Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Creatividad

Qué hemisferio de tu cerebro es más dominante ¿el izquierdo o el derecho?

Casi todo lo que pensé que sabía acerca de la actividad cerebral de los hemisferios derecho e izquierdo se ha puesto de cabeza (¡por así decirlo!) gracias a un artículo reciente en mi periódico local. Sabía que las personas con un hemisferio izquierdo dominante tendían a ser lógicas, racionales y organizadas, y que el dominio del hemisferio derecho fomenta la creatividad, la imaginación y el arte. Eso resume mis nociones preconcebidas.

Ahora me entero de que, contrario a la creencia popular, nuestros cerebros en realidad no están divididos en dos esferas. Pero el neocórtex sí y constituye dos tercios del cerebro. La explicación de lo que sucede allí podría requerir las habilidades de una persona con dominio del hemisferio izquierdo, pero esencialmente el neocórtex es la parte más avanzada del cerebro. Determina cómo pensamos, y si somos más "de hemisferio derecho" o "de hemisferio izquierdo". Esta dominancia es la que decide cómo funciona todo el neocórtex. Las personas con dominio del hemisferio izquierdo son más propensas a ser clínicas y frías en sus juicios y la resolución de problemas. El reconocimiento de idiomas también es una función del hemisferio izquierdo, y eso facilita los idiomas para aquellos con dominio del hemisferio izquierdo.

Pero curiosamente, el hemisferio izquierdo está conectado al hemisferio derecho; el hemisferio izquierdo controla al hemisferio derecho.

La lógica no es el único atributo de aquellos con dominio del hemisferio izquierdo; también hay características más específicas. Algunas son inesperadas. Por ejemplo, es probable que las personas con dominio del hemisferio izquierdo sean amantes de los perros y prefieran la música clásica. Tampoco pueden ser hipnotizadas. Abogados, jueces y banqueros tienden a tener dominancia del hemisferio izquierdo.

Esto en cuanto a aquellos con dominio del hemisferio izquierdo. ¿Qué pasa con el resto de nosotros? El hemisferio derecho está asociado con la creatividad, la emoción y la intuición. También controla el lado izquierdo del cuerpo, por lo que las personas con un hemisferio derecho dominante, a menudo son zurdas. Las personas con dominio del hemisferio derecho se caracterizan por ser artísticas, innovadoras y, a menudo, erráticas. Sus procesos de pensamiento a veces son vistos como irregulares y como que dan rodeos, pero el uso de la "asociación libre" a menudo genera originalidad e inventiva. Ciertas ocupaciones están asociadas con personas con dominancia del hemisferio derecho, incluida la política, la actuación y el atletismo. Muchas ocupaciones que requieren pensamiento creativo, perceptividad y espontaneidad están en el campo del hemisferio derecho dominante.

En las escuelas, las formas de pensar del hemisferio izquierdo son generalmente favorecidas sobre aquellas del hemisferio derecho, principalmente debido a las habilidades lógicas y analíticas de los estudiantes con dominio del hemisferio izquierdo. Los planes de estudio enfocados en el hemisferio derecho se concentran en lo visual y artístico, utilizando metáforas, movimiento y juegos de rol. Una vez más, ciertas características específicas se encuentran comúnmente en individuos con dominio del hemisferio derecho, como ser bueno en el arte o los deportes, y ser capaz de memorizar palabras o letras fácilmente. También pueden ser hipnotizadas.

Pero, ¿somos realmente uno o el otro? No lo somos. Mucho de lo que consideramos actividad cerebral propia del hemisferio izquierdo o derecho en realidad se realiza en ambos. De hecho, la mayoría de las personas son más o menos iguales en ambos hemisferios; tomemos el ejemplo de un científico que es analítico y bueno en matemáticas, por lo que se caracteriza por tener dominancia del hemisferio izquierdo. Sin embargo, también es creativo al idear y evaluar de experimentos, características del hemisferio derecho.

Etiquetarse como de dominio del hemisferio izquierdo o derecho no es importante; las personas no deben dejarse encasillar, porque ambos hemisferios trabajan a la par. En otras palabras, la mayoría de las personas no son del todo uno u otro; por lo general hay una mezcla, con un poco más de preferencia hacia un lado del cerebro o el otro. Eso puede explicar por qué soy artística y creativa (funciones del hemisferio derecho) pero buena para los idiomas (un atributo del hemisferio izquierdo).

A version of this article originally appeared in English.