Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Ansiedad

La relación entre un EQ alto y la ansiedad

Tener un EQ alto (cociente emocional) no significa que una persona no se sienta ocasionalmente ansiosa o deprimida. En realidad, esa persona puede ser más vulnerable a sufrir episodios de ansiedad por estar en contacto con emociones incómodas.

En sintonía con las propias emociones y en sintonía con los demás, una persona con un alto EQ es autoconsciente y empática. A menudo esto no es fácil porque estas capacidades pueden causar ansiedad temporal. Adicionalmente, la sintonización emocional y autoconciencia permiten a una persona unirse de corazón en una relación interpersonal, pero puede resultar en depresión cuando se termina un apego significativo.

Una persona con un alto EQ suele ser lo suficientemente segura como para tolerar las emociones incómodas que afectan su ego y causan ansiedad breve pero intensa. Por ejemplo, digamos que Sandra se siente intimidada por un colega que es altamente calificado en un área en la que Sandra se siente deficiente. En una reunión, el colega anuncia que utilizó un conjunto de habilidades únicas para tener éxito con un cliente de alto perfil. Sandra siente un poco de celos e inseguridad. Sin embargo, debido a que Sandra es consciente de sus emociones, incluidas las dolorosas como los celos y la inseguridad, es capaz de sobrellevar las emociones de manera productiva. Ella decide acercarse al colega y pedirle recursos, tutoriales e ideas personales sobre cómo hacer crecer la tan codiciada experiencia. El colega se siente halagado y útil. Sandra se pone a trabajar y está vigorizada y motivada. Su conciencia de una emoción incómoda le permite hacer algo productivo con ella.

Alternativamente, digamos que Sandra tiene un bajo EQ. Ella está separada de las emociones dolorosas que amenazan su autoestima. Usando la deflexión y proyección extremas, ella aleja inconscientemente cualquier emoción que amenaza su ego. En lugar de tener una conciencia de sus sentimientos de inseguridad y celos, Sandra actúa con base en ellos. Durante la reunión, ella arremete y distorsiona la información, acusando al colega de falta de lealtad al equipo. Saliendo de la reunión, Sandra encubiertamente alinea al equipo con ella y contra el colega inocente. Esto no solo es injusto sino destructivo para el equipo y la organización. Esencialmente, todos pierden, incluida Sandra que no crece profesionalmente.

Estar en sintonía con los sentimientos de otras personas es esencial, pero también puede desencadenar una breve ansiedad. Tomemos por ejemplo, a Roberto, una persona con un alto EQ. Roberto siente que un colega está enojado. Al sentir la negatividad, Roberto inmediatamente se siente ansioso. Se pregunta si hizo algo para molestar a su amigo del trabajo.

Una persona con un alto EQ suele ser confiable debido a su alto nivel de autoconciencia, porque fácilmente reflexiona acerca de sí misma. Contemplando su posibles errores, o errores de comunicación, Roberto piensa en las interacciones pasadas. Este autoanálisis es incómodo pero importante. Roberto inmediatamente se da cuenta de que el colega ha estado trabajando una buena cantidad de horas extras que parecen ser pasadas por alto.

Roberto regresó recientemente de unas largas vacaciones. Aunque Roberto se da cuenta de que no hizo nada malo, quiere que su colega se sienta mejor, por lo que se acerca al colega y dice: "me di cuenta de que realmente estás trabajando duro y vas más allá por el equipo. Solo quiero que sepas que aprecio y admiro tu ética laboral.” El colega se sorprende, pero acepta fácilmente el apoyo que Roberto ofrece. Él confía en Roberto y le dice que está pasando por un divorcio. Debido a que Roberto está en sintonía con sus sentimientos, siente el dolor emocional del colega y es empático. "Lo siento mucho. Eso es muy difícil. Debes estar sintiendo mucho dolor. ¿Hay algo que pueda hacer?” El empleado indica que ayudó a decirle a alguien. Le agradece a Roberto.

La capacidad de Roberto para estar en sintonía con el estado emocional de otra persona, junto con su capacidad de mirarse a sí mismo, lo ayudaron a descubrir cómo remediar una situación tensa y ayudar a un amigo del trabajo. Ambas partes avanzan sintiendo más confianza y apoyo mutuo, lo que puede conducir a un entorno de trabajo más exitoso y productivo.

La autoconciencia es también una capacidad esencial de una persona con un alto EQ. Aunque la tendencia es que autoreflexionar puede hacernos sentir incómodos a veces y puede causar ansiedad, el resultado bien vale la pena. Por ejemplo, digamos que Luisa contactó a un individuo externo a su organización y lo invitó a trabajar para ella. Más tarde ese día, Luisa es contactada por la jefa de esta persona, quien está extremadamente molesta con Luisa por intentar robarle a su empleado. Siente que le han faltado al respeto y externa su creencia de que Luisa actuó de manera poco profesional.

En lugar de ponerse a la defensiva y desviar la culpa o jugar a la víctima para obtener simpatía y evitar la rendición de cuentas, Luisa se siente terrible. Ella entiende cómo se siente esta persona. Quizá se habría sentido de manera similar si los roles se invirtieran, por lo que Luisa auténticamente admite la culpa y se disculpa. Ella transmite una comprensión sincera de cómo sus acciones afectaron a la persona y asume toda la responsabilidad. Luisa está ansiosa por unos días después de la confrontación porque su sentido de sí misma recibió un golpe. Sin embargo, la fuerte conciencia de Luisa, el remordimiento intenso y la capacidad de reconocer su error le permiten la oportunidad de crecer, evolucionar y evitar un error similar en el futuro. El crecimiento personal nace tanto de la autoconciencia como de la perspicacia.

Muchos de los atributos de una persona con un alto EQ son también las cualidades que fomentan relaciones profundas y significativas. La cercanía generalmente se logra mediante la comprensión de las emociones de la otra persona. La autoconciencia le da una persona la oportunidad de ser responsable y admitir auténticamente sus errores en una relación. Esto significa que generalmente no comete el mismo error hiriente dos veces.

La capacidad de estar en sintonía con los sentimientos de otra persona permite que un individuo sea concienzudo, considerado, reflexivo y amable. Se crea un vínculo profundo y cercano con los seres queridos. Una persona con un alto EQ se apega de forma sincera a quienes quiere. Sin embargo, si el apego se corta traumáticamente, la persona sufre una pérdida profunda y debilitante. Como un roble cuya raíz ha sido cortada, la pérdida es desgarradora.

Por otra parte, una persona con un bajo EQ puede encontrar fácil terminar una relación abruptamente. Debido a que puede ser menos empática, mínimamente consciente de sí misma, y separada de las emociones que amenazan su autoestima puede apegarse de forma menos profunda. Un estilo de apego superficial hace que sea fácil para la persona abandonar a una pareja por otra rápidamente y sin agitación interna. Por lo tanto, puede ser importante ser selectivo e invertir en una pareja con un alto EQ.

Una persona con un alto EQ es una persona capaz de tolerar las emociones incómodas que afectan el sentido de uno mismo. Esta es una capacidad esencial que permite relaciones positivas, crecimiento personal y apegos abundantes y significativos. Aunque la ansiedad a menudo acompaña a tales capacidades, el resultado supera el costo.

A version of this article originally appeared in English.