Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Wendy L. Patrick, J.D., Ph.D.

Por qué las personas comparten de más con los bartenders

Cómo quienes sirven cocteles se vuelven confidentes y consejeros.

Los puntos clave

  • No es un mito que la gente revele sus problemas personales a los bartenders. Un estudio muestra que 16% de los clientes lo hace de rutina.
  • Es poco probable que los bartenders respondan a los clientes durante las noches ocupadas; es más común por las tardes.
  • La presencia de alcohol puede no ser el factor más importante para determinar si las personas confían en los bartenders.
Source: Imagen de Victoria_Borodinova en Pixabay
Source: Imagen de Victoria_Borodinova en Pixabay

¿Alguna vez le has revelado algo personal a un bartender? ¿Tal vez algo que ni siquiera has compartido con tu familia o pareja? Si es así, no estás solo. Los bares son lugares donde se combinan cócteles con información confidencial y confesiones. Especialmente durante los bloques de tiempo donde los servidores no están tan ocupados y tienen más tiempo para escuchar. Pero la pregunta sigue siendo, si la información que está revelando es privada, ¿por qué estás compartiendo con un extraño?

Psicología del bartender

En primer lugar, si tu confidente que sirve cócteles trabaja en algún lugar que visitas con frecuencia, probablemente no lo veas como un extraño. Después de todo, los bartenders son entrenados (y pagados) para involucrarse con los clientes. Si caes a su bar a menudo, recuerda lo que pides, y confía en mí, también recuerda cómo das propinas.

Pero no olvidemos uno de los rasgos más atractivos de un bartender: escuchan. Ese es también su trabajo, pero la pregunta sigue siendo, ¿por qué compartimos en exceso? La respuesta probablemente incluye la realidad de que el alcohol es tanto física como emocionalmente intoxicante, aflojando a las personas en más de una forma.

Pero ¿el alcohol es un ingrediente necesario para compartirlo todo? ¿Qué hay de Norm del programa de televisión Cheers, que se sentaba en un taburete en el bar hablando con sus amigos en un lugar "donde todo el mundo sabe tu nombre", mientras bebía sus tarros de cerveza? Mejor aún, ¿por qué las personas que no beben alcohol siguen visitando bares y charlando con los bartenders? Según la investigación, al menos para algunas personas, la respuesta podría tener más que ver con la compañía que con los cócteles.

Cócteles y consejos

Emory L. Cowen et al. investigaron a los bartenders como "informales, interpersonales, agentes de ayuda." Reconocen como parte de su análisis, el significado cultural de los bares, incluida su reputación de ser un lugar al que la gente va "a derramar sus entrañas".

Estudiando a 76 bartenders (edad promedio de 34 años), Cowen et al. encontraron que de los más de 100 clientes que atendían por día, aproximadamente el 16% mencionó problemas personales, que iban de moderados a graves. Esto no sorprendió a los investigadores, dado que muchas personas se dirigen a un bar porque están molestas, y una vez "impulsadas a la desinhibición", comienzan a discutir problemas personales.

Sin embargo, debido a la agitada atmósfera del bar, Cowen et al. encontraron que los bartenders son menos capaces de abordar los problemas personales de los clientes en comparación con otros agentes de ayuda informales, como estilistas y abogados, que tradicionalmente involucran a los clientes uno a uno. Los bartenders, por el contrario, están obligados a involucrarse con varios clientes simultáneamente, al menos si quieren lograr buenas propinas.

¿A qué hora del día es más probable que un bartender sea certificado para la psicología de sillón? Durante el día. Cowen et al. descubrieron que los bartenders que trabajan por la tarde, en lugar de los turnos de noche, atienden a un promedio de 40 clientes menos, se les presentaron el doble de problemas personales y pudieron involucrar a los clientes de manera más directa y con mayor paciencia. Los servidores también informaron sentirse mejor sobre el proceso, especialmente las bartenders, que valoraron el papel de la ayuda interpersonal, dando más que sus homólogos masculinos, lo que fue consistente con las diferencias de sexo en los peluqueros y otros profesionales. Cowen et al. tienen en cuenta que las mujeres están más socializadas y aceptan ayudar a las personas con problemas personales.

Socializar sobrio

Nunca es una mala idea moderar la conversación con sabiduría y moderación. Si no la compartimos con amigos o seres queridos, tal vez no deberíamos compartirla en el bar. También recuerda que todos los bares sirven bebidas sin alcohol, y socialmente, para un barman ocupado, una conversación sobria y estimulante puede ser un soplo de aire fresco dentro de una multitud asfixiante de juerguistas.

¡Salud!

A version of this article originally appeared in English.

publicidad