Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Felicidad

¿Qué es el bienestar? Definición, tipos y habilidades para el bienestar.

¿Quieres mejorar tu bienestar? Estos son los distintos tipos de bienestar y las herramientas que necesitas para construir cada uno de ellos.

Pixabay
Fuente: Pixabay

El bienestar es la experimentación de salud, felicidad y prosperidad. Incluye tener buena salud mental, sentirse altamente satisfecho con la vida, tener un sentido de significado o propósito, y la capacidad para manejar el estrés. De forma más general, el bienestar es simplemente sentirse bien (toma este cuestionario para descubrir tu nivel de bienestar. )

El bienestar es algo buscado casi por todos, porque incluye muchas cosas positivas: sentirse feliz, saludable, socialmente conectado y con propósito. Desafortunadamente, el bienestar parece estar en declive. Y aumentar el bienestar puede ser difícil sin saber qué hacer y cómo hacerlo.

Estas son algunas de las razones por las que fundé The Berkeley Well-Being Institute, una organización que traduce la ciencia del bienestar en herramientas y productos simples que te ayudan a crear tu bienestar. Y son las razones por las que escribí Más inteligente que tu teléfono inteligente: Hábitos tecnológicos conscientes para encontrar Felicidad, Balance y Conexión en la vida real , que ayuda a las personas a enfrentar nuevos desafíos que interfieren con nuestro bienestar en la era de la tecnología.

¿Puedes realmente mejorar tu bienestar?

Aumentar tu bienestar es simple; hay un sinfín de habilidades que puedes nutrir. Pero aumentar tu bienestar no siempre es fácil: averiguar qué partes del bienestar son más importantes para ti y averiguar cómo, exactamente, construir habilidades para el bienestar, usualmente requiere algo de ayuda adicional.

¿Cuánto tiempo se tarda en mejorar el bienestar?

Por lo general, cuando las personas comienzan a usar constantemente técnicas basadas en la ciencia para mejorar su bienestar, comienzan a sentirse mejor con bastante rapidez. En los estudios que he realizado y leído, la mayoría de la gente muestra mejoras significativas en cinco semanas.

Pero tienes que ser constante. Si te sientes mejor después de cinco semanas, no puedes parar ahí.

¿Por qué? Bueno, probablemente ya sepas que si dejas de comer sano y vuelves a comer comida chatarra, terminarás donde empezaste. Resulta que exactamente lo mismo sucede con los diferentes tipos de bienestar. Si quieres mantener los beneficios que obtienes, tendrás que seguir llevando a cabo prácticas que impulsan el bienestar para mantener estas habilidades. Así que es realmente útil tener estrategias y herramientas. que te ayuden a cumplir tus objetivos en ese sentido, por ejemplo, un plan de felicidad y bienestar o una colección de actividades que impulsen el bienestar que puedes seguir utilizando durante toda tu vida.

Esto es lo que necesitas saber:

¿De dónde viene el bienestar?

El bienestar emerge de tus pensamientos, acciones y experiencias, sobre la mayoría de las cuales tienes control. Por ejemplo, cuando pensamos positivo, tendemos a tener un mayor bienestar emocional. Cuando buscamos relaciones significativas, tendemos a tener un mejor bienestar social. Y cuando perdemos nuestro trabajo, o simplemente lo odiamos, tendemos a tener un menor bienestar en el lugar de trabajo. Estos ejemplos comienzan a revelar cuán amplio es el bienestar y cuántos tipos diferentes de bienestar hay.

Debido a que el bienestar es una experiencia tan amplia, vamos a dividirlo en sus diferentes tipos.

5 tipos principales de bienestar

  • Bienestar emocional. La capacidad de practicar técnicas de manejo del estrés, ser resilientes y generar emociones que conduzcan a buenos sentimientos .
  • Bienestar físico. La capacidad de mejorar el funcionamiento de tu cuerpo a través de una alimentación saludable y buenos hábitos de ejercicio.
  • Bienestar Social. La capacidad de comunicarse, desarrollar relaciones significativas con los demás y mantener una red de apoyo que te ayuda a superar la soledad.
  • Bienestar en el lugar de trabajo. La capacidad de perseguir tus intereses, valores y propósitos con el fin de ganar significado, felicidad y enriquecimiento profesional.
  • Bienestar de la sociedad. La capacidad de participar activamente en una comunidad próspera, la cultura y el medio ambiente.

Para construir tu bienestar general, tienes que asegurarte de que todos estos tipos están funcionando hasta cierto punto.

Piénsalo así: imagina que estás en un automóvil. Tu motor funciona muy bien, y tal vez tu transmisión funcione bastante bien, pero tus frenos no funcionan. Debido a que los frenos no funcionan, realmente no importa lo bien que el motor funcione; todavía vas a tener problemas.

Lo mismo sucede con el bienestar. Si todo lo demás en tu vida va muy bien, pero te sientes solo, o estás comiendo poco saludable, otras áreas de tu vida se verán afectadas y es probable que no te sientas tan bien como quisieras.

Ya que cada parte del bienestar es importante para un sentido general de bienestar, hablemos de cómo construir cada tipo de bienestar:

Bienestar emocional. Para desarrollar el bienestar emocional, necesitamos desarrollar habilidades emocionales, habilidades como el pensamiento positivo, la regulación emocional y la atención plena, por ejemplo. A menudo necesitamos desarrollar una variedad de estas habilidades para hacer frente a la gran variedad de situaciones en nuestras vidas. Cuando hemos construido estas habilidades para el bienestar emocional, podemos lidiar mejor con el estrés, manejar nuestras emociones frente a los desafíos y recuperarnos rápidamente de las decepciones. Como resultado, podemos disfrutar de nuestras vidas un poco más y perseguir nuestros objetivos de forma más eficaz.

Estas son algunas de las habilidades que contribuyen al bienestar emocional según lo que sugieren las investigaciones:

Bienestar físico. Para desarrollar nuestro bienestar físico, necesitamos saber en qué consisten una dieta saludable y una rutina de ejercicio para que podamos implementar estrategias efectivas en nuestra vida diaria . Cuando mejoramos nuestro bienestar físico, no solo nos sentimos mejor, nuestra salud renovada también puede ayudar a prevenir muchas enfermedades, aumentar nuestro bienestar emocional y limitar el número de desafíos de salud que tenemos que enfrentar en nuestras vidas.

Estas son algunas de las cosas que pueden ayudarte a mejorar tu bienestar físico:

  • Comer para la salud.
  • Desintoxicar tu cuerpo.
  • Corregir deficiencias nutricionales.
  • Remover el plástico de tu hogar.

Desafortunadamente, es posible comer saludable pero aún así ser poco saludable. Podemos dejar de consumir accidentalmente alimentos o nutrientes importantes. O podemos sobrecargarnos con toxinas de plástico o alimentos procesados. Como resultado, es posible que necesitemos comer alimentos adicionales, desintoxicar nuestro cuerpo o evitar que estas toxinas entren nuevamente en nuestro cuerpo. Es por eso que es esencial aprender sobre la salud, para que podamos hacer los cambios correctos, aquellos que conducen a la salud y el bienestar a largo plazo.

Bienestar Social. Para desarrollar el bienestar social, necesitamos construir nuestras habilidades sociales, como la gratitud, la bondad y la comunicación. Las habilidades sociales hacen que sea más fácil para nosotros tener interacciones positivas con los demás, ayudándonos a sentirnos menos solos, enojados o desconectados. Cuando hemos desarrollado nuestro bienestar social, nos sentimos más conectados con los demás.

Estas son algunas de las habilidades que contribuyen al bienestar social según lo que sugieren las investigaciones:

Es importante saber que construir el bienestar social es una de las mejores maneras de construir el bienestar emocional. Cuando nos sentimos socialmente conectados, también tendemos a sentirnos mejor, a tener más emociones positivas, y somos capaces de afrontar mejor los desafíos, por lo que es esencial construir nuestro bienestar social.

Bienestar en el lugar de trabajo. Para desarrollar nuestro bienestar en el lugar de trabajo, necesitamos desarrollar habilidades que nos ayuden a perseguir lo que realmente nos importa . Esto puede incluir la creación de habilidades profesionales que nos ayuden a avanzar más eficazmente, pero también incluye cosas como vivir nuestros valores y mantener el equilibrio entre la vida laboral y la vida personal. Estas habilidades nos permiten disfrutar más de nuestro trabajo, ayudándonos a mantenernos enfocados, a sentirnos motivados y ser exitosos en el trabajo. Cuando hemos desarrollado el bienestar en el lugar de trabajo, nuestro trabajo, y por lo tanto cada día, se siente más satisfactorio.

Estas son algunas de las habilidades clave que necesitas para el bienestar en el lugar de trabajo:

  • Mantener el equilibrio entre el trabajo y la vida personal.
  • Encontrar tu propósito.

Debido a que pasamos tanto tiempo en el trabajo, construir nuestro bienestar en el espacio laboral tiene un gran impacto en nuestro bienestar general.

Bienestar de la sociedad. Para desarrollar bienestar social, necesitamos desarrollar habilidades que nos hagan sentir interconectados con todas las cosas . Necesitamos saber cómo mejorar nuestro medio ambiente, construir comunidades locales más fuertes y fomentar una cultura de compasión, equidad y bondad. Estas habilidades nos ayudan a sentirnos parte de una comunidad próspera donde realmente se apoyan unos a otros y al mundo en general. Cuando cultivamos el bienestar social, sentimos que somos parte de algo más grande que nosotros mismos.

Aunque cada uno de nosotros sólo constituye una pequeña fracción de una sociedad, necesitamos de todos para crear bienestar social. Si cada uno de nosotros actuara en favor de alguien más en nuestra comunidad, viviríamos en una comunidad muy amable. O si todos decidiéramos que vamos a reciclar, entonces de repente crearíamos un mundo con menos desperdicios. Para vivir en una sociedad sana, nosotros también tenemos que contribuir a hacer una sociedad sana.

Estas son algunas de las habilidades que puedes desarrollar para un mayor bienestar social:

¿Quién se beneficia más de la construcción del bienestar?

No todos experimentan los mismos beneficios de trabajar en su bienestar. Por ejemplo, muchas investigaciones sugieren que cuanto más motivado se esté en desarrollar habilidades para el bienestar, mayor será el impacto. Esto puede no sorprendernos tanto.

Otras investigaciones muestran que tener habilidades como una mentalidad de crecimiento o una actitud positiva en realidad pueden ayudarnos a construir otras habilidades de bienestar más fácilmente. Esta es la razón por la que tiendo a animar a la gente a desarrollar estas habilidades primero — después, tú mismo puedes aumentar los otros tipos de bienestar más fácilmente.

Además, desarrollar habilidades para el bienestar es quizás más beneficioso para las personas que más luchan, especialmente si han sufrido recientemente algo estresante. Puede ser más difícil construir bienestar durante este tiempo, pero el impacto puede ser mayor, porque hay más espacio para mejorar.

No hay magia para construir tu propio bienestar.

Ten en cuenta que se necesita tiempo y esfuerzo para construir cualquier nuevo conjunto de habilidades, esto incluye las habilidades para el bienestar. Es importante ser realista contigo mismo acerca de lo que puedes lograr de forma razonable, en un período determinado de tiempo. Tener expectativas poco realistas pueden hacer que te rindas antes de alcanzar tus metas de bienestar. Por lo tanto, es clave crear un plan realista para tu bienestar, atenerse a él y tomar pequeñas acciones todos los días que se suman a grandes mejoras a lo largo del tiempo.

Si has leído mis publicaciones anteriores, puede que sepas que yo también he luchado con aspectos de mi bienestar, especialmente con el mantenimiento del equilibrio entre la vida laboral y la vida personal. La verdad es que todos luchamos, y pueden surgir nuevas luchas, incluso si ahora estás bien. Pero cuanto más tiempo hayamos trabajado para fortalecer nuestras habilidades para el bienestar, más fácil será ser resilientes, tomar las medidas necesarias para recuperarnos y seguir avanzando.

Aumentar nuestro bienestar es una búsqueda de por vida, pero vale la pena.

A version of this article originally appeared in English.