Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Vida social

¿Te sientes solo? Descubre 18 formas para superar la soledad

Taweepat/Shutterstock
Fuente: Taweepat/Shutterstock

La gran ironía es que a medida que nos volvemos cada vez más "conectados", en las redes sociales, las videollamadas y los mensajes, nos sentimos cada vez más solos simultáneamente. Y a pesar de que podemos usar la tecnología para sentirnos más conectados, puede ser exactamente eso lo que nos lleva a sentirnos solos.

Después de pasar el último año investigando y escribiendo mi nuevo libro, Supera a tu Smartphone: Hábitos tecnológicos conscientes para encontrar la felicidad, balance y conexión en la vida real, he aprendido que la mayoría de nosotros nos sentimos desconectados. ¿Y tú? ¿Te sientes socialmente conectado? (Tomar este quiz de bienestar (en inglés) para ver cómo te sientes). Si no, prueba algunas de estas 18 estrategias para dejar de sentirte solo.

1. Practica la autoamabilidad. En momentos difíciles, es esencial practicar la autoamabilidad. Culparnos cuando nos sentimos solos no es útil. Así que limita tu autodiálogo, cuida de ti mismo, simplemente date un descanso. Tal vez un paseo en la naturaleza o un día en el spa puede ser útil para ponerte en un estado de ánimo de autoamabilidad.

2. Aprovecha el momento presente. Cuando te sientas bien acerca de algo, compártelo con otros de inmediato, y no me refiero a "compartir" publicando en tus redes sociales. Puedes compartir llamando o enviando mensajes de texto a un amigo. O compartirlo con la gente con la que trabajas. Ten en cuenta que las cosas positivas que puedes compartir no tienen que ser grandes. Podrías simplemente haberte despertado en el lado correcto de la cama y pensar, "hey, me siento muy bien hoy”. Al compartir estos momentos, creas pequeños momentos de saboreo y conexión con otros que pueden ayudarte a superar la soledad.

3. Conecta en la vida real. Conectar en la vida real puede no ser tan fácil como lo era antes. A menudo usamos nuestros teléfonos inteligentes, es más fácil, y ahora es culturalmente aceptado. Pero podemos disminuir nuestra soledad si construimos fuertes conexiones en persona. Hacemos esto mirando a la gente a los ojos, escuchando, siendo conscientes y eligiendo no distraernos con nuestros teléfonos u otras tecnologías.

4. Piensa cómo pasas tu tiempo libre. Cuando nos sentimos solos, a veces solo queremos retirarnos a un rincón y escondernos. Otras veces, nuestra interminable lista de tareas pendientes puede dejarnos demasiado agotados para salir y ser sociales. Pero optar por quedarnos solos todas las noches con nuestros teléfonos, viendo Netflix o jugando en Facebook realmente puede atraparnos en la soledad. Hemos creado una vida para nosotros mismos que nos priva de una conexión social significativa, y la única manera de salir de ella es comenzar a vivir de manera diferente.

Si en lugar de eso utilizamos nuestra soledad para que nos motive a buscar personas, entonces podemos fortalecer nuestras relaciones. Al optar por hacer frente a nuestra soledad buscando apoyo social, creamos más momentos sociales con personas en nuestras vidas que nos importan, lo que generalmente reduce nuestra soledad.

5. Hacer más cosas con la gente. Participar en interacciones sociales cara a cara tiende a mejorar nuestro estado de ánimo y reducir la depresión. Las actividades que involucran a otras personas, como ir a los servicios religiosos o participar en deportes, también pueden tener efectos positivos en nuestra salud mental. Así que encuentra maneras de estar más cerca de la gente.

6. Habla con extraños. Un cuerpo creciente de investigación sugiere que incluso las interacciones triviales con extraños como hablar con un barista o cajero, puede mantener a raya a la soledad ayudándonos a sentirnos socialmente conectados. Así que acércate a otros seres humanos para decirles hola, preguntarles cómo están, o charlar sobre lo que está en su mente. Estos pequeños actos pueden hacer una gran diferencia y ayudar a reducir los sentimientos de soledad.

7. Sé activo en línea. En lugar de navegar pasivamente por la red o tus redes sociales, si quieres estar en línea, opta hacer algo que implique la participación activa de otras personas. Por ejemplo, podrías jugar con otros, charlar sobre algo que te interesa, dar consejos en un foro o tener una videollamada con un amigo. Cuanto más interactúes con los demás mientras estás en línea, más conectado es probable que te sientas.

8. Compartir de verdad en línea. En algún lugar a lo largo del camino, la palabra “compartir” fue cooptada en las redes sociales para describir lo que en realidad es solo estar “presumiendo humildemente”. Publicamos sobre las cosas interesantes que hicimos, las comidas agradables o una fiesta divertida a la que fuimos, todas las cosas que en realidad no compartimos con las personas que están viendo nuestros mensajes.

En lugar de publicar sobre las cosas que hiciste, reclama la palabra "compartir" por lo que realmente significa: dar una porción pequeña o grande de lo que es tuyo a otra persona. Podrías compartir consejos, palabras de apoyo, o incluso la empatía, todo desde tu smartphone. Como resultado, es probable que tus conexiones sean más amables y de apoyo.

9. Deja de enfocarte tanto en ti. Es casi inevitable en nuestro mundo moderno enloquecido por la tecnología que empecemos a creer que no tenemos suficiente. Juan tiene un coche nuevo. Sara tiene una casa nueva. Sonia consiguió un nuevo trabajo. También vemos imágenes de modelos falsas o poco realistas con Photoshop que tienen la perfecta cintura y abdominales, y sentimos envidia. Como resultado, nos enfocamos cada vez más en cómo no estamos a la altura.

En lugar de centrarte en lo que puedes obtener, cambia tu enfoque a lo que puedes dar. Podrías vender camisetas en línea para recaudar dinero por una buena causa. Podrías pedirle a tus amigos donar a una organización benéfica para tu cumpleaños. Al darle a los demás, quitas el foco de ti mismo y haces el bien al mismo tiempo, ayudándote a sentirte más conectado y menos solitario.

10. Detén tus ciclos de pensamiento negativo. Podríamos pensar repetidamente en lo que podríamos haber hecho de manera diferente para evitar no sentirnos tan solos. Reflexionamos sobre los eventos, las personas o las causas, porque creemos erróneamente que pensar en nuestra soledad una y otra vez nos ayudará a resolverla. Desafortunadamente, no nos hace ningún bien estar atrapados en ello en nuestros pensamientos en lugar de tomar las acciones que necesitamos para sentirnos mejor.

Para poner fin a estos ciclos de pensamiento negativos, necesitamos tomar medidas, hacer algo diferente que detenga estos pensamientos y cambie nuestra experiencia del mundo. Por ejemplo, si me siento solo, iré al gimnasio o programaré almuerzos con amigos para los próximos días. Y esto ayuda.

11. Generar una sensación de asombro. El asombro (como cuando atestiguamos el nacimiento de un nuevo bebé, una montaña majestuosa) hace que el tiempo parezca detenerse y nos ayuda a ser testigos o estar más abiertos a la conexión. Algo sobre sentirnos pequeños en el contexto de un gran mundo parece ayudarnos a vernos a nosotros mismos como parte de un todo, lo que puede ayudarnos a sentirnos menos solos. Así que exponte a algo que cree asombro, como paisajes, nuevas experiencias o nuevos alimentos (aquí hay un ejercicio de asombro consciente).

12. Gastar dinero en experiencias. Si gastamos todo nuestro dinero en cosas, no tendremos el dinero para gastar en experiencias con otros. Y resulta que gastar dinero en experiencias es mucho mejor para nuestra salud mental. Así que ponte creativo y piensa en lo que quieres hacer con los demás. Por ejemplo, podrías ir en un viaje en canoa, ir a una degustación de vinos, planear una fiesta en la playa u organizar una noche de artes y oficios. ¿Qué actividades grupales podrían hacerte sentir menos solo?

13. Presta atención a las cosas que importan. ¿Cómo esperamos mejorar nuestra soledad cuando no sabemos qué la causa? Es difícil. Por lo tanto, es útil comenzar a prestar atención al momento presente. ¿Cuáles son las experiencias que te hacen sentir solo? ¿Y cuáles son las experiencias que te hacen sentir conectado o como si pertenecieras? Identificar estos momentos puede ayudarte a reducir la soledad, porque puedes limitar las actividades que te hacen sentir solo y aumentar las actividades que te hacen sentir conectado.

14. Crea un tablero de visión. Mantengo un tablero de visión clavado junto a mi escritorio para recordarme mis objetivos. Una gran parte de mi tablero de visión se trata de conectar: construir comunidad, establecer redes, pasar tiempo con la familia y similares. A veces tengo dificultades para mantenerlo, pero tener el tablero de visión me recuerda. Una vez que descubras las cosas que te hacen sentir menos solo y más conectado, puede ser útil crear una pizarra, lista o planear lo que harás, algo para mantenerte cerca de otros y recordar lo que debes hacer para combatir la soledad.

15. Tiende tu red. A veces podemos terminar sintiéndonos solos a pesar de que estamos conectados a mucha gente. Por lo tanto, puede ser útil llegar a estas personas y programar horarios para ponerse al día. Pon la meta de programar al menos una hora social por semana: un café, el almuerzo o la hora feliz. Quién sabe, tal vez una vieja amistad pueda ser reavivada.

16. Unirte a un grupo en línea de personas con ideas afines. Ahora puedes encontrar gente en línea con casi cualquier interés, por ejemplo: política, cocina, o deportes. Unirse a uno de estos grupos orientados a una misión puede ser una forma de sentirse más conectado con los demás, incluso cuando no tienes acceso a interacciones cara a cara. Puedes llegar a conocer a algunas personas nuevas o hacer amigos para toda la vida. Incluso puedes probar algunos grupos para ver cuáles te quedan mejor y disminuir tu soledad al máximo.

17. Ser voluntario de forma remota o en la vida real. Para algunos de nosotros, es difícil encontrar gente con quien pasar tiempo, y mucho menos conectar. Así que tenemos que encontrar gente nueva. Una forma de hacerlo es ofrecerse como voluntario para una causa, ya sea de forma remota o en tu ciudad. Solo asegúrate de que estás trabajando con otros. Trabajar en un problema importante con otros puede ayudarte a disminuir la soledad.

18. Sé amable contigo mismo. Es importante practicar la autocompasión cuando cometes errores. Recuerda, todo el mundo falla, y no es necesario ser tu propio bully, sentirte culpable o atacarte. Ese tipo de actitud no te ayudará a disminuir la soledad, ahora o en el futuro. En su lugar, intenta hablar contigo mismo de una manera que sea de apoyo, amable y cariñosa, y es más probable que reconozcas los errores que puedes haber cometido al tratar de disminuir la soledad, y con suerte lo harás mejor la próxima vez.

Para obtener más información sobre cómo mejorar tu bienestar, visita berkeleywellbeing.com.

A version of this article originally appeared in English.