Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Christine Mohr, Ph.D., and Domicele Jonauskaite, Ph.D.

Personalidad

¿Nuestros colores favoritos pueden decirnos algo acerca de quiénes somos?

Un estudio reciente exploró si los colores favoritos revelan tu personalidad.

Photo by h heyerlein on Unsplash
Source: Photo by h heyerlein on Unsplash

Durante milenios, la gente ha intentado descubrir rasgos de carácter ocultos a través de características aparentemente no relacionadas: la escritura de una persona, un bulto en el cráneo o la disposición de las estrellas y los planetas a la hora de su nacimiento. Al ser psicólogos experimentales del color, estábamos más interesados en la idea de que las preferencias de color también podían hacer este trabajo. Básicamente, la idea es que las personas pueden ser "descifradas" a través del color que más les gusta. La persona puede aprender algo sobre sí misma, o sobre otra persona, simplemente indicando cuál es su color favorito.

En particular, los investigadores probaron, y emprendedores inteligentes promovieron, varios instrumentos que vinculaban las opciones de color y las características personales. La investigación desacreditó la validez de muchos de estos instrumentos (p. ej., Ault y Barney, 2007). Sin embargo, en lugar de caer en desuso, algunos se convirtieron en empresas rentables. Completar tales pruebas de personalidad en una revista o en un sitio web parece divertido y entretenido, pero en realidad, piénsalo: ¿deberían los resultados dictar lo que tú y los demás piensan de ustedes mismos? Imagina que los resultados de una prueba de personalidad de color de este tipo se incorporaran a tu perfil profesional, determinando si se considera que puedes (o no) asumir tareas particulares. Seguramente desearías que esta prueba fuera confiable y de valiosa previsibilidad de tus habilidades y rendimiento.

Recientemente, volvimos a la mesa de dibujo preguntando si hay alguna evidencia científica de que los colores favoritos se vinculen con la personalidad de las personas (Jonauskaite et al., 2021). La literatura científica disponible no había sido ni muy rica ni esquiva. Tuvimos que concluir que el diablo está en los detalles, porque no era obvio cómo estudiar científicamente tal cuestión. La parte relativamente simple era la elección del color: podíamos pedir a la gente que nos dijera qué color les gustaba más. Cuando se trataba de descifrar rasgos de carácter, se volvió más complicado.

En algunos sitios web populares, podrías leer que los que aman el rojo son "extrovertidos, optimistas, confiados y valientes", "ardientes y enérgicos", o tienen una "personalidad fuerte". También puedes leer que aquellos que aman el azul son "conservadores y confiables" o son "del tipo meditativo buenos para mantener la calma y la sensatez". Si bien estas descripciones son vívidas y atractivas, también son muy amplias y vagas. Por lo tanto, es un desafío hacer coincidir esas descripciones populares de características personales con los medios validados utilizados en la investigación científica.

Las características personales se evalúan con frecuencia mediante cuestionarios de personalidad autoinformados, que se han desarrollado y validado a lo largo de años de investigación. Aquí, se les pide a los participantes que evalúen su identificación con una lista de descripciones personales. El modelo de personalidad más conocido considera que cada persona puede ser representada a través de una combinación de cinco rasgos principales de personalidad (recientemente, ampliada a seis). Estos rasgos de personalidad se enumeran y describen brevemente en la Tabla 1.

Source: C. Mohr y D. Jonauskaite
Tabla 1 Los Seis Grandes rasgos de personalidad. Sigue este enlace para ver un cuestionario validado (en inglés): https://www.psychology.uzh.ch/en/areas/sob/psyges/research/qb6.html
Source: C. Mohr y D. Jonauskaite

Teniendo en cuenta estos rasgos, tuvimos que vincular formulaciones de relaciones populares de personalidad de color con descripciones de estos modelos de personalidad validados. Si tomamos de nuevo el ejemplo del rojo, aquellos a quienes les gusta este color son descritos como extrovertidos, optimistas, confiados, valientes, ardientes, enérgicos y con una fuerte personalidad. Esta descripción evoca una idea relativamente clara de las características personales, pero si inspeccionamos los adjetivos reales, solo reconocemos uno que se refiere a un rasgo de personalidad (extrovertido). Ahora, cualquier investigador se enfrentaría al desafío de combinar estos términos, de las descripciones populares a los rasgos de personalidad. Asumimos este desafío utilizando un análisis léxico. Primero extrajimos los adjetivos de los sitios web populares. Luego, comparamos estos adjetivos con listas validadas de adjetivos que describían rasgos de personalidad validados científicamente (publicado anteriormente en Ashton y Lee, 2007; Saucier, 2009). De esta manera, podríamos averiguar qué adjetivos en las descripciones populares se refieren a rasgos de personalidad validados. Para volver a nuestro ejemplo del rojo, descubrimos que el adjetivo extrovertido de hecho, coincidía con una alta extraversión, mientras que valiente conincidía con alta resiliencia, y ardiente coincidía con baja amabilidad. Los adjetivos optimista y confiable no aparecían en las listas.

Para nuestro estudio real, utilizamos seis páginas web diferentes que describían las relaciones color-personalidad en tres idiomas. El ejemplo anterior del rojo fue tomado de uno de estos sitios. De otro sitio, extrajimos palabras clave adicionales para rojo: impulsado, determinado, le gusta tomar riesgos, extrovertido, asertivo e impulsivo. Extrovertido fue el único adjetivo que correspondía a las listas validadas, indicando alta Extraversión. Por lo tanto, ahora teníamos dos sitios web que suponían que las personas a las que les gusta el rojo son extrovertidas. Después de seguir sistemáticamente este procedimiento para todos los sitios web y términos de color, pudimos compilar una lista de 11 relaciones color-personalidad que se compartían ampliamente (consulta la Tabla 2 para todas las relaciones predichas y probadas). Nuestro objetivo ahora era validar que estas relaciones color-personalidad son verdaderas empíricamente.

Source: C. Mohr y D. Jonauskaite
Tabla 2 Nuestro estudio determinó 11 relaciones de color y personalidad ampliamente compartidas. Ninguna de ellas fue validado en un estudio científico (Jonauskaite et al., 2021).
Source: C. Mohr y D. Jonauskaite

Lo hicimos haciendo que 341 personas nos dijeran su color favorito y completaran un cuestionario de personalidad validado. Luego, agrupamos a los participantes según su color favorito. Por ejemplo, los agrupamos en los que prefieren el rojo y los que prefieren otro color. Luego comparamos las puntuaciones de extraversión entre estos dos grupos. Descubrimos que las personas cuyo color favorito era el rojo eran igualmente altas (o bajas) en extraversión en comparación con el resto de participantes. Realizamos comparaciones respectivas para las 10 predicciones de relación de colores restantes. No se confirmó ninguna.

Con base en estos resultados, concluimos que las características personales evaluadas a través de rasgos de personalidad no están codificadas en las preferencias de color.

Source: Foto por David Zieglgänsberger en Unsplash.
¿Cuál es tu color favorito?
Source: Foto por David Zieglgänsberger en Unsplash.

Aquellos que deseen cuestionar nuestros resultados y su generalización podrían decir que se obtendrían resultados diferentes si la gente realmente mira los colores o si se consideran otros modelos de personalidad. Los resultados también podrían ser diferentes si el estudio se realizara en no estudiantes. Seguramente hay espacio para tales preguntas y sugerencias para estudios futuros. Sin embargo, hasta que se hayan presentado diferentes pruebas empíricas, parece que vale la pena dejar las pruebas de personalidad de color para las noches de juego y los iniciadores de conversación. Sus "reflexiones" sobre quién eres tú y otras personas deben tomarse con cautela y con pinzas Si algo suena como que podría aplicarse a cualquiera, probablemente lo haga. Al ser demasiado generales, demasiado positivas y demasiado optimistas, tales descripciones no discriminan entre (grupos de) personas. Y por estas razones, ofrecen poca visión real de las personalidades de otras personas.

A version of this article originally appeared in Inglés.

publicidad

Acerca de

Christine Mohr, Ph.D., is a full Professor for Cognitive Psychology at the University of Lausanne, Switzerland. Domicele Jonauskaite, Ph.D., is a senior researcher at the University of Vienna, Austria, with a research focus on colour, affect, and aesthetics.