Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Cognición

La verdad sobre la Ley de la Atracción

La ley de la atracción es la creencia de que el universo crea y proporciona aquello en lo que los pensamientos se centran. Muchos creen que es una ley universal mediante la cual “uno atrae lo que es.” Los resultados de los pensamientos positivos son siempre consecuencias positivas. Lo mismo es cierto para los pensamientos negativos, siempre conduce a malos resultados.

Pero la Ley de la Atracción es mucho más que las generalizaciones: pensar en Lamborghinis rojos te traerá Lamborghinis rojos, siempre. Para los creyentes, cuestionar la validez de esta ley es similar a la herejía y la blasfemia; crea fervor religioso. Para los no iniciados, puede parecer una tontería discutir incluso la posibilidad de que tal ley pueda existir.

Hace tiempo escribí un artículo sobre esto cuyo título era "Tira a la basura tu tablero de visión.” Después de un cuarto de millón de lecturas y mucho odio por correo, quería asegurarme de tener una comprensión profunda de la Ley de la Atracción, así que leí todos los libros de los creadores de la ley a finales de 1800 y me certifiqué como "Practicante Avanzado de la Ley de Atracción" por uno de los autores de El Secreto. Luego escribí “Tira a la basura tu tablero de visión 2.” Esta vez los comentarios fueron un poco más positivos. Recientemente publiqué el libro, Tira a la basura tu tablero de visión: La verdad sobre la ley de la atracción.

Este post resume 14 razones por las que no hay ley de atracción.

Si se tiene una mente cerrada y se cree que existe independientemente de los datos o información de lo contrario, entonces este artículo no es para usted. Gracias por visitarlo, ahora puede volver a la abundancia de la Ley de Atracción. Este artículo está dirigido a aquellos que son nuevos en esta ley, aquellos que no lo saben, y aquellos que no han tenido éxito en su uso y son de mente abierta y buscan de respuestas.

1. Pseudociencia metafísica. Los defensores la Ley de la Atracción afirman que se basa en la teoría científica. Es, en el mejor de los casos, pseudociencia metafísica con conclusiones basadas en suposiciones erróneas, infundadas y a menudo incorrectas. La lista de información científica incorrecta que sugieren los creadores de la Ley de la Atracción es demasiado larga para una publicación. Aquí están algunas de sus verdades científicas:

a) Los electrones tienen cargas positivas.
b) En física “lo similar atrae a lo similar.” [¿imanes?]
c) El pensamiento quema la materia cerebral.
d) Solo el éter (no el aire) conduce la luz y el pensamiento.
e) El éter conecta todas las mentes. Cuando dos o más mentes se acercan, “cosas de la mente” se mezclan y crean una tercera, “una mente maestra.”
f) Las altitudes más altas tienen más oxígeno, mejor aire para respirar.
g) El sonido vibratorio se convierte más rápidamente en calor, luego en luz, luego en pensamiento.
h) La energía del pensamiento es de 40,000 Hz a 4 X 1014 Hz o superior a 7 x 1014 Hz. En realidad, las ondas cerebrales son lentas 1 - 100 Hz.
i) El universo escucha sustantivos, no adjetivos o calificadores, o solo ve imágenes de los pensamientos.
j) Cada pensamiento (aproximadamente 70,000 / día) tiene una frecuencia específica o longitud de onda de energía. "Los pensamientos" dejan el cerebro, viajan a través del éter que nos rodea y hace que "cosas sin forma" creen lo que se está pensando.

¿Por qué son importantes? Porque estas “verdades científicas” forman la base científica de la Ley de Atracción.

2. Sin propósito. La abundancia material y la riqueza son las manifestaciones más importantes para atraer. El Universo establece el propósito de vida individual. Uno elige el objetivo específico basado en deseos; no valores. Esta es una de las razones por las que hay menos pasión que impulsa la finalización de objetivos, porque estos no son objetivos de principios profundamente arraigados.

3. No hay acción. La única manera de manifestar los pensamientos en cosas es creer y vivir como si ya se hubiera logrado el objetivo. La gurú de la Ley de la Atracción Esther Hicks dijo: "no viniste a este entorno para crear a través de la acción.” La acción muestra al Universo que sabes que no lo tienes y que dudas de su capacidad para manifestarlo por ti. Si bien es obvio para la mayoría que la acción es un componente necesario del logro de la meta, es completamente inconsistente con la creencia en una Ley de la Atracción.

4. No hay plan. Si la mejor manera de lograr mis objetivos es vivir como si ya las hubiera logrado, ¡entonces no hay razón para hacer más planes para hacerlo! Hacer planes muestra al universo que dudamos de su capacidad y carecemos de fe. La duda es negativa y luego atraerá más negativo y no obtendremos lo que deseamos. En el libro El Secreto, Jack Canfield propuso, “nuestro trabajo no es averiguar el cómo. …Confía en que el Universo descubrirá como manifestarlo.” Los estudios demuestran que esta forma de pensar da como resultado una mayor satisfacción a corto plazo pero menos motivación y menor probabilidad de alcanzar objetivos. Es curioso que el sitio web de Jack Canfield vende un programa para enseñar cómo hacer un “Plan de Acción.”

5. No hay fecha. Cuando vivimos como si ya hubiéramos logrado nuestros objetivos, no hay razón para establecer plazos. Como dijo la autora secreta Rhonda Byrne, "No se necesita tiempo para que el Universo manifieste lo que quieres.” Si bien la investigación de fijación de metas apoya la importancia de establecer plazos para lograr el éxito, los expertos de la Ley de la Atracción afirman que sería inapropiado establecer una fecha límite para que el universo alcance su objetivo.

6. No hay desafíos. Los desafíos se consideran pensamientos negativos y deben evitarse. Además, si teóricamente ya hemos logrado nuestro objetivo, no podría haber ningún desafío. Como Esther Hicks, ha declarado, "Una vez que hayas reconocido que pensar en lo que no deseas solo atrae más de lo que no deseas en tu experiencia, controlar tus pensamientos no será algo difícil ..." Hay muchos beneficios para alcanzar objetivos en reconocer y planificar los desafíos que puedan surgir. Desafortunadamente, una creencia en una ley de atracción no permite que podamos lograr esto.

7. Sin compasión. No debemos involucrarnos en nada negativo como la caridad o ayudar a los necesitados. Esto atraerá más negatividad y pobreza. Wallace Wattles, un fundador de la Ley de la Atracción escribió: "no hables de pobreza; no la investigues ni te preocupes por ella. No dediques tu tiempo a la obra caritativa, o a los movimientos de caridad, toda la caridad sólo tiende a perpetuar la miseria que pretende erradicar.» y «Presta tu atención por completo a las riquezas; ignora la pobreza».

Rhonda Byrne en El Secreto lleva esto un paso más allá, "si ves personas con sobrepeso, no las observes ... si piensas o hablas de enfermedades, te enfermarás. Lo que piensas o de lo que te rodeas, bueno o malo, es lo que atraerás para tí.” Si se cree en la Ley de la Atracción, hay que evitar cualquiera de las profesiones de "ayuda o salud", como médico, enfermera, trabajador de un hospital, clero, psicólogo, oficial de policía, paramédico, etc. Hay que evitar las profesiones en las que se trata con personas pobres, como contador, corredor de hipotecas, banquero, abogado. Si bien la investigación muestra que el trabajo caritativo, la empatía y el voluntariado son beneficiosos tanto para el dador como para el receptor, hay que evitar estas cosas si se cree en una Ley de la Atracción.

8. No hay apoyo. Como siempre se atraerá lo que se piensa, debemos evitar cualquier tipo de grupos de apoyo para personas con enfermedades mentales o físicas o para personas con experiencias similares. La investigación muestra que los grupos de apoyo como Alcohólicos Anónimos, Weight Watchers o el apoyo al cáncer de mama son beneficiosos. La Ley de la Atracción predice incorrectamente que empeorará los problemas.

9. Sin sentido. Para invocar la Ley de la Atracción, es necesario vivir continuamente en un futuro irreal, que será una vez que se haya logrado el objetivo y solo hay que visualizar un resultado exitoso. Esto muestra fe en el universo. Pensar en planes, acciones y desafíos es discordante y negativo, así que hay que omitir el proceso y concentrarse en el resultado; vivir sin tener en cuenta el presente.

Esta es la definición de la irreflexión. Ser plenamente consciente y atento al aquí y ahora es atención plena y se ha demostrado que produce poderosos beneficios para la salud y el bienestar, como una mayor satisfacción con la vida y felicidad.

10. Culparse a sí mismo. Como se supone que la Ley de la Atracción es una ley perfecta y universal, la positividad SIEMPRE debe atraer más positividad. El corolario de esto es que nosotros somos completamente responsables de cualquier objetivo que no hayamos logrado con éxito, sin importar cuán poco realista sea el objetivo. Esto supone que no solo nosotros controlamos nuestros pensamientos y acciones, sino también los de todos los que lo rodean ... y la naturaleza. El hecho es, que no es verdad. Lamento decirlo.

11. Culpa a la víctima. La única razón por la que algo malo podría suceder es porque tuvimos pensamientos negativos. Si alguien nos choca por detrás en un automóvil, el 100% es nuestra culpa. Si tenemos cáncer de mama – 100% nuestra culpa (no la genética). Si se es víctima de violación o abuso, 100% es nuestra culpa. Niños asesinados por terroristas, bebés enfermos en la unidad de cuidados intensivos, víctimas de inundaciones, huracanes, desastres naturales, el Holocausto, sí, su culpa. Todos sabemos en el fondo lo ridículo que es siquiera sugerir esto. Sin embargo, es una premisa básica y fundamental de la Ley de la Atracción. NUNCA atraemos algo en lo que no estamos pensando.

Cuando algo malo le sucede a alguien, ellos tienen la culpa. No hay que sentir pena por cualquier persona que tiene cáncer o una enfermedad o niños hambrientos en la pobreza, ellos se lo ocasionaron. ¿Qué causa la obesidad? ¿Un metabolismo lento? No, pensamientos sobre gordura. De los expertos de la Ley de la Atracción, "la enfermedad no puede vivir en un cuerpo que está en un estado emocional saludable.(Bob Proctor). "No puedes atrapar nada a menos que creas que puedes, y pensar que puedes es invitarlo a ti con tu pensamiento.” (De El Secreto).

“Los buenos pensamientos y acciones nunca pueden producir malos resultados; los malos pensamientos y acciones nunca pueden producir buenos resultados. El sufrimiento es siempre el efecto de un pensamiento equivocado en alguna dirección.(James Allen). “Si el hombre sólo piensa pensamientos de salud perfecta, puede causar dentro de sí el funcionamiento de la salud perfecta…” (Wallace Wattles). "Cada individuo crea todos los aspectos de sus experiencias: estamos en control total de nuestra salud a lo largo de toda nuestra vida. No hay accidentes."(Esther Hicks).

12. No somos perfectos. La Ley de la Atracción es una “ley perfecta” y debe resultar en una vida “perfecta”. Se nos dice que ningún objetivo es demasiado grande si se puede pensar; no existe tal cosa como un objetivo poco realista. De El Secreto: "Puedes pensar en tu camino hacia el estado de salud perfecto, el cuerpo perfecto, el peso perfecto y la eterna juventud. Usted puede traerlo a la existencia, a través de tu pensamiento consistente de la perfección.”

Comprobación de la realidad: La vida no es perfecta. Puede ser genial, fantástica, increíble, incluso óptima. ¿Pero perfecta? No sucederá. ¿Cuál es el problema con esta forma de pensar? ¿Por qué no esperar la perfección? Fantasear y luchar por lo perfecto nos hace sentir mejor en el corto plazo, pero en realidad reduce nuestras posibilidades de alcanzar nuestros objetivos y da como resultado más infelicidad y echar culpas. Si se va a tener satisfacción con resultados perfectos - salud perfecta, cuerpo perfecto, familia perfecta, matrimonio perfecto, amistades perfectas, hijos perfectos, casa perfecta, trabajo perfecto, vida perfecta; estamos en una decepción perfecta. Los estudios de investigación apoyan esto.

13. Efecto Placebo. Los placebos son sustancias inactivas e ineficaces a las que se ha atribuido un efecto positivo. Cuanto mayores sean las expectativas y creencias de que algo será efectivo, mayor será la posibilidad de crear una respuesta positiva. La mente es una herramienta poderosa. Podemos aumentar o disminuir nuestra frecuencia cardíaca y presión arterial a través de la visualización. Algunas personas que usan la Ley de la Atracción tienen la firme creencia de que funcionará y así lo hace. Las personas tienden a tener más éxito con la Ley de la Atracción con artículos más pequeños para los que no hicieron un tablero de visión: encontrar dinero en la calle, recibir un cheque por correo, escuchar a un amigo perdido hace mucho tiempo. ¿Es mejor creer en una ley de atracción que frotar el pie de un conejo, lanzar una moneda en la fuente o separar una hueso de pollo? Hay que probarlo; ¡la respuesta es no!

14. Evidencia anecdótica. La evidencia de que la Ley de la Atracción es una forma efectiva de alcanzar objetivos es anecdótica, no científica y comprobada. Este hecho no prueba que no exista. Pero somete al escrutinio si se desea invertir tiempo, dinero y energía en algo que es ineficaz y potencialmente dañino.

Las personas son mucho más propensas a publicar éxitos que fracasos. También practicamos la apofenia, la creencia de que hay un significado detrás de los datos aleatorios, cuando nos enfocamos en las coincidencias sin tener en cuenta el número mucho mayor de veces que no experimentamos coincidencias. ¿Cuántas veces pensaste en esa persona y no te llamaron? De las dos mil personas en las que pensé hoy, solo dos realmente llamaron. Eso no es un gran porcentaje: 0.1%. Pero si lo pienso en términos de las personas que llamaron, obtenemos una historia diferente. Pensé en Omar y él me llamó, ¡eso es 100%!

Al leer los sitios web y las publicaciones de la Ley de la Atracción, se supondría que podría ser más del 90% efectivo: todos parecen estar logrando sus objetivos de esta manera. Al hablar con expertos que tratan con el público en general tratando de usar la Ley de la Atracción, hay una historia completamente diferente. La tasa de fracaso es ¡enorme! De hecho, el experto en la Ley de Atracción John Assaraf estimó que la tasa de éxito es de aproximadamente 0.1% y creemos que este número es correcto.

Lo siento por la fatalidad y la tristeza, pero estas cosas necesitan ser dichas. Millones de personas están perdiendo tiempo, dinero y energía en un sistema ineficaz y perjudicial.

A version of this article originally appeared in English.