Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Wendy L. Patrick, J.D., Ph.D.

Señales de que alguien está nervioso porque le gustas

La investigación revela en qué momento la atracción genera ansiedad.

Los puntos clave

  • Las reacciones nerviosas en realidad pueden mejorar las posibilidades de lograr la pareja de tu elección.
  • Las personas captan reacciones nerviosas de los demás con el fin de medir la atracción interpersonal.
  • Las reacciones nerviosas que señalan la atracción interpersonal incluyen el afecto positivo, como sonreír y reír.

¿Alguna vez has notado que alguien se muerde la lengua cuando interactúa contigo? ¿O empieza a juguetear con su pelo o ropa cuando estás hablando? Algunas personas son naturalmente más propensas al nerviosismo o de otra manera predispuestas a preocuparse, pero otras pueden estar singularmente nerviosas alrededor de ti.

Si el comportamiento de alguien cambia de confianza en sí mismo a autoconsciente cuando entras en una habitación, podría ser el momento de tomarlo como algo personal. Y cuando el comportamiento nervioso se combina con la emoción positiva, es posible que hayas identificado una pista importante.

Image by InstagramFOTOGRAFIN from Pixabay
Source: Image by InstagramFOTOGRAFIN from Pixabay

Atracción y ansiedad

Muchos de nosotros aprendimos en la escuela primaria que estamos nerviosos con las personas que nos gustan. De la clase a la sala de juntas a la habitación, no nos deshacemos de ella. La investigación revela el impacto de la atracción a lo largo de la vida, y en particular, cómo el comportamiento nervioso indica atracción.

Susan M. Hughes et al. (2020) encontraron que las personas usan observaciones de reacciones nerviosas para evaluar la atracción. Estudiaron los comportamientos nerviosos mostrados en respuesta a la atracción interpersonal, utilizando una muestra comunitaria de 280 personas compuesta por 165 mujeres y 115 hombres, con edades comprendidas entre los 18 y los 73 años, con una edad promedio de 29 años.

Midieron las reacciones fisiológicas, vocales y conductuales mostradas al interactuar inicialmente con una pareja romántica potencial particularmente atractiva. Las sensaciones que los participantes reportaron con mayor frecuencia incluyeron mirar fijamente, frecuencia cardíaca, mayor atención, sonreír, reír, sonrojarse y tener problemas para concentrarse. Tanto hombres como mujeres informaron hablar más rápido pero con menos capacidad de expresión clara. Las mujeres informaron hablar con un tono más alto y un tono de voz inestable. Viendo este comportamiento desde la perspectiva opuesta, los participantes del estudio observaron reacciones nerviosas similares por parte de personas que percibieron que las encontraron atractivas.

¿Cuál es la explicación? Hughes et al. citan a Darwin (1872) en La Expresión de las Emociones en el Hombre y los Animales, "Cuando los amantes se encuentran, sabemos que sus corazones laten rápidamente, su respiración se apresura, y sus rostros sonrojados; porque este amor no es inactivo”. Sin embargo, hablando de la evolución, debido a que la mayoría de la gente reconoce que la compatibilidad implica comodidad, ¿cómo nutre el nerviosismo las relaciones?

Ansiedad y reciprocidad

Hughes et al. tienen en cuenta que, si bien a primera vista, las reacciones nerviosas pueden parecer inadaptadas, en realidad pueden mejorar las posibilidades de alcanzar la pareja de nuestra elección. Esto podría ser particularmente cierto dado que las reacciones nerviosas incluyen efectos positivos como sonreír y reír. Hughes et al. señalan que aunque podríamos pensar que las reacciones nerviosas podrían crear una impresión de ser incómodas o torpes tales respuestas podrían ser evidencia de interés romántico y desencadenar la reciprocidad.

Hughes et al. encontraron que el nerviosismo era más evidente cuando había una percepción de atracción mutua, en comparación con los escenarios en los que un participante sentía que otra persona se sentía atraída por ellos, pero no correspondía los sentimientos. Explican que cuando solo una persona está nerviosa, podría indicar un desajuste en el valor de la pareja, lo cual es importante porque las personas generalmente desean parejas con una deseabilidad social equivalente.

En general, Hughes et al. concluyen que usamos nuestras observaciones de reacciones nerviosas para evaluar si otros se sienten atraídos por nosotros y están en buena compañía. Debido a que reconocemos el potencial de la relación a través de la reciprocidad, estamos listos para evaluar posibles parejas románticas que demuestren comportamientos similares.

Así que en medio de la atracción nerviosa, sonríe, ríe y prepárate para considerar nuevas relaciones.

A version of this article originally appeared in English.

publicidad