Skip to main content

Verificado por Psychology Today

everst/ Shutterstock

Espiritualidad

¿Qué es la espiritualidad?

La espiritualidad puede significar cosas diferentes para diferentes personas. Para algunos, se trata principalmente de la participación en una religión organizada. Para otros, es una experiencia no religiosa que implica entrar en contacto con su ser espiritual a través de la oración privada, yoga, meditación, reflexión tranquila o pasar tiempo en la naturaleza.

Parece haber un instinto hacia la espiritualidad arraigado en los seres humanos. La gente no puede evitar hacerse grandes preguntas: la investigación muestra que incluso los escépticos declarados no pueden sofocar la sensación de que hay algo más grande que el mundo físico que ven.

A medida que el cerebro procesa experiencias sensoriales, naturalmente busca patrones, y el yo consciente de las personas a menudo busca significado en esos patrones. Esto puede conducir al fenómeno conocido como "disonancia cognitiva", que describe cómo, una vez que uno cree en algo, está fuertemente inclinado a tratar de explicar cualquier cosa que entre en conflicto con eso. La disonancia cognitiva no es exclusiva de la religión o la espiritualidad, pero a menudo ocurre en el contexto de tales creencias.

¿Las personas espirituales son más saludables?

PopTika/ Shutterstock

Muchas personas se identifican como espirituales pero no religiosas: con algunas excepciones, el porcentaje de adultos que se identifican como religiosos en muchos países industrializados está disminuyendo, mientras que sigue siendo generalmente alto en las naciones menos desarrolladas. Es muy posible que incluso a medida que disminuye la afiliación religiosa, un sentido de identificación espiritual podría permanecer estable o incluso aumentar.

No se ha establecido ningún vínculo causal, pero los niveles más altos de espiritualidad se han relacionado con una mayor compasión, relaciones fortalecidas y una mayor autoestima. Y puede haber una desventaja en evitar la espiritualidad por completo: algunas investigaciones han indicado que evitar el "pensamiento mágico" y no poder identificar patrones en el mundo circundante puede estar relacionado con la depresión o la anhedonia, la incapacidad de experimentar placer.

¿La religión es buena para mí?

En general, la mayoría de las investigaciones sugieren que los lazos religiosos son beneficiosos en general. Se corelaciona con mejores hábitos de salud como fumar y tomar menos, una capacidad mejorada de lidiar con el estrés y un apoyo social mejorado. Sin embargo, las investigaciones también han encontrado algunas desventajas, como niveles incrementados de culpa y vergüenza en las comunidades religiosas más estrictas.

 

¿Las personas espirituales son más generosas?

Las investigaciones han encontrado que las personas que han soportado experiencias que provocaron gran alteración psicológica, suelen volverse más espirituales y altruistas que nunca, por ejemplo, tienen más probabilidades de donarle un riñón a un extraño. Lo que algunos llamarían despertar espiritual lleva a algunas personas a volverse menos materialistas, más empáticas y más generosas. 

 

article continues after advertisement

La búsqueda de significado

John Christian Fjellestad/Shutterstock

El instinto hacia la espiritualidad parece estar profundamente grabado en los humanos. No podemos evitar hacernos las grandes preguntas: la investigación ha encontrado que ni siquiera las personas que se consideran escépticos religiosos pueden ignorar la sensación de que hay algo más grande que el mundo físico que ven.

Conforme el cerebro procesa las experiencias sensoriales, naturalmente busca patrones, y, como seres conscientes, con frecuencia buscamos significado en esos patrones. Esto puede llevar al fenómeno conocido como "disonancia cognitiva" que describe la manera en la que, una vez que creemos en algo, estamos fuertemente inclinados a intentar explicar todo lo que entra en conflicto con esa creencia. La disonancia cognitiva no es única con la religión o la espiritualidad, pero con frecuencia ocurre en el contexto de tales creencias.

¿Cómo puedo encontrarle significado a la vida?

El secreto para encontrarle significado a la vida podría ser no buscarlo. El psiquiatra Victor Frankl, un sobreviviente del holocausto describió cómo se aferró al significado y propósito de la vida como contrapeso al sufrimiento. Sin embargo, él recomendaba que no se buscara activamente, en su lugar, sugería que el significado debería ser un efecto secundario de perseguir otras metas. Las investigaciones respaldan esa idea: aquellos que reportan buscar activamente el significado en la vida también reportan menos felicidad y satisfacción con sus vidas.

¿Por qué la gente cree en Dios?

Mientras muchos creyentes insisten en que la existencia de Dios es evidente, los psicólogos evolutivos han investigado por qué los humanos podrían haber empezado a creer en un poder mayor. Es posible que cuando los humanos aprendieron a usar herramientas y obtuvieron un entendimiento de su propia voluntad, aplicaron ese pensamiento al mundo a su alrededor, y los dioses que seguramente lo habían creado. Esto se conoce como creencia animista. Conforme crecieron las comunidades humanas, se solidificó la creencia en dioses que podían castigar malhechores o impulsar la agricultura, una idea que todavía tiene mucha fuerza. 

 

Lecturas esenciales

Artículos Recientes