Skip to main content

Verificado por Psychology Today

ESB professional/Shutterstock

Altruismo

El altruismo es actuar para ayudar a otra persona con algún costo para uno mismo. Puede incluir una amplia gama de comportamientos, desde sacrificar la vida para salvar a otros, dar dinero a la caridad o ser voluntario en un comedor comunitario, hasta simplemente esperar unos segundos más y mantener la puerta abierta para un extraño. A menudo, las personas se comportan de manera altruista cuando ven a otros en circunstancias difíciles y sienten empatía y deseo de ayudar.

Por qué es importante el altruismo

bluedog studio/Shutterstock

Los impulsos y comportamientos altruistas son una parte importante de lo que une a las familias y a los grupos sociales, ayudándolos a cooperar y prosperar. Las personas que hacen todo lo posible por ayudar a otros a menudo reciben algo a cambio, ya sea una recompensa intangible, como admiración y respeto, o apoyo material en un momento posterior. Los impulsos altruistas y la reciprocación de actos de amabilidad ayudan a asegurar que todos los miembros de un grupo muy unido tengan respaldo cuando lo necesiten.

¿El altruismo es parte de la naturaleza humana?

 

Parece ser que para la mayoría de la gente sí. El comportamiento cooperativo permitió a nuestros antepasados sobrevivir en condiciones difíciles, y todavía tiene un propósito en una sociedad altamente compleja.

 

¿El altruismo es egoísta o desinteresado?

El altruismo puede ser visto como ambos. En cierto sentido, los altruistas ponen los intereses de los demás por encima de los suyos, pero dar a los demás a menudo se siente bien y puede resultar en ganancias a más largo plazo para el altruista. "El altruismo recíproco" es un término utilizado por los científicos como un sinónimo de "ayudar" que se sostiene por una eventual recompensa de la persona que recibe ayuda. 

 

article continues after advertisement

Cultivando la generosidad

SpeedKingz/Shutterstock

La mayoría de las personas se inclinan por ayudar a un mejor amigo o un familiar cercano en necesidad. Pero, ¿hasta dónde se extiende esa bondad? Algunas personas son claramente más o menos altruistas que otras, los psicópatas insensibles, tal vez, estén en el extremo inferior y las personas que arriesgan sus vidas por extraños en el otro extremo, y el resto de nosotros en el medio. Muchas fuerzas, tanto internas como externas, probablemente subyacen en estas diferencias individuales en cuanto al altruismo.

¿El altruismo se aprende o es innato?

Incluso los niños pequeños se sienten bien al compartir, y hasta cierto punto, las tendencias altruistas parecen estar incorporadas dentro de la mayoría de las personas. Muchos actos altruistas son reactivos: los seres humanos responden compasivamente cuando ven a otros sufriendo y en necesidad de ayuda. Por supuesto, las personas también aprenden normas de altruismo dentro de su cultura, incluida la cantidad de generosidad que se considera aceptable.

 

¿Qué hace que las personas sean altruistas?

Los factores neurológicos, culturales y de otros tipos pueden hacer que algunas personas sean más altruistas que otras. Los llamados "altruistas extremos" parecen diferir de los demás en el tamaño de la amígdala de sus cerebros y su capacidad de respuesta ante las señales de angustia. Las influencias externas, como la educación religiosa o el estatus socioeconómico, también pueden desempeñar un papel.

Lecturas esenciales

Artículos Recientes