Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Tony Evans Ph.D.

Personalidad

La personalidad predice la adaptación al trabajo remoto

Los trabajadores extrovertidos y escrupulosos tuvieron dificultades al trabajar desde casa.

Los puntos clave

  • Desde el comienzo de la pandemia, ha habido un debate sobre si los trabajadores son más felices y productivos en casa o en la oficina.
  • Un estudio reciente que realizó mi equipo examinó los cambios en los resultados laborales durante la transición al trabajo remoto.
  • Dos rasgos de personalidad, la extroversión y la escrupulosidad, predijeron una disminución del rendimiento y un menor bienestar con el tiempo.

Al comienzo de la pandemia, los empleados de todo el mundo pasaron rápidamente al trabajo remoto. Antes de 2020, los trabajadores remotos solo representaban una pequeña parte de la fuerza laboral. Pero el año pasado representaron más del 40 por ciento de la fuerza laboral estadounidense (Bloom, 2020). Ahora, muchas organizaciones están decidiendo si traer trabajadores de regreso a la oficina y cuándo, y algunas empresas de tecnología (como Facebook) anuncian planes para mantener la opción de trabajo remoto abierta indefinidamente. Esta decisión se basa en parte en un debate sobre si los trabajadores son más productivos y están más satisfechos en casa (o en una oficina tradicional).

'Pixaby/Pexels', used with permission
Will workers return to traditional office life?
Source: 'Pixaby/Pexels', used with permission

¿Los trabajadores están mejor en casa o en la oficina? Realizamos un estudio de cuatro meses para examinar cómo los trabajadores experimentaron la transición al trabajo a distancia (Evans et al., 2021). Seguimos a un grupo de (en su mayoría) trabajadores remotos del Reino Unido durante la primera ola de la pandemia, de mayo a agosto de 2020. Sorprendentemente, encontramos que los trabajadores, en promedio, no mejoraron mucho (o empeoraron) con el tiempo. En cambio, dos rasgos de personalidad, la extroversión y la escrupulosidad, predijeron si los trabajadores mejoraban (o empeoraban) con el tiempo. Nuestros hallazgos sugieren que el trabajo remoto podría no ser una solución a largo plazo para todos. Esto es algo en lo que las organizaciones deberían pensar al decidir si traer empleados de regreso a la oficina.

¿Estamos mejor juntos?

Desde el comienzo de la pandemia, ha habido un debate público en curso sobre si trabajar en casa es una mejora con respecto a la vida tradicional de la oficina. En el lado positivo, los trabajadores remotos ahorran tiempo y dinero en los desplazamientos, y les da a los trabajadores más flexibilidad para elegir dónde vivir y cómo equilibrar el trabajo y la vida personal. Pero, al mismo tiempo, trabajar en casa puede resultar solitario y puede ser más difícil para los compañeros de equipo colaborar y confiar entre sí sin un contacto habitual cara a cara.

En nuestro estudio, probamos si los resultados laborales (como el desempeño del trabajador, la satisfacción laboral y los sentimientos de agotamiento) cambiaron con el tiempo durante el curso de nuestro estudio. Al mirar a las personas, en promedio, no hubo muchos cambios. Los trabajadores se volvieron un poco menos productivos con el tiempo, pero en su mayor parte, los niveles generales de desempeño y bienestar no cambiaron mucho en el transcurso de nuestro estudio.

La personalidad predice la adaptación

En lugar de ver un efecto general (todos empeoraron o todos mejoraron), descubrimos que los cambios en los resultados de los trabajadores se predecían por la personalidad. Dos rasgos, la extroversión y la conciencia, predijeron consistentemente si los trabajadores experimentaron mejores (o peores) resultados a lo largo del tiempo.

La extroversión es un rasgo social. Las personas que obtienen un puntaje alto en extroversión tienden a ser comunicativas, extrovertidas y enérgicas. Las personas que obtienen una puntuación baja en el rasgo (introvertidos) son más propensas a ser reservadas y cerradas. Encontramos que los trabajadores que obtuvieron puntuaciones altas en extroversión tuvieron peores resultados con el tiempo. Tenían peor desempeño, menos satisfacción con sus trabajos y mayores sentimientos de agotamiento. Por otro lado, los empleados introvertidos mejoraron en las mismas rúbricas. Quizás este hallazgo no sea sorprendente. Aunque los empleados extrovertidos a menudo experimentan resultados positivos en el trabajo (Wilmot et al., 2019), tiene sentido que se les dificulte el aislamiento social del trabajo remoto.

La escrupulosidad es un rasgo asociado con la autodisciplina, la diligencia y el trabajo cuidadoso. Al igual que la extroversión, la escrupulosidad es otro rasgo que generalmente se considera deseable en el lugar de trabajo (Wilmot & Ones, 2019). Por ejemplo, es más probable que los empleados escrupulosos cumplan con sus plazos y no pospongan las cosas. Pero descubrimos que los empleados escrupulosos empeoraron con el tiempo, y los empleados que obtuvieron puntuaciones bajas en el rasgo mejoraron. ¿Por qué los empleados escrupulosos batallaban con el trabajo remoto? Una posibilidad es que luchen con entornos no estructurados; funcionan bien en situaciones en las que existen reglas y procedimientos claros. Durante los primeros meses de la pandemia, muchas organizaciones tuvieron que adaptarse rápidamente e inventar nuevos procedimientos. Esto puede haber sido especialmente estresante para los empleados escrupulosos.

Tengamos en cuenta que hay algunas advertencias importantes en nuestros hallazgos: por ejemplo, es difícil decir si nuestros hallazgos se basan en experiencias con el trabajo remoto en sí o en experiencias con el trabajo remoto durante una pandemia. Recopilamos datos durante la primera ola de la pandemia, cuando hubo muchos desafíos adicionales además de las dificultades normales asociadas con el trabajo remoto.

(No) es necesario volver

Ha pasado más de un año desde que finalizamos la recopilación de datos para nuestro estudio. Y ahora muchos empleados están contemplando el futuro de sus políticas de trabajo a distancia. Nuestros hallazgos sugieren que las experiencias con el trabajo remoto están determinadas, en parte, por rasgos de personalidad como la extroversión y la escrupulosidad. Esto significa que las políticas de talla única para todos, ya sea que traigan a los trabajadores a la oficina o los mantengan en casa, no funcionarán bien para todos.

A version of this article originally appeared in English.

publicidad