Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Sexo

Las 3 principales razones por las que las personas tienen sexo con su ex

Una nueva investigación explicar porqué algunas exparejas continúan teniendo sexo después de haber terminado..

123RF/Wavebreak Media Ltd
Source: 123RF/Wavebreak Media Ltd

Cuando una pareja decide terminar una relación, el resultado no siempre es una ruptura limpia. A menudo hay algún grado de contacto que continúa y que, a veces, incluye el sexo. Pero ¿quién tiene sexo con un ex y por qué? ¿Y las respuestas a estas preguntas son similares o diferentes para hombres y mujeres?

Un conjunto reciente de estudios publicados en la revista Evolutionary Psychology ofrece una visión fascinante del mundo del sexo de ruptura.

En el primer estudio, los investigadores reclutaron a 212 estudiantes universitarios (edad promedio de 21 años, la mayoría de los cuales eran blancos y heterosexuales) que habían tenido relaciones sexuales de ruptura antes, definidas específicamente como "relaciones sexuales con una expareja romántica con quien el individuo estuvo en una relación comprometida a largo plazo, donde esta actividad sexual ocurría dentro de las 2 semanas después de la terminación de la relación”.

¿Por qué centrarse solo en el sexo que ocurre dentro de las dos semanas después de la ruptura? Porque la investigación muestra que la tristeza típicamente alcanza su pico 2 semanas después de una ruptura y comienza a disminuir alrededor de 4 semanas después. Cuatro semanas después de la ruptura también es cuando las personas tienden a tener relaciones sexuales con una nueva pareja, en promedio. A la luz de esto, los investigadores querían ver el sexo con un ex en el tiempo antes que la angustia emocional fuera más alta (para asegurarse de que la tristeza no fuera el principal motivador) y también antes de que probablemente hubieran tenido relaciones sexuales con alguien más.

A los participantes se les hizo una serie de preguntas sobre la última vez que tuvieron relaciones sexuales de ruptura, así como sobre cómo pensaban que se sentirían al tener relaciones sexuales de ruptura en el futuro.

En términos generales, los hombres informaron más apertura a tener relaciones sexuales de ruptura que las mujeres. Independientemente de quién rompió con quién o qué tan atractivo era el ex, los hombres informaron más disposición.

Sin embargo, los hombres y las mujeres no diferían en su apertura al sexo de ruptura cuando todavía amaban a su pareja; en ese caso, los hombres y las mujeres eran igualmente (y altamente) propensos a decir que tendrían relaciones sexuales de ruptura. Del mismo modo, no había diferencia de género cuando se trataba de usar el sexo de ruptura como una herramienta para mostrarle a un ex lo que se estaba perdiendo.

En comparación con las mujeres, los hombres informaron más disposición a probar nuevos comportamientos sexuales, cosas en las que normalmente no participarían, durante el sexo de ruptura, tal vez como una forma de demostrar su valor sexual o recuperar a su pareja. Alternativamente, tal vez lo vean como una oportunidad para explorar fantasías y deseos con una pareja cómoda sin miedo al juicio o la preocupación sobre cómo afectaría la relación.

En comparación con los hombres, las mujeres informaron que anticipaban más sentimientos negativos sobre tener relaciones sexuales de ruptura en el futuro, y reportaron sentimientos menos positivos sobre la última vez que tuvieron relaciones sexuales de ruptura. Esto sugiere que las mujeres son más propensas a arrepentirse del sexo de ruptura que los hombres, lo cual es consistente con investigaciones previas que encontraron que las mujeres son más propensas que los hombres a arrepentirse de sus acciones sexuales.

En el segundo estudio, los investigadores reclutaron a 92 estudiantes universitarios y les pidieron que elaboraran una lista de todas las posibles razones por las que ellos o alguien que conocen ha tenido relaciones sexuales de ruptura en el pasado.

En total, surgieron 292 razones; sin embargo, después de combinar respuestas similares, los investigadores crearon un conjunto de 52 razones distintas para el sexo de ruptura que incluían: el sexo es divertido, extrañar el sexo, querer volver a estar juntos, extrañar a la pareja, sentirse solo, todavía tener sentimientos por esa persona y estar aburrido.

Los investigadores reclutaron en línea a un grupo separado de 585 participantes (edad promedio de 32 años, predominantemente blancos, todos heterosexuales). Se les dio la lista de 52 razones para el sexo de ruptura y se les pidió que informaran con qué frecuencia tuvieron sexo de ruptura por cada razón en el pasado. Si nunca habían tenido relaciones sexuales de ruptura, se les pidió que informaran qué probabilidades tendrían de tener relaciones sexuales de ruptura en el futuro por cada motivo.

Lo que encontraron fue que las respuestas de los participantes se agruparon estadísticamente en tres grupos distintos:

  • Motivos de mantenimiento de la relación. Estas eran razones que se centraban en los elementos emocionales del sexo de ruptura, como estar enamorado o todavía tener sentimientos, añorar o extrañar a la pareja, estar solo y querer atención o sentirse mejor.
  • Motivos hedonistas. Estas fueron razones que se centraron en los elementos agradables y físicos del sexo de ruptura, como tener una experiencia divertida o emocionante, aliviar la tensión sexual, satisfacer necesidades y tener una pareja con la que te sientas cómodo.
  • Sentimientos ambivalentes. Estas fueron razones que se centraron en lidiar con emociones no resueltas, seguir adelante y/o usar el sexo como un medio para un fin. Esto incluía querer tener "sexo de odio", tratar de superar a su ex, querer recuperar el poder o sentirse seguro y lidiar con el estrés.

Más allá de estos tres motivos principales, había algunos que no parecían encajar en ninguna parte, como estar borracho, querer decir un "adiós final" y no ver ninguna mejor opción.

En términos de diferencias de género, los hombres eran más propensos a decir que habían tenido relaciones sexuales de ruptura por motivos hedonistas y ambivalentes. Sin embargo, no hubo diferencias de género en tener sexo de ruptura por motivos de mantenimiento de la relación.

Es importante tener en cuenta que estos hallazgos no nos dicen qué tan común es el sexo de ruptura en realidad, y no provienen de una muestra representativa de la población. Por lo tanto, es posible que las personas puedan tener relaciones sexuales de ruptura por otras razones, y que las razones más comunes puedan variar entre diferentes grupos de personas.

Dicho esto, estos resultados nos dicen que el sexo de ruptura es un fenómeno complicado. Las personas pueden tener relaciones sexuales con un ex poco después de romper por una amplia gama de razones. Sin embargo, parece haber algunas diferencias de género en la disposición a tener relaciones sexuales de ruptura, y las motivaciones para perseguirlo, al igual que cómo se siente después.

El hecho de que las mujeres tienden a no sentirse tan bien con sus experiencias sexuales de ruptura como los hombres tiene varias explicaciones potenciales. Podría ser una función del doble estándar sexual, o la idea de que las mujeres tienden a ser juzgadas más duramente que los hombres por sus comportamientos sexuales; esto puede explicar en parte por qué las mujeres son más propensas a lamentar el sexo casual en general. Alternativamente, algunos argumentarían que también podría haber una explicación evolutiva: hay más costos reproductivos potenciales para las mujeres que para los hombres cuando se trata de tener relaciones sexuales fuera del contexto de una relación comprometida.

Sin embargo, también podría deberse al hecho de que los hombres y las mujeres pueden perseguir el sexo de ruptura por razones muy diferentes. Por ejemplo, la razón más común de los hombres para tener relaciones sexuales de ruptura fue el hedonismo y los hombres informaron motivos más hedonistas que las mujeres. Así que si los hombres son más propensos a recurrir al sexo de ruptura puramente para el disfrute sexual, probablemente no es sorprendente que informen tener experiencias más positivas con él.

Imagen de Facebook: George Rudy / Shutterstock

A version of this article originally appeared in English.

publicidad
Acerca de
Justin J. Lehmiller Ph.D.

El Dr. Justin J. Lehmiller, es investigador en el Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana.

Más de Justin J. Lehmiller Ph.D.
Más de Psychology Today
Más de Justin J. Lehmiller Ph.D.
Más de Psychology Today