Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Memoria

Siete razones por las que nos cautiva el número siete

Incluso las personas que no son "personas de números" pueden tener un punto débil para un número en particular: el 7. Por varias razones, muchos de nosotros lo encontramos fascinante, incluso mágico.

Considera: los libros más vendidos lo presentan en sus títulos, (por ejemplo, Los siete hábitos de personas altamente efectivas), los artículos que lo usan para intrigar a los lectores (por ejemplo, Siete características de Personas emocionalmente fuertes), y la sola vista de tres sietes uno al lado del otro puede hacernos gritar de emoción, especialmente si estamos junto a una maquinita de apuestas.

¿Qué tiene el número que causa tal respuesta visceral? ¿Por qué ningún fabricante de máquinas de juegos hizo su secuencia de premio mayor con tres unos o incluso tres cinco? Después de todo, uno y cinco son números perfectamente buenos. El hecho es que, históricamente, el número 7 ha jugado un papel importante en la sociedad, la cultura, la religión e incluso la psicología.

Aquí hay 7 razones por las que estamos tan atraídos a ese número.

1. Ha sido significativo desde la antigüedad. Fue prominente en muchas culturas antiguas. Las más famosas de todas fueron las siete maravillas del mundo que comprendían una lista de deseos para todos los viajeros: la Gran Pirámide de Giza, los Jardines Colgantes de Babilonia, el Templo de Artemisa en Éfeso, la Estatua de Zeus en Olimpia, el Mausoleo en Halicarnaso, el Coloso de Rodas y el Faro de Alejandría.

2. Ha tenido importancia en casi todas las religiones importantes. En el Antiguo Testamento, el mundo fue creado en seis días y Dios descansó en el séptimo, creando la base de los siete días de semana que usamos hasta nuestros días. En el Nuevo Testamento, el número siete simboliza la unidad de las cuatro esquinas de la Tierra con la Santísima Trinidad. El número siete también aparece en el Libro de Apocalipsis (siete iglesias, siete ángeles, siete sellos, siete trompetas y siete estrellas). El Corán habla de siete cielos y los peregrinos musulmanes caminan alrededor de la Kaaba en La Meca (el sitio más sagrado del Islam) siete veces. En el hinduismo hay siete mundos superiores y siete inframundos, y en el budismo el Buda recién nacido se levanta y da siete pasos.

3. Se asocia con la suerte y las propiedades mágicas. El siete no solo representa el premio mayor en las máquinas de apuestas, sino también la base para muchos mitos y el folclore. Por ejemplo, varias partes del mundo tenían creencias sobre el séptimo hijo de un séptimo hijo, leyendas que le otorgaban poderes mágicos tanto buenos como malos (por ejemplo, se creía que el niño tenía poderes de salud según el folclore irlandés).

4. Coincide con nuestra capacidad de memoria. En 1956, George Miller de la Universidad de Harvard escribió lo que hoy se considera uno de los artículos clásicos en psicología en el que demostró que la mayoría de la gente puede retener aproximadamente siete elementos de información en su memoria a corto plazo. Es por eso que los números de teléfono en los Estados Unidos y muchos otros países tienden a tener siete dígitos (el código de área no se soporta), ya que es el tope de dígitos que la mayoría de la gente probablemente recuerde (aunque los teléfonos celulares han eliminado la necesidad de recordar el número de teléfono de cualquier persona, incluso el nuestro).

5. Se ajusta a nuestra capacidad de atención. Debido a nuestra capacidad mental que favorece siete elementos, el siete es también una buena opción para nuestros tramos de atención, siempre y cuando la información se presenta en siete grupos. Mientras que los bloggers y autores tienden a aprovechar este hecho, algunos parecen aprovecharlo más que otros. Por ejemplo, el libro: 7 páginas para el éxito: ¡La guía definitiva de atención a corto plazo para desbloquear todo tu potencial! tiene solo 7 páginas, lo cual está bien, pero cuesta $7 dólares (!), lo que me lleva a creer que el único potencial real que se desbloquea es el de la cuenta bancaria del autor.

6. Es un número primo. Los números primos son aquellos que solo se pueden dividir por ellos mismos y por el número 1, y durante mucho tiempo se han considerado especiales para los matemáticos y no matemáticos por igual. El siete es considerado por algunos como el número más 'primo' dentro de los primeros 10 números, ya que no se puede multiplicar dentro del grupo, por lo que es una especie de óptimo-primo (no debe confundirse con Optimus Prime, que es un transformer).

7. Es el número más popular. El matemático Alex Bellos pidió a 44,000 personas que nombraran su número favorito y más de 4,000 nombraron el número 7, mucho más que cualquier otro número. En efecto, pídele a la gente a nombrar un número del uno al diez y muchos nombrarán el número siete, como muchos magos saben.

Es esta combinación de factores culturales, históricos, religiosos, numéricos y psicológicos que contribuyen al encanto del número 7 y la influencia que tiene sobre nuestras decisiones. Por ejemplo, mi libro, Primeros Auxilios Emocionales: Sanando el rechazo, la culpa, el fracaso y otra heridas cotidianas, inicialmente se suponía que tenía ocho capítulos (uno para cada ‘herida’ psicológica) pero después de consultar con mi editor, decidí reducir el número de capítulos (y heridas) a siete (pérdida, rumiación, soledad y baja autoestima, además de los tres en el subtítulo) ya que creía que si los lectores se concentraban en siete heridas psicológicas sería más fácil absorberlas y recordarlas que ocho. ¿Estaba en lo cierto? Echa un vistazo al libro y házmelo saber.

Visita mi sitio web y sígueme en Twitter @GuyWinch

Derechos de autor 2015 Guy Winch

A version of this article originally appeared in English.