Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Personalidad

La increíble personalidad de la gente que disfruta estar sola

Cuatro estudios rompen con los estereotipos sobre la gente a la que le gusta estar sola.

Eugenio Marongiu/Shutterstock
Fuente: Eugenio Marongiu/Shutterstock

Hay gente a la que le gusta estar sola, tal vez incluso les encanta. ¿Cómo serán estas personas? ¿La mente inmediatamente piensa en misántropos o el aterrador ser solitario escondido en algún lugar, planeando su siguiente asesinato? Como nos dijo Anneli Rufus en su maravilloso Fiesta para uno: El Manifesto de los Solitatios, esos estereotipos no capturan a los verdaderos solitarios. Los verdaderos solitarios son personas que abrazan su tiempo a solas. Aquellos que arremeten contra los demás probablemente están solos en contra de su voluntad. Quieren ser incluidos. Quieren ser amados por sus objetos de deseo. Pero en su lugar han sido rechazados y excluidos. Esa exclusión y rechazo (entre otras cosas) alimenta su hostilidad e ira.

¿Cuál es la verdad sobre la gente que disfruta de estar sola? Gracias a algunas escalas recientemente desarrolladas para medir actitudes hacia estar solos, ahora tenemos respuestas basadas en investigación.

Primero, a pesar de que necesitamos entender lo que significa disfrutar estar solos. Una acepción de "solo" se refiere a pasar tiempo a solas. La escala del "deseo de estar solo" desarrollada por Birk Hagemeyer y sus colegas mide justo eso.

La gente que obtiene una puntuación alta en el deseo de estar sola ESTÁ DE ACUERDO con declaraciones como:

  • Cuando estoy solo me siento relajado.
  • Me gusta estar completamente solo.

Están EN DESACUERDO con declaraciones como:

  • Me siento incómodo cuando estoy solo.
  • Estar solo se vuelve demasiado para mí.

Un segundo uso de la palabra "solo" se refiere a las personas que están solteras. (Yo creo que este uso es engañoso e inapropiado pero me guardaré esa discusión para otro día.) Solo pensar en una vida de soltero es algo que aterra a algunas personas. Stephanie Spielmann y sus colegas desarrollaron una escala de "Temor a estar solo". Yo estoy interesada en la gente que NO TIENE MIEDO de estar soltera, así que simplemente revertí su escala.

La gente que NO TIENE MIEDO de estar soltera, está EN DESACUERDO con declaraciones como:

  • Me siento ansioso cuando pienso en estar soltero para siempre.
  • Si termino solo en la vida, probablemente sentiré que hay algo mal en mí.

Detalles sobre los estudios

Se midió la personalidad en dos grupos de personas dentro de los estudios sobre "Temor a estar soltero". Uno de los grupos consistió de 301 personas reclutadas en línea con una edad promedio de 29 años. Solo 33 estaban casados; 131 eran solteros y no estaban saliendo con nadie, los demás estaban saliendo con alguien. El otro grupo estaba compuesto de 147 canadienses universitarios, con una edad promedio de 19 años. Solo dos de ellos estaban casados, 105 eran solteros y no estaban saliendo con nadie y los demás estaban saliendo con alguien. Los resultados se promediaron entre ambos grupos.

En los estudios sobre "Deseo de estar solo" participaron dos grupos de alemanes adultos y, desafortunadamente para gente como yo que estamos interesados en la gente soltera, todos los participantes estaban en pareja: habían estado en una relación sexual seria por al menos un año. El primero estudio incluyó a 476 participantes (edad promedio de 35 años) y los resultados se promediaron entre hombres y mujeres. El segundo estudio incluyó a 578 parejas heterosexuales (promedio de edad de 42 años). Los resultados de hombres y mujeres se reportaron por separado.

Características de personalidad

Se midieron las "cinco grandes" características de la personalidad en todos los participantes de ambos grupos de estudios:

  • Neurótico: tenso, voluble, se preocupa mucho.
  • Abierto: original, curioso, imaginativo.
  • Extravertido: sociable y extrovertido, conversador, asertivo.
  • Afable: considerado y amable, confiado, cooperativo.
  • Concienzudo: confiable, organizado, minucioso.

Los estudios sobre la gente que gusta de pasar tiempo sola también incluyó una medida de su sociabilidad, medido con declaraciones como, "Me parece que la gente es más estimulante que todo lo demás."

Los estudios sobre personas que no temían estar solteras mide seis características más:

  • Autoestima bastado en relaciones: El grado en el que el autoestima de una persona depende de cómo va su relación amorosa (cuando tienen una).
  • Necesidad de pertenecer: La gente que es adicta a la "necesidad de pertenecer" tienen más posibilidades de estar de acuerdo con declaraciones como, "Necesito sentir que hay gente con la que puedo contar cuando lo necesite."
  • Propensión a sentirse lastimado: Son las personas cuyos sentimientos se hieren fácilmente.
  • Sensibilidad al rechazo: La gente que es particularmente sensible al rechazo son los que más probablemente esperan ser rechazados y se sienten ansiosos al respecto.
  • Soledad: Se mide con declaraciones como, "¿Con qué frecuencia se presenta la sensación de falta de compañía?"
  • Depresión: Se mide con declaraciones como, "Sentía que no podía deshacerme de la sensación de tristeza incluso con ayuda de mi familia y amigos."

Los hallazgos

Si nuestros estereotipos acerca de la gente a la que le gusta estar sola son ciertos, entonces deberíamos haber descubierto que son neuróticos y de mente cerrada. De hecho, lo opuesto es cierto: La gente a la que le gusta pasar tiempo a solas, que no tienen miedo a estar soltera, tiene probabilidades especialmente bajas de ser neuróticos. No son del tipo voluble, tenso que se preocupa mucho.

La gente que gusta de estar sola y la que no teme estar soltera también tiene más probabilidades que los demás a ser de mente abierta. La gente que no teme estar soltera es más afable que la gente que tiene miedo de estar soltera. (La gente a la que le gusta pasar tiempo a solas no es más ni menos afable que la gente a la que no). Y la gente que no teme estar soltera también son más concienzudos que aquellos que lo temen. (Los resultados no fueron consistentes para la gente que gusta de pasar tiempo sola.)

La pregunta que escucho más seguido acerca de la personalidad de la gente que está soltera es si son más introvertidos. El único estudio relevante sugiere que probablemente lo son. Pero los estudios sobre gente soltera típicamente incluye a toda la gente soltera, quieran estar solteros o no. Los estudios que describo aquí nos hablan sobre gente que no teme estar soltera (o que disfrutan de estar solos).

La gente que no teme estar soltera era más extravertida que quienes temen estar solteros. Tal vez este hallazgo es más consistente con las investigaciones que muestran que la gente soltera, en promedio, tiene más amigos que la gente casada, y hacen más esfuerzos para mantener relaciones con amigos, vecinos, hermanos y padres. Pero, de nuevo, la investigación sobre los lazos sociales de la gente soltera incluye a toda la gente soltera, no solo a aquellos que no temen estar solteros.

La gente a la que le gusta pasar tiempo a solas no eran más extravertidos que aquellos a los que no, pero sí calificaron como menos sociables. Esas dos escalas (extraversión y sociabilidad) miden cosas similares así que es raro que no produjeran hallazgos consistentes.

Todas las demás características de personalidad se midieron solamente en los estudios de gente que no temía estar soltera . y los resultados fueron rotundamente ratificantes. La gente que no teme estar sola no era demasiado sensible al rechazo y no se herían fácilmente sus sentimientos. Cuando están en relaciones románticas, su propia autoestima no depende de cómo le vaya a esas relaciones. No tienen una necesidad particularmente fuerte de pertenecer. Y tienen menos probabilidad de sentirse solitarios o deprimidos.

Si juntamos todo eso con su apertura, afabilidad, escupulosidad, extraversión y bajos niveles de neuroticismo, entonces podemos concluir que la gente que no teme a estar soltera es sumamente increíble.

La gente que no teme a estar soltera no solamente son buenos habladores. Otros estudios han observado sus comportamientos y esos resultados también son ratificantes. La gente que no tiene miedo a estar soltera tiene estándares. Por ejemplo, en eventos de citas rápidas, le dan su información de contacto a menos personas. Y cuando sí se involucran en una relación amorosa y la encuentran poco satisfactoria, tienen más probabilidades de terminarle que la gente que teme estar soltera.

A pesar de todo lo que es bueno y positivo sobre la gente que no teme estar soltera, no pueden esperar ser celebrados o incluso respetados por los demás. La gente a la que le gusta estar soltera o elige estar soltera presenta una amenaza para las percepciones universales más preciadas sobre lo que debería querer y sentir la gente. Las demás personas las evalúan más severamente que a las personas que están solteras pero desearían tener pareja - incluso son víctimas de enojo.

Conforme más y más personas acepten abiertamente sus vidas en soltería, tal vez cambien las cosas. Los solteros felices se volverán parte de nuestro panorama cultural y aquellos que se sienten amenazados por ellos se retirarán a la periferia.

A version of this article originally appeared in Inglés.

publicidad
Acerca de
Bella DePaulo Ph.D.

La Dra. Bella DePaulo, experta en personas solteras, autora de Singled Out y otros libros. Es Afiliada Académica en Ciencias Psicológicas y Cerebrales en la Universidad de California, Santa Bárbara.

Más de Bella DePaulo Ph.D.
Más de Psychology Today
Más de Bella DePaulo Ph.D.
Más de Psychology Today