Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Adicción

Entendiendo las respuestas de luchar, huir, congelarse o adular

La mayoría de las personas tienen algún nivel de conocimiento del estrés postraumático particularmente conforme aplica a personas que vuelven de zonas de guerra en Medio Oriente. El estrés postraumático también fue evidente en otros soldados que regresaban de las batallas, pero había un reconocimiento limitado sobre los cambios provocados por el trauma severo en estas guerras anteriores.

Actualmente, la investigación sobre la respuesta del cerebro al trauma ha creado una consciencia sobre el estrés postraumático en un amplio rango de eventos de vida. Esto incluye ver y experimentar los horrores de la guerra, pero también le sucede a los rescatistas, las víctimas de un crimen y a las personas expuestas a incidentes únicos de trauma o a un trauma constante durante sus vidas.

Las respuestas mejor conocidas al trauma son luchar, huir o congelarse. Sin embargo, hay una cuarta respuesta posible, la conocida como respuesta de adulación. Huir incluye correos o escapar de una situación, luchar es volverse agresivo y congelarse es literalmente volverse incapaz de moverse o hacer una elección.

La respuesta de adulación involucra pasar inmediatamente a intentar complacer a una persona para evitar algún conflicto. Esta suele ser una respuesta desarrollada por trauma infantil, donde una pareja o figura importante de autoridad era quien abusaba. Los niños suelen entrar a una respuesta de adulación para intentar evitar el abuso, que podía ser verbal, físico o sexual al ser complaciente. En otras palabras, intentan apaciguar de manera preventiva al abusador estando de acuerdo y respondiendo lo que saben que el padre quiere escuchar o ignorando sus sentimientos y deseos personales y hacer cualquier cosa que evite el abuso.

Con el tiempo, esta respuesta de adulación se vuelve un patrón. Los individuos llevan este patrón de comportamiento a sus relaciones adultas, incluyendo sus interacciones profesionales y personales.

Cómo reconocer la respuesta de adulación

Como la respuesta de adulación se desarrolla en la infancia temprana, puede ser difícil para un individuo reconocer que está ocurriendo. Sin embargo, hay algunas señales clave de que está ocurriendo una respuesta de adulación:

· Buscas que los demás te indiquen cómo sentirte en una relación o situación

· Es difícil para ti identificar tus sentimientos, incluso a solas

· Sueles sentir como que no tienes una identidad

· Constantemente intentas complacer a las personas en tu vida

· Ante la primera señal de conflicto, tu primer instinto es apaciguar a la persona enojada

· Ignoras tus propias creencias, pensamientos y verdades y aceptas las de las personas que te rodean

· Podrías experimentar respuestas emocionales inusuales cuando los problemas no involucran a personas de importancia en tu vida. Esto podría incluir explosiones emocionales contra extraños o tristeza repentina durante el día.

· Sientes autoenojo y culpa la mayor parte del tiempo

· Decirle que no a los que te rodean es un desafío

· Te sientes abrumado en ocasiones pero aceptas más responsabilidades si te lo piden

· Careces de límites y suelen abusar de ti en tus relaciones

· Te sientes amenazado o incómodo cuando te piden tu opinión

La respuesta de adulación no suele discutirse alrededor del estrés postraumático ya que podría parecer simplemente parte de la personalidad del individuo. Sin embargo, va más allá de una personalidad colaboradora y no competitiva.

Los individuos con patrones de respuesta de adulación pueden ser blanco de narcisistas o aquellos con deseos de controlar y manipular a las personas a su alrededor. En estas situaciones, la respuesta de adulación crea un ciclo peligroso con el narcisista demandando más y más del individuo con estrés postraumático y éste sintiéndose cada vez más enojado y culpable, reprochándose a sí mismo darle demasiado emocional y físicamente a su pareja.

Buscar ayuda

El trauma, incluyendo el estrés postraumático puede tratarse efectivamente a través de intervenciones terapéuticas. Trabajar de cerca con un terapeuta entrenado en el tratamiento del estrés postraumático es esencial para comprender la causa del trauma y procesar el pasado para ser capaces de seguir adelante.

A través de la terapia, los individuos que usan este tipo de respuesta como su manera automática para lidiar con otros pueden aprender estrategias efectivas para crear y mantener límites, hablar sobre sus sentimientos y emociones y aprender cómo interactuar con otros sin sentir la necesidad de satisfacer constantemente.

Puedes encontrar a un terapeuta cerca de ti en estos directorios: México , España , Chile , Argentina , Colombia .

A version of this article originally appeared in English.

publicidad