Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Jeffrey Davis M.A.

La ciencia te dice lo que debes hacer este fin de semana

Encontrar tu mejor manera de recuperarte de la semana laboral y volver más fuerte.

Los puntos clave

  • Muchos estadounidenses pasan los fines de semana y días festivos trabajando, lo que genera estrés laboral negativo.
  • Descansar el fin de semana es importante, pero la forma en que elegimos relajarnos es igualmente importante.
  • La forma adecuada de recuperación para ti depende de la naturaleza de tu trabajo.

¿Sientes que es más difícil desconectarte del trabajo en estos días? Si es así, no estás solo. Según la última encuesta estadounidense sobre el uso del tiempo, uno de cada cinco trabajadores estadounidenses pasa un promedio de 5.94 horas trabajando los fines de semana y días festivos.
Trabajar los fines de semana es el mensaje que nos transmite la sociedad sobre cómo salir adelante. Una búsqueda en Google de lo que hacen los empresarios los fines de semana arroja artículos alegres llenos de consejos para descansar y relajarse; sin embargo, los foros de Quora y Reddit que hacen la misma pregunta revelan lo que los empresarios realmente hacen: trabajar en sus negocios.

¿Es de extrañar que la Encuesta de Trabajo y Bienestar de 2021 de la Asociación Estadounidense de Psicología haya encontrado que tres de cada cinco trabajadores experimentan estrés laboral negativo?

Es hora de recuperar nuestros fines de semana.

Investigaciones recientes sobre la recuperación durante el fin de semana

A principios de este año, escribí sobre establecer metas para una vida que valga la pena vivir fuera del trabajo y cómo, si queremos evitar el agotamiento y mejorar nuestra resiliencia, debemos repensar cómo nos refrescamos mientras estamos fuera del horario laboral.

Trabajar en ese concepto despertó mi curiosidad por un par de estudios que van más allá del hecho de que la relajación es necesaria y plantean la pregunta de qué tipo de actividad puede ayudarnos a sentirnos más rejuvenecidos.

En un estudio de 2017 de la Universidad de San Francisco, Kevin J. Eschleman y sus colegas encontraron que los trabajadores en trabajos menos creativos (como cajeros, guardias de seguridad y técnicos) tenían más probabilidades de beneficiarse de actividades creativas fuera del trabajo. Los trabajadores en trabajos creativos como diseñadores y arquitectos, por otro lado, se sentían más renovados por actividades no creativas.

Un estudio más reciente de la Université Grenoble Alpes en Francia amplió la pregunta para observar no solo las actividades que realizaron los participantes, sino también la cantidad de esfuerzo que requirieron esas actividades y la forma en que hicieron sentir al participante (lo que ellos llaman "experiencias"; por ejemplo, relajación, dominio, control).

Descubrieron que los participantes que llevaron a cabo actividades relacionadas con su trabajo experimentaron una menor recuperación durante el fin de semana, mientras que los que participaron en experiencias sociales, físicas y creativas se recuperaron mejor. Al profundizar aún más, descubrieron que dos experiencias específicas, el desapego psicológico del trabajo y la relajación, tenían más probabilidades de ayudar con la recuperación.

Quiero resaltar esto para uno de cada cinco de nosotros que trabaja 5.94 horas los fines de semana y días festivos: cuanto más distintas sean tus actividades no laborales de tus actividades laborales, más recuperado te sentirás al final de tu fin de semana.

Trabajo complementario y recuperación

Considerando esto, ¿cómo deberías pasar tus fines de semana? Lo que encuentres más restaurador dependerá de la naturaleza de tu trabajo.

Debido a que gran parte de mi trabajo a lo largo de la semana es cerebral y lo realizo en una computadora, encuentro que las actividades al aire libre y físicamente atractivas son increíblemente restauradoras, incluso si son técnicamente "laborales". Hace unos fines de semana, pasé mis días de descanso apilando dos cuerdas de madera en nuestra casa y luego ayudé a un amigo a esparcir astillas de cedro. Terminé dolorida, pero feliz y renovada.

He visto historias similares de clientes que han optado por participar en actividades recreativas que complementan su trabajo.

Una cliente, una profesora titular de derecho, recurrió a la pintura para aliviar el estrés, refrescar su espíritu y despertar su creatividad. Durante varios meses de invierno, se despertó temprano y pintó una pequeña acuarela con pinturas de tierra. La búsqueda le abrió nuevas vías creativas; ella escribió un libro para inspirar a otros abogados.

Otro cliente, un escritor, elige un proyecto de costura o carpintería cuando necesita un descanso de la redacción. Él dice que involucra su creatividad de una manera diferente, involucrando la parte de ingeniería y resolución de problemas de su cerebro y permitiéndole volver a su escritura creativa renovada.

Sea cual sea la actividad, parece que la participación es un factor clave en cómo nos afecta. Un estudio de 2014 siguió a dos cohortes en clases de 10 semanas. Un grupo recibió lecciones de arte y produjo pinturas activamente, mientras que el otro solo vio y discutió sobre arte. El grupo que produjo arte vio una mayor conectividad en la red de modo predeterminado del cerebro, lo que puede mejorar nuestra capacidad de ser creativos e imaginativos.

Tu propio plan de recuperación de fin de semana

¿Qué actividades te ayudarán a recuperarte mejor durante el fin de semana? Comienza haciéndote las siguientes preguntas.

1. ¿Cuál es la naturaleza mental de tu trabajo?

Los que tienen trabajos no creativos deben buscar formas de explorar su creatividad los fines de semana, como dedicarse a un nuevo pasatiempo.

Si estás en un campo creativo, intenta darle a tu mente unos días para recuperarse mientras realizas trabajo físico o un pasatiempo complementario que ilumine otras partes de tu cerebro además de lo que usas en tu trabajo.

2. ¿Cuál es la naturaleza física de tu trabajo?

Para aquellos de nosotros que pasamos nuestros días físicamente sentados en una computadora o escritorio, las actividades que hacen que nuestros cuerpos se muevan pueden ser una buena recuperación. Aquellos que son más activos durante la semana pueden encontrar que la quietud es lo mejor para ellos.

Piensa en tu entorno. ¿Pasas la mayor parte de tu semana laboral en una oficina o en la ciudad? Prueba una actividad que te lleve a un entorno natural. ¿Pasas tus días en una oficina en casa? Prueba una actividad que te lleve a un espacio más social.

3. ¿Cuál es el carácter social de tu trabajo?

Cambiar con quién interactúas a lo largo de la semana también puede marcar la diferencia. Si la mayor parte de tu trabajo es por tu cuenta, considera tomar una clase de fin de semana o salir con amigos. Si pasas la semana en reuniones, tal vez una caminata en solitario o una mañana dedicada a la lectura sean justo lo que necesitas para relajarte.

Independientemente de la actividad que elijas, te animo a que experimentes con tus fines de semana y varíes el patrón de tu recuperación para aprender cómo puedes presentarte renovado el lunes por la mañana.

A version of this article originally appeared in Inglés.

publicidad