Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Sexo

¿Los hombres calvos son más atractivos para las mujeres?

 IVASHstudio/Shutterstock
Fuente: IVASHstudio/Shutterstock

La mayoría de los hombres sin pelo estarán de acuerdo con que ser calvo es sexy. Sin embargo, la mayoría de los hombres con pelo preferirían mantener sus mechones que quedarse calvos, una clara discrepancia. Pero hay algunas investigaciones científicas que sugieren que la calvicie tiene una serie de ventaja sociales.

Es difícil negar que nuestro aspecto físico importa en la sociedad. Como lucimos por fuera puede determinar (hasta cierto punto), el desarrollo de nuestra carrera, el tipo de gente con la que nos asociamos, con quién nos casamos y qué tan exitosos somos en general.

La gente saca inferencias sobre la personalidad de alguien más basándose solo en la apariencia todo el tiempo. Por ejemplo, tanto en hombres como mujeres, tener los ojos entrecerrados y labios delgados sugiere (a un espectador) que una persona es dominante, mientras que ojos grandes y labios gruesos sugieren sumisión.

Otras investigaciones nos muestran que a los individuos físicamente atractivos se les atribuyen una serie de atributos deseables, lo que no resulta sorprendente. Cualquiera que haya tenido cualquier tipo de interacción con alguien nos puede decir que ser bonita o guapo abre puertas.

Varios estudios han documentado la tendencia de la gente a formarse una impresión general de algo y, de manera subsecuente, basar su evaluación de otros aspectos relevantes basándose en su impresión inicial (por ejemplo, es persona tiene un gran físico, seguramente también es realmente confiada, trabajadora, feliz, etc.) Otras investigaciones han encontrado que la gente físicamente atractiva suele ser juzgada como más competente musicalmente, además reciben un tratamiento más favorable en las cortes; se les considera como menos engañosos, y son considerados como más exitosos en general.

Tradicionalmente, la calvicie, o la notable ausencia de una lustrosa cabellera, ha estado asociada con características indeseables (debilidad, impotencia, etc.), mientras que una cabellera gruesa se relaciona con características como fortaleza y virilidad. Los hombres que eligen raparse podrían considerarse con un poco de curiosidad, ya que una cabeza sin pelo ha sido históricamente el equivalente a una sexualidad refrenada e incluso se ha considerado como "castración simbólica."

La verdad es que muchos hombres se rapan porque se están quedando calvos. Las investigaciones sugieren que alrededor de la mitad de todos los hombres experimentarán algún tipo de calvicie de patrón masculino para cuando cumplan los 50 años. Esto se ha relacionado con cosas como baja autoestima e imagen corporal, la percepción de estar viejo y depresión. Por lo tanto, no es de sorprender que en todo el mundo, los hombres gastan alrededor de $3.5 mil millones de dólares anualmente intentando ocultar o revertir sus pérdida natural de cabello.

Los beneficios

Una investigación en la revista académica de Ciencias de la personalidad y psicología social sugiere que hay algunos beneficios de quedarse calvo. Los investigadores le pidieron a los participantes (hombres y mujeres) que calificaran fotos de hombres calvos y hombres con mucho cabello en una escala de que tan dominantes, agradables y viejos podrían ser. Los hombres calvos fueron percibidos como un año mayores, ligeramente más agradables y mucho más dominantes.

Pero, ¿qué tal que los hombres calvos o con cabezas rapadas tenían un aspecto más naturalmente dominante (las mismas cualidades que los llevaron a estar calvos también podrían ser las que los llevaron a ser más dominantes)? En la segunda parte del estudio, los investigadores le pidieron a un grupo de participantes que calificaran fotos de hombres con mucho pelo y a otro grupo que calificaran fotos de los mismos hombres pero con el cabello eliminado digitalmente.

Como solo se modificó su cabello, cualquier otra diferencia entre los grupos debía ser causada por la calvicie. Esta vez los hombres calvos fueron calificados como...

  • 13 por ciento más dominantes
  • 6 por ciento más seguros
  • 10 por ciento más masculinos
  • Como tres centímetros más altos
  • 13 por ciento más fuertes
  • Casi cuatro años más grandes

Finalmente, los investigadores querían ver si estas percepciones perduraban incluso si solo se consideraba a hombres solo descritos oralmente sin fotos. Esta vez, agregaron a hombres cuyo cabello era "delgado sin ser calvos" a la mezcla. De nuevo, los investigadores encontraron que los hombres completamente calvos eran percibidos como más dominantes, más masculinos y más fuertes y con habilidades de liderazgo un poco mejores. Pero a los hombres con cabello delgado les fue mucho peor que a los hombres calvos o a aquellos con mucho pelo.

El mensaje en esta investigación parece ser claro: Si te estás quedando calvo, acéptalo. Es verdaderamente una cuestión de todo o nada.

A version of this article originally appeared in English.

publicidad