Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Ansiedad

Vivir en soledad

Max kegfire/Shutterstock
Source: Max kegfire/Shutterstock

¿Has tenido la experiencia de sentirte solo, como si no hubiera nadie alrededor y nadie con quien hablar, mientras te hundes en un estado de tristeza o ansiedad que temes que nunca superarás? ¿Tal sentimiento te abruma a veces? Si has tenido tales sentimientos de soledad, estás lejos de estar solo. La soledad es una de las emociones más comunes y desagradables, que experimentan millones de personas. Para algunos, puede ser una emoción pasajera. Para otros, es una sensación recurrente de desesperación y tristeza. Pero para todos nosotros, es parte de ser humanos.

La soledad puede conducir a un consumo excesivo de alcohol o atracones para suprimir esos sentimientos desagradables. Puede conducir a la depresión y la rumiación, mientras te detienes en la pregunta, “¿por qué estoy solo?” También puede conducir a la desesperanza. Pero tener una estrategia para lidiar con la soledad puede ser una salvaguardia importante contra la depresión, el abuso de sustancias o incluso tomar malas decisiones de pareja.

Echemos un vistazo a siete formas en que puedes lidiar con los sentimientos de soledad:

1. Normaliza la soledad.

Como señala John Cacioppo, un investigador en el campo de la soledad, la soledad está en aumento: de un 11 por ciento al 20 por ciento en las décadas de 1970 y 1980 al 40-45 por ciento en 2010. Así que no estás solo en sentirte solo. Tal vez la reciente ruptura de la conexión puede estar relacionada con la disminución de las conexiones familiares, mayores tasas de divorcio, personas que se mueven con más frecuencia, la disminución de la asistencia a la iglesia, o la disminución de la participación en organizaciones y sindicatos. Como el historiador social de Harvard Robert Putnam ilustró en su libro, Bowling Alone , las personas en la década de 1950 participaban en cosas como ligas de bolos, pero ahora van solos. Por más generalizada y frecuente que sea la soledad, debemos reconocer que necesitamos tener estrategias para enfrentarla.

2. Relaciona la soledad con tus valores de conexión.

Puede sonar invalidante, pero también podemos preguntarnos: "¿para qué sirve la soledad?” Sugeriría que la soledad nos recuerda el valor de la conexión, la intimidad o simplemente compartir experiencias con los demás. Evolucionamos para vivir en comunidades más pequeñas con contacto diario cara a cara y compartimos la crianza de los hijos. Eso ha cambiado para la mayoría de las personas, pero la soledad puede recordarte el hecho de que valoras la conexión con otras personas, y que este valor es una parte importante de ser humano. No renuncies a la conexión cuando te sientas solo.

3. Ten un plan.

La primera parte de desarrollar un plan es identificar tus "tiempos problemáticos" para la soledad. Pueden ser las tardes, los fines de semana o días festivos. Haz un plan por adelantado para estos momentos. Los fines de semana puedes hacer planes con amigos o familiares; puedes ir a museos, conciertos, paseos en bicicleta, paseos guiados, eventos de iglesias o sinagogas, o conectarte con gente en sitios en línea. Me gusta pensar en convertirme en un turista por un día o una noche. O si tu tiempo de preocupación es por la noche, ten un plan para un par de noches cada semana cuando te puedas conectar con alguien; que podría ser simplemente a través de Skype. Planea ver algunos videos, escuchar música, asistir a una clase de yoga, unirte a un club de salud, tomar un hobby. Un amigo mío, que es increíblemente resistente, tomó la guitarra y la natación - por separado - a la edad de 68. Él experimenta un gran entusiasmo con estas actividades. ¿Cuál es tu plan?

4. No necesitas a otra persona para haceralgo gratificante.

Muy a menudo la gente dirá: "no tengo a nadie con quien hacer cosas". No es necesario alguien más para ir al cine, salir a caminar, hacer ejercicio, ir a un concierto o tomar un nuevo pasatiempo. Algunas personas dirían, “me siento apenado haciendo estas cosas solo". Trata de identificar cuáles son esos pensamientos: pueden ser cosas como: "la gente me verá solo y pensará que soy patético". Pero, ¿cómo sabes lo que piensan los demás? E incluso si pensaran eso, ¿por qué debería importarte? Tal vez hacer las cosas solo significa que eres independiente, empoderado y libre.

De hecho, hacer algo solo en realidad podría ser una buena manera de conocer gente nueva. Imagina que estás en un museo o librería, y comienzas a hablar con alguien a tu lado sobre una pintura o un libro. O imagina que estás tomando una clase de cocina o yoga y comienzas a hablar con la gente. Empodérate saliendo y dándote cuenta de que no necesitas a alguien más con quien hacer cosas. Te tienes a ti mismo .

5. Identifica tus pensamientos de soledad.

Escribe algunos de los pensamientos que tienes cuando estás solo. Estos pueden incluir pensamientos como los anteriores, o los siguientes:

  • Siempre estaré solo.
  • Si estoy solo, tengo que sentirme solitario e infeliz.
  • Debo ser un perdedor, porque estoy solo.
  • No puedo soportar sentirme solo.

Si tienes estos u otros pensamientos negativos, entonces eres como millones de otras personas que se sienten detenidas por la soledad. Pero puedes probar algunas de estas respuestas racionales y útiles:

  • Solo estás solo durante estos momentos (minutos, horas) y pronto interactuarás con otras personas: en el trabajo, esperando en la fila, hablando con un amigo o participando en una actividad. No estás en una isla desierta.
  • El hecho de que estés solo no significa que tengas que sentirte triste y solo. Puedes verlo como una oportunidad para hacer algunas cosas que te gustan. Puedes disfrutar de tener la paz para leer algo que te gusta, escuchar tu propia música, cocinar tu comida favorita, ver tu película favorita o visitar un museo a tu propio ritmo.
  • La idea de que eres un "perdedor" porque estás solo no tiene sentido: todos están solos en algún momento. Y como muestra una investigación reciente, alrededor del 45 por ciento de las personas experimentan soledad. Estar solo es una situación, y las situaciones cambian.
  • La idea de que no puedes soportar estar solo tampoco tiene sentido. Puede ser cierto que no te gusta estar solo, pero es la forma en que te relacionas con ella lo que importa. Si te relacionas con la soledad con protesta, ira, desesperación o derrota, entonces será desagradable. Podría ser más útil relacionarse con la idea de que sentirse solo o estar solo va y viene y que es algo que todos enfrentamos. Aceptar lo que es podría ser mejor que catastrofizar algo que todos experimentamos.

6. Dirige la compasión y la ternura hacia ti mismo.

En lugar de pensar que necesitas apoyarte en los demás para el amor, la aceptación y la compasión, puedes dirigir estos pensamientos y sentimientos hacia ti mismo. Esto puede incluir actos de bondad amorosa hacia ti mismo, como hacerte un regalo saludable o comprarte un simple regalo; dirigir pensamientos amorosos hacia ti mismo dándote apoyo para ser quien eres y ser tu mejor amigo; y recordar a una persona amorosa de tu infancia (tu madre, abuela, padre, tía) que recuerdas que mostraba ternura hacia ti. Cuidarse y calmarse es un maravilloso antídoto para la soledad.

7. Construye una comunidad de conexión.

Todos necesitamos alguna conexión con otras personas, o incluso con animales. Muchas personas - amigos, familiares, pacientes - me han dicho cuánto amor y conexión experimentan con sus mascotas. Así que considera tener un gato o un perro. O ve a un refugio de animales local y ofrece ser voluntario. Una mujer que conozco se ofreció durante varios meses en un refugio para “socializar a los gatitos". Habla del gran trabajo que hace.

Otra forma de conectarse es hacer voluntariado, porque todos necesitamos ser necesarios. Puedes buscar en línea en tu comunidad por organizaciones de voluntarios que correspondan a tus intereses. Tal vez sea trabajar con niños, personas mayores, pacientes con cáncer o los pobres. Dudo que te sientas solo cuando estás mostrando amabilidad hacia alguien.

Y haz planes para ver a la gente. (Esto incluye el uso de las redes sociales). El hecho de que no hayas estado en contacto mucho últimamente no significa que no puedas tomar la iniciativa. O únete a organizaciones donde las personas comparten tus intereses: políticos, culturales, religiosos o sociales.

Estar solo no significa que tengas que sentirte solo. Y sentirse solo no significa que tengas que sentirte así indefinidamente. Todas las emociones pasan, dependiendo de lo que estás pensando y lo que estás haciendo.

Depende de ti.

A version of this article originally appeared in English.

publicidad