnipresentes a través de videos adulterados e imágenes con photoshop, así como textos fabricados; dicha información errónea especialmente engancha a los espectadores que albergan sesgos a favor del mensaje.

¿Por qué la desinformación es tan perjudicial?

Según el periodista científico Matthew Hutson, que hizo un artículo sobre esto, el falso recuerdo de lo que hemos visto, leído y experimentado obstaculiza la capacidad de tomar decisiones informadas sobre políticas e ideologías. Impulsa la discordia social y el asesinato de personajes. También corrompe las decisiones sobre nuestra propia salud y bienestar.

 

¿Pueden nuestras actitudes y prejuicios influir en la memoria?

Somos selectivos y sesgados en cómo percibimos, interpretamos y recordamos la información. Y este efecto se extiende a las formas en que aprovechamos nuestros recuerdos para obtener información sobre noticias falsas. Nuestro pensamiento sesgado moldea la forma en que recordamos.

 

Cómo detectar noticias falsas o fake news

Flamingo Images/Shutterstock
  • Investigar la fuente de la información y si el sitio es de buena reputación
  • Ver quién aparece en la sección "Acerca de" o "Contáctenos"
  • Verificar al autor y la credibilidad de la persona
  • ¿El autor es una persona real?
  • No caer en los titulares sensacionalistas, leer la publicación completa
  • ¿Cuál es el propósito de la información?
  • Asegurarse de que la historia esté actualizada y no provenga de información antigua
  • Consultar los enlaces adjuntos para obtener referencias y citas
  • Buscar más información sobre las declaraciones
  • Las imágenes documentadas a veces son obvias y se pueden buscar a través de herramientas de bancos de imágenes
  • Comprobar el crédito de la imagen