Skip to main content

Verificado por Psychology Today

¿Cómo se trata el autismo?

Existen muchos enfoques efectivos para manejar o tratar el autismo. La intervención temprana con terapias conductuales, cognitivas y de comunicación altamente estructuradas a veces puede ayudar dramáticamente a los niños con autismo a aprender habilidades. Los programas educativos basados en la asistencia a la escuelas diseñados para niños con autismo pueden ser efectivos para mejorar el funcionamiento intelectual. Sin embargo, algunos niños con autismo nunca podrán comunicarse o vivir de forma independiente como adultos.

Los programas que hacen uso del análisis de comportamiento aplicado (ABA) se han vuelto ampliamente aceptados como el estándar de tratamiento. En los programas más efectivos, se anima a los padres a estar muy involucrados en el cuidado de sus hijos.

Si bien ningún medicamento puede eliminar las deficiencias comunes al autismo, a menudo se recetan medicamentos psicoactivos como antidepresivos, antipsicóticos y anticonvulsivos para ayudar a controlar síntomas específicos.

También hay muchos tratamientos alternativos promovidos a los padres de niños con autismo, como la comunicación facilitada y la capacitación de integración auditiva, por nombrar algunos; muchos han demostrado ser ineficaces. Es importante que los padres de niños con autismo analicen los posibles tratamientos lo más exhaustivamente posible.

¿Hay una cura para el autismo?

El autismo no se puede curar con un tratamiento, intervención o medicación. Pero varias terapias pueden ayudar a muchos niños a mejorar las habilidades sociales y de comunicación, reducir las conductas repetitivas y funcionar bien en la vida diaria.

Evaluar el éxito del tratamiento se complica por las diversas experiencias de aquellos en el espectro. Algunos pueden tener molestias sociales leves, abrazar la rutina y la estabilidad, o nivelar su pasión en una carrera. Otros pueden tener una discapacidad intelectual o luchar con arrebatos violentos. La mayoría caen en algún punto intermedio. El éxito del tratamiento puede variar con la condición.

¿Cómo se trata el autismo?

El autismo a menudo se trata con terapias conductuales. El más utilizado se llama Análisis Conductual Aplicado (ABA, por sus siglas en inglés), que ayuda a los niños a desarrollar habilidades concretas para comunicarse, formar relaciones y navegar en la vida diaria.

Se ha demostrado que el ABA y otras terapias conductuales mejoran el desarrollo y las habilidades, especialmente cuando se introducen a una edad temprana. Variaciones populares del ABA incluyen el Modelo Early Start Denver y el Pivotal Response Training (por sus nombres en inglés). Muchos niños también reciben capacitación en habilidades sociales. Las terapias conductuales a menudo van acompañadas de terapia del habla, terapia ocupacional o terapia de integración sensorial.

¿Qué es el análisis de comportamiento aplicado?

El análisis de comportamiento aplicado (ABA) es el tratamiento más común para los niños con autismo. El ABA enseña a los niños a desarrollar habilidades de comunicación, relaciones, movimiento, cuestiones académicas, higiene y autocuidado. Por ejemplo, los niños pueden aprender a hacer contacto visual, escribir su nombre o usar el baño.

El ABA se centra en comprender los componentes de un comportamiento específico: el desencadenante, el comportamiento y la consecuencia; y recompensar y reforzar la conducta deseada en cada paso.

¿Cuánta terapia ABA se recomienda?

El programa está altamente estructurado y puede requerir 20 o 40 horas de terapia individual por semana. El ABA comienza desde una edad temprana y se puede adaptar para abordar las necesidades individuales de un niño. Hoy en día existen variaciones de ABA con más flexibilidad, como el Early Start Denver Model y Pivotal Response Training.

¿Todos en la comunidad de autismo apoyan el ABA? 

Las creencias sobre el ABA pueden ser controvertidas en la comunidad del autismo. Los adultos con autismo pueden creer que el énfasis de la terapia en suprimir los comportamientos para "encajar" les impide entender su verdadero yo y ser aceptados como neurodiversos. Los terapeutas y los padres pueden haber sido testigos de mejoras sustanciales y creer en el poder del ABA para mejorar la vida de un niño. La gravedad de la condición de una persona es uno de los componentes que informa su perspectiva.

¿Por qué son tan importantes las intervenciones tempranas?

Las intervenciones tempranas pueden marcar una gran diferencia para los niños con autismo. La investigación sugiere que los mejores resultados de la terapia conductual ocurren con más frecuencia en niños que comienzan alrededor de los tres años. Abordar los desafíos en una etapa de desarrollo más temprana puede ayudar a los niños a adquirir las habilidades que necesitan para navegar más fácilmente en la escuela, las relaciones y la vida cotidiana.

Un plan de diagnóstico y tratamiento temprano también proporciona a los padres apoyo más temprano, lo que puede aliviar su estrés y fortalecer su relación con sus hijos.

¿Qué medicamentos tratan el autismo?

No hay medicamentos que traten los síntomas subyacentes del autismo. Sin embargo, muchos medicamentos se dirigen a problemas relacionados y pueden mejorar la vida diaria de aquellos en el espectro.

Por ejemplo, los antipsicóticos podrían prescribirse para tratar las rabietas, la agresión y la autolesión. Se pueden recetar estimulantes para tratar las dificultades con atención e hiperactividad. Un anticonvulsivo puede ser crítico para tratar las convulsiones.

¿Debo medicar a mi hijo autista? 

Es común que los padres tengan problemas con cuándo considerar la medicación para sus hijos. La elección debe considerarse cuidadosamente, y puede haber situaciones en las que los efectos secundarios sean demasiado dañinos. En general, hay muchos casos en los que los beneficios de tratar un problema que lo acompaña puedan superar los efectos secundarios a largo plazo.

¿Se puede tratar el autismo en la edad adulta?

Recibir un diagnóstico de autismo en la edad adulta es validar y empoderar a algunas personas. Las terapias que incluyen análisis de comportamiento aplicado, terapia cognitiva conductual y capacitación en habilidades sociales aún pueden ser útiles para adolescentes y adultos que buscan tratamiento. Sin embargo, vale la pena señalar que los estudios de tratamiento se realizan principalmente en niños.

Lecturas esenciales

Artículos Recientes