Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Estrés

La sorprendente diferencia entre el agotamiento y el estrés

Source: Photo by Naomi August on Unsplash
Saber la diferencia entre el agotamiento y el estrés te puede ayudar a salir del círculo vicioso
Source: Photo by Naomi August on Unsplash

El estrés y la sobrecarga en el lugar de trabajo están aumentando en todo el mundo, lo que a menudo se considera una causa de agotamiento. Pero un nuevo estudio cuestiona esa suposición.

En 1974 Herbert Freudenberger acuñó el término burnout o agotamiento. En 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alcanzó un hito al clasificarlo oficialmente como un diagnóstico médico, incluida la afección en su Clasificación Internacional de Enfermedades, el manual que guía a los proveedores médicos en el diagnóstico de afecciones. Describe el agotamiento como "un síndrome conceptualizado como resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no se ha manejado con éxito". Tres síntomas pueden ayudar a reconocerlo: “sensación de agotamiento o vacío de energía; aumento de la distancia mental del trabajo de uno, o sentimientos de negativismo o cinismo relacionados con el trabajo de uno; y eficacia profesional reducida. El agotamiento se refiere específicamente a fenómenos en el contexto ocupacional y no debe aplicarse para describir experiencias en otras áreas de la vida”.

La diferencia entre el estrés y el agotamiento

Ahora que el agotamiento es oficialmente una crisis laboral crónica, las empresas se están tomando más en serio la enfermedad. Es útil comprender que el agotamiento no es lo mismo que el estrés y que no se puede curar tomando unas vacaciones prolongadas, reduciendo la velocidad o trabajando menos horas. El estrés es una cosa; el agotamiento es un estado mental totalmente diferente. Bajo estrés, hay dificultades para hacer frente a las presiones. Pero una vez que el agotamiento se afianza, te quedas sin gasolina y has perdido toda esperanza de superar tus obstáculos. Cuando sufres de agotamiento, es más que fatiga. Tienes una profunda sensación de desilusión y desesperanza porque tus esfuerzos han sido en vano. La vida pierde su significado y las pequeñas tareas se sienten como una caminata por el Monte Everest. Tus intereses y motivación se agotan y no cumples ni siquiera con las obligaciones más pequeñas.

Estos son los indicadores primarios:

  • Desilusión/pérdida de sentido
  • Fatiga y agotamiento mental y físico
  • Mal humor, impaciencia y mal genio
  • Pérdida de motivación y menor interés en los compromisos.
  • Incapacidad para cumplir con las obligaciones.
  • Inmunidad reducida a la enfermedad
  • Desprendimiento emocional de implicaciones anteriores
  • Sentir que los esfuerzos no son apreciados
  • Retraimiento de compañeros de trabajo y situaciones sociales
  • Desesperanza y una perspectiva desamparada y deprimida
  • Ausentismo e ineficiencia laboral
  • La privación del sueño
  • Pensamiento confuso y dificultad para concentrarse

Las encuestas muestran que más del 60 por ciento del ausentismo laboral se atribuye al estrés psicológico y al agotamiento relacionado con el estrés. Según una encuesta de 2018, un 40 por ciento de 2.000 empleados dijeron que estaban considerando renunciar debido al agotamiento. Los expertos estiman que el agotamiento se traduce en una pérdida de entre $ 150 y $ 350 mil millones anuales para las empresas estadounidenses. Esa es una estadística escalofriante para cualquier gerente, especialmente en un mercado laboral apretado: que sus empleados no pueden dar lo mejor de sí mismos y, por desesperación, tomar atajos, reportarse enfermos o renunciar, todo en un esfuerzo por sobrevivir al agotamiento.

Nuevas investigaciones: ¿el estrés laboral es la fuerza detrás del agotamiento?

"El síntoma de agotamiento más importante es la sensación de cansancio total, en la medida en que no puede remediarse con las fases normales de recuperación de una noche, un fin de semana o incluso unas vacaciones", dijo el investigador Christian Dormann, quien dirigió un estudio en la Universidad de Mainz. "Para protegerse de un mayor agotamiento, algunos tratan de construir una distancia psicológica con su trabajo, es decir, se alejan de su trabajo y de las personas asociadas con él y se vuelven más cínicos".

Los resultados del estudio de la Universidad de Mainz cuestionan la noción común de que el estrés laboral es la fuerza impulsora detrás del agotamiento. El equipo de investigación analizó 48 estudios longitudinales (un total de 26,319 participantes) de agotamiento y estrés laboral de 1986 a 2019. La muestra estuvo compuesta principalmente por hombres (44%) con una edad promedio de 42 años de países de todo el mundo.

Los hallazgos del huevo y la gallina muestran que el estrés y el agotamiento se refuerzan mutuamente. Sin embargo, contrariamente a la creencia popular, el agotamiento tiene un impacto mucho mayor sobre el estrés que viceversa. "Esto significa que cuanto más severo se vuelve el agotamiento de una persona, más estresado se sentirá en el trabajo, como estar bajo presión de tiempo, por ejemplo", dijo Dormann. “Los empleados que sufren de agotamiento deben recibir oportunamente el apoyo adecuado para romper el círculo vicioso entre el estrés laboral y el agotamiento”.

Los resultados desafían la percepción común de que el estrés laboral causa agotamiento. "El agotamiento puede desencadenarse por una situación laboral, pero no siempre es así", señala Dormann. Una vez que comienza el agotamiento, se desarrolla gradualmente y se acumula lentamente con el tiempo. En última instancia, hace que el trabajo se perciba cada vez más como estresante: la cantidad de trabajo es demasiado, el tiempo es demasiado corto y el estrés es demasiado grande. "Cuando uno se agota, la capacidad para lidiar con el estrés generalmente disminuye. Como resultado, incluso las tareas más pequeñas pueden percibirse como significativamente más agotadoras", explicó Christina Guthier, la primera autora del artículo. "Esperábamos un efecto del agotamiento sobre el estrés laboral; la fuerza del efecto fue muy sorprendente", anotó.

Esta investigación tiene implicaciones sobre cómo las principales organizaciones abordan el estrés y el agotamiento laboral. Los investigadores sugieren que cuando los empleados sienten que tienen cierto grado de control sobre su trabajo y reciben apoyo de colegas y superiores, el efecto del agotamiento sobre el estrés laboral puede potencialmente minimizarse. ¿Qué pueden hacer las empresas para romper el ciclo del huevo y la gallina y reducir los efectos del agotamiento en el estrés laboral? Los investigadores sugieren que el lugar para comenzar es cómo los gerentes dirigen sus equipos. Es importante que los empleados tengan la oportunidad de dar retroalimentación a los superiores en cualquier momento y que la gerencia preste atención a su llamado para proporcionar el tiempo adecuado para que los empleados se recuperen de este ciclo para mitigar la espiral descendente.

A version of this article originally appeared in English.

publicidad