Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Relaciones

¿Puedes saber si un narcisista realmente te ama?

Cualquiera que haya amado a un narcisista se ha preguntado, "¿Anyone who’s loved a narcissist wonders, “Does he (or she) really love me?” They’re torn between their love and their pain, between staying and leaving, but can't do either.

 Pixabay by Takmeomeo
Corazón roto, duelo, pareja infeliz
Fuente: Pixabay by Takmeomeo

Cualquiera que haya amado a un narcisista se ha preguntado: "¿Realmente me ama?” “¿Ella me aprecia?” Están divididos entre su amor y su dolor, entre quedarse e irse, pero parece que tampoco pueden hacerlo. Algunos juran que son amados; otros están convencidos de que no lo son. Es confuso, porque a veces ven el lado cariñoso de la persona que aman, cuya compañía es un placer, solo para ser seguida por un comportamiento que los hace sentir sin importancia o inadecuados. Los narcisistas afirman amar a su familia y pareja, pero ¿de verdad?

Cómo ama un narcisista

Los narcisistas pueden mostrar pasión en las primeras etapas de las citas. Pero ese tipo de pasión, según el analista junguiano Robert Johnson, "siempre está dirigido a nuestras propias proyecciones, nuestras propias expectativas, nuestras propias fantasías . . . Es un amor no de otra persona, sino de nosotros mismos”. Tales relaciones proporcionan atención positiva y satisfacción sexual para apoyar el ego y la autoestima de un narcisista. Para la mayoría de los narcisistas, las relaciones son transaccionales. Su objetivo es disfrutar del placer sin compromiso. (Campbell, et al.) Están jugando un juego donde el objetivo es ganar. Son atractivos y enérgicos y poseen inteligencia emocional que les ayuda a percibir, expresar, comprender y manejar las emociones. (Dellic, et al., 2011) Esto les ayuda a manipular a las personas para ganar su amor y admiración. Se jactan de ser respetados, amados y gratificados. Además, sus fuertes habilidades sociales les permiten hacer una buena primera impresión. Pueden mostrar gran interés en sus prospectos románticos y seducir con generosidad, expresiones de amor, adulación, sexo, romance y promesas de compromiso. Los narcisistas amorosos (tipo Don Juan y Mata Hari) son amantes adeptos y persuasivos y pueden tener muchas conquistas, pero permanecen solteros. Algunos narcisistas mienten y/o practican el bombardeo amoroso al abrumar a sus presas con expresiones verbales, físicas y materiales de amor.

Los narcisistas pierden interés a medida que aumenta la expectativa de intimidad, o cuando han ganado en su juego. Muchos tienen problemas para mantener una relación por más de seis meses a unos pocos años. Priorizan el poder sobre la intimidad y detestan la vulnerabilidad, que consideran como debilidad. (Ver Lancer, 2014) Para mantener el control, evitan la cercanía y prefieren el dominio y la superioridad sobre los demás. Jugar por lo tanto logra el equilibrio perfecto tanto para satisfacer sus necesidades como para mantener sus opciones abiertas para ligar o salir con múltiples parejas. (Campbell, et al.)

Una ruptura repentina puede ser traumática para su ex, que está desconcertado por su inesperado cambio de corazón- donde dan un anillo en un momento y huyen al siguiente. Se sienten confundidos, aplastados, descartados y traicionados. Si la relación hubiera continuado, finalmente habrían visto a través de la chapa seductora del narcisista.

Algunos narcisistas son pragmáticos en su enfoque de las relaciones, centrándose en sus objetivos. También pueden desarrollar sentimientos positivos hacia su pareja, pero más basados en la amistad y los intereses compartidos. Si se casan, carecen de la motivación para mantener su fachada romántica y emplean defensas para evitar la cercanía. Se vuelven fríos, críticos y enojados, especialmente cuando son desafiados o no se salen con la suya. Es probable que apoyen las necesidades y deseos de su cónyuge solo cuando sea conveniente y su ego esté satisfecho. Después de devaluar a su pareja, necesitan buscar en otra parte para apuntalar su ego inflado.

Los desafíos para un narcisista

El verdadero amor no es romance y no es codependencia. Para Aristóteles y Santo Tomás de Aquino, es “desear el bien de otro”. En La psicología del amor romántico, Nathaniel Branden afirma que “Amar a un ser humano es conocer y amar a su persona. Es una unión de dos individuos, que requiere que veamos a la otra persona como separada de nosotros mismos”. Además, en El Arte de Amar, Erich Fromm (1945) enfatiza que el amor implica un esfuerzo por desarrollar conocimiento, responsabilidad y compromiso. Debemos estar motivados para conocer los deseos, necesidades y sentimientos del otro y proporcionar aliento y apoyo. Nos complace su felicidad y tratamos de no lastimarlo.

Cuando amamos, mostramos una preocupación activa por su vida y crecimiento. Tratamos de entender su experiencia y cosmovisión, aunque puede diferir de la nuestra. El cuidado implica ofrecer atención, respeto, apoyo, compasión y aceptación. Debemos dedicar el tiempo y la disciplina necesarios. El amor romántico puede convertirse en amor, pero los narcisistas no están motivados para conocer y entender realmente a los demás. (Ritter, et al.)

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, los narcisistas carecen de empatía. Ellos “no están dispuestos a reconocer o identificarse con los sentimientos y necesidades de los demás''.(APA, 2013) La investigación muestra que tienen anomalías estructurales en las regiones del cerebro asociadas con la empatía emocional. (Schulze, et al. 2013) Por lo tanto, su capacidad de responder adecuadamente emocionalmente y expresar cuidado y preocupación se ve significativamente afectada.

Los narcisistas tienen varios obstáculos para amar. Primero, no se ven a sí mismos ni a los demás con claridad. Experimentan a las personas como extensiones de sí mismos, en lugar de individuos separados con diferentes necesidades, deseos y sentimientos. En segundo lugar, sobreestiman su propia empatía emocional (Ritter, et al). Tercero, sus defensas distorsionan sus percepciones e interacciones con los demás. Se jactan y se alejan para controlar la cercanía y la vulnerabilidad, proyectan sobre otros aspectos no deseados y negativos de sí mismos, y usan la negación, su derecho, y el abuso narcisista, incluyendo la culpa, desprecio, crítica, y la agresión, para alejar la vergüenza. Los narcisistas perfeccionistas critican cruelmente a los demás y pueden intentar destruir a sus adversarios con el fin de mantener su ilusión de perfección. Todos estos problemas afectan la capacidad de los narcisistas para tomar con precisión la realidad de la otra persona, incluyendo el amor de esa persona por ellos. De hecho, la inteligencia emocional de los narcisistas les ayuda a manipular y explotar a otros para obtener lo que quieren, mientras que su empatía emocional deteriorada los desensibiliza al dolor que infligen.

¿Podemos medir el amor?

El amor es difícil de medir, pero la investigación muestra que las personas sienten amor expresado por: 1) palabras de afirmación, 2) tiempo de calidad, 3) entrega de regalos, 4) actos de servicio y 5) toque físico. (Goff, et al. 2007) Otro estudio reveló que los participantes también se sentían amados por un compañero que: 1) mostró interés en sus asuntos; 2) les dio apoyo emocional y moral; (3) reveló hechos íntimos; 4) expresó sentimientos por ellos, como "Soy más feliz cuando estoy cerca de ti"; y 5) toleró sus demandas y defectos para mantener la relación. (Swenson, 1992, p. 92)

Conclusión

Las personas que aman a los narcisistas añoran muchas de estas expresiones de amor. Algunas veces, los narcisistas son lejanos, desdeñosos o agresivos; otras veces, muestran cuidado y preocupación y son útiles. No es que los narcisistas sean incapaces de sentir o incluso entender intelectualmente los sentimientos de alguien. El problema parece estar enraizado en el trauma infantil y los déficits fisiológicos que afectan la evaluación emocional, el reflejo y la expresión empática apropiada (por ejemplo, la expresión inconsciente o no de : "Te amo, pero"). Cuando expresan, "estoy demasiado ocupado para venir al hospital" suena bastante frío, pero puede no reflejar el amor del narcisista por la persona hospitalizada. Cuando se les explica la importancia de una visita, podrían hacer el viaje.

Pueden mostrar amor cuando están motivados. Su amor es condicional, dependiendo del impacto en el narcisista. Mi libro, Tratar con un narcisista, explica en detalle cómo navegar y usar beneficiosamente esto en las relaciones con narcisistas, adictos o cualquier persona que sea altamente defensiva. Debido a que el narcisismo existe en un continuo de leve a maligno, cuando es grave, el egoísmo y la incapacidad para expresar amor se hacen más evidentes cuando se colocan mayores demandas en un narcisista. Las citas o relaciones de larga distancia que tienen menos expectativas son más fáciles.

En pocas palabras: Preguntarse si un narcisista te ama es la pregunta equivocada. Aunque es aconsejable entender tales mentes, como Echo en el mito de Narciso, las parejas se centran demasiado en el narcisista para su detrimento. En su lugar, pregúntate si te sientes valorado, respetado y cuidado. ¿Estás satisfaciendo tus necesidades? Si no, ¿cómo te afecta eso a ti y a tu autoestima, y qué puedes hacer al respecto?

Facebook Crédito de la imagen: Photographee.eu/Shutterstock

A version of this article originally appeared in English.