Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Relaciones

El rol del "sexo unilateral" en las relaciones

El sexo inductor de paz es un tipo de sexo unilateral que se usa para mantener la paz industrial en la relación. ¿Es beneficioso? Sí y no.

"La gran diferencia entre el sexo por dinero y el sexo gratis es que el sexo por dinero generalmente cuesta menos"— Brendan Francis

Hay varios tipos de sexo unilateral dentro de una relación. En esta publicación me centraré en lo que llamo "sexo inductor de la paz", cuyo propósito es mantener la paz dentro de una relación. También lo compararé con "sexo por lástima" y "sexo por caridad".

Paz Industrial Matrimonial

“Tengo relaciones sexuales con mi esposo para mantener la paz industrial en el hogar, pero todos mis recursos emocionales se centran en mi amante”— Una mujer casada

gpointstudio/Shutterstock
Fuente: gpointstudio/Shutterstock

La paz industrial se caracteriza como un estado en el que un empleador y los empleados se abstienen de realizar acciones industriales, como huelgas y cierres patronales. En la misma línea, podemos discutir la paz industrial en el matrimonio o en otras relaciones comprometidas a largo plazo como un estado en el que ambos se abstienen de las sanciones sexuales, tales como la privación sexual o "dolores de cabeza" frecuentes. El propósito de este tipo de “paz” es asegurar una relación continua, suave en el que las dos partes deciden permanecer juntos, incluso en ausencia de amor profundo o pasión intensa.

El valor de la paz industrial en las organizaciones es claro: el empleador y el empleado a menudo tienen intereses y objetivos comunes y pueden cumplirlos sin necesariamente gustarse.

¿La paz industrial conyugal también es valiosa?

En el matrimonio, también hay intereses y objetivos comunes. La pareja puede tratar de cumplirlos sin estar profundamente enamorados o sentirse intensamente apasionados el uno hacia el otro. Si deciden que el show debe continuar, necesitan encontrar una manera de coexistir pacíficamente en la que ambos se beneficien, incluso si falta pasión. Sin embargo, tal paz tiene sus costos emocionales. Una mujer que se involucraba con regularidad en el sexo para inducir paz decía, “después de que tacho el sexo de mi lista de pendientes, me siento mal de intercambiar sexo por esta paz. Nunca hablo de esto con mi esposo”.

Amor y vida

“Está el amor, por supuesto. Y luego está la vida, su enemigo"- Jean Anouilh

En la vida no podemos tener todo lo que queremos y debemos comprometernos al conformarnos con situaciones que parecen relativamente cercanas a nuestros ideales, o lo más cercano que podemos obtener dadas nuestras circunstancias. Estos compromisos involucran la aceptación insatisfecha de una brecha entre un deseo factible percibido y nuestra situación real. En un compromiso, estamos en una situación en la que hemos elegido estar, pero en la que preferimos ser diferentes. Nuestra elección se deriva del hecho de que somos criaturas limitadas, que no siempre podemos cumplir con nuestras normas o lograr nuestros ideales, y que a veces tenemos que conformarnos con algo menor de lo que podríamos desear.

En el compromiso romántico, renunciamos a un valor romántico, como el amor apasionado, a cambio de un valor no romántico, como el deseo de vivir cómodamente sin preocupaciones financieras. Renunciar a una opción romántica no es poca cosa; la alternativa abandonada podría proyectar una sombra persistente sobre nuestras vidas. Nuestra conciencia del camino no tomado puede seguir siendo parte integrante de nuestras vidas, y a veces esta conciencia se vuelve más opresiva a medida que pasa el tiempo.

La decisión de dar preferencia al amor o la vida generalmente no es clara. Por lo general, implica muchas consideraciones, cada una de las cuales tiene diferentes pesos. La princesa Diana comentó una vez: "dicen que es mejor ser pobre y feliz que rico y miserable, pero ¿qué tal un compromiso donde se es moderadamente rico y solo se está malhumorado?” Del mismo modo, uno puede afirmar que es mejor ser pobre y estar enamorado que ser rico y sin amor. Pero ¿qué hay de un compromiso donde se es moderadamente rico y simplemente se ama (en lugar de estar locamente enamorado) el uno del otro?

Al preferir la vida sobre el amor, las personas hacen compromisos románticos; después de todo, hay muy pocas, si hay alguna, personas que son perfectas. La cuestión a debate se refiere a aspectos más específicos del compromiso, y en particular si el sentimiento a largo plazo de estar comprometido románticamente desaparece o disminuye. Para que la decisión sea viable, debe mejorar el florecimiento del agente en general y su florecimiento romántico en particular.

Amor unilateral y sexo

"Los hombres alcanzan su pico sexual a los 18 años. Las mujeres alcanzan el suyos a los 35. ¿Tienes la sensación de que Dios está jugando una broma?"— Rita Rudner

El tema de la reciprocidad es fundamental para el amor romántico. Para ambos sexos, la atracción mutua es la característica más valorada en una pareja potencial. La falta de reciprocidad, el conocimiento de que no eres amado por tu amado, generalmente conduce a una disminución en el grado de amor y, en última instancia, a la humillación y la ruptura. Sin embargo, el amor unilateral (no correspondido) también existe en las relaciones continuas. Aún más común, es la presencia de una participación romántica desigual entre la pareja, por ejemplo, cuando estás enamorado de tu pareja, pero tu pareja no te quiere tanto. (Ver aquí.)

La participación desigual a menudo se expresa en el dominio sexual, aunque los diferentes grados de excitación sexual no están necesariamente relacionados con menos amor sino que pueden provenir de diversas circunstancias personales y contextuales. En algunas relaciones, una pareja podría no sentirse atraída sexualmente por la otra, o podría tener un menor grado de deseo sexual. Una opción bastante común en estas circunstancias es permitir que la pareja encuentre satisfacción sexual fuera de la relación.

En general, el amor unilateral constituye mayores dificultades que el sexo unilateral, ya que afecta más aspectos de la vida de una pareja. Me centro aquí solo en el tema del sexo unilateral.

3 tipos de sexo unilateral

"Yo diría que mi deseo sexual está cerca de cero ahora. Anoche tuvimos sexo. No podía esperar a que se acabara. Incluso los besos me causaron náuseas"— Una mujer después de tener "sexo por lástima"

Podemos discernir tres tipos principales de interacciones sexuales basadas en las motivaciones de los agentes que no se sienten atraídos sexualmente por sus parejas: sexo por lástima, sexo por caridad y sexo que induce la paz.

El sexo por lástima ocurre cuando las personas tienen sexo con otras personas porque sienten lástima por ellas. El sexo por piedad (o misericordia) es una experiencia en la que una mujer (o un hombre) no se siente particularmente atraída por alguien que está enamorado de ella y desea tener relaciones sexuales con ella; ella duerme con él porque siente pena por él. Como una aventura de una noche, el sexo por piedad suele ser una ocurrencia aislada; a diferencia de una aventura de una noche, el sexo por piedad tiene un elemento altruista, destinado a dar placer a la otra persona pero no a quien se compadece; después de todo, la compasión no es una emoción agradable. Muchas personas (las mujeres probablemente más) pueden tener relaciones sexuales porque piensan que "deberían" en lugar de porque realmente quieren. Esto puede ser un tipo de sexo inducido por la culpa. (Ver aquí)

El sexo por caridad es común en las relaciones en curso que han durado por un tiempo, y por lo general se produce en un esfuerzo por mantener o mejorar la relación. Se puede considerar como una especie de inversión en la relación; al igual que otras inversiones, es posible que no veas los beneficios de inmediato, pero aumenta las perspectivas de cosechar beneficios en el futuro. El sexo por caridad normalmente ocurre en una situación de amor profundo, en el que el aspecto sexual ha disminuido significativamente con el tiempo. En el sexo caritativo, amas a tu pareja, pero no tienes ganas de tener relaciones sexuales con él o con ella. Puede que no sea agradable, pero por lo general no implica sufrimiento. En el sexo por compasión, la pareja que siente compasión no quiere tener sexo con la persona de la que se compadece porque no se siente atraída físicamente por ella. En el sexo caritativo, generalmente encuentras a tu pareja atractiva y generalmente disfrutas teniendo sexo con ella, pero en este momento específico no tienes ganas de tener relaciones sexuales. Sin embargo, das tu consentimiento, ya que crees que tu pareja lo desea o se beneficiará de ello, por ejemplo, porque se siente algo triste y el sexo mejorará su estado de ánimo.

El sexo inductor de paz es sexo instrumental destinado a mantener la paz industrial en la relación. Tiene elementos tanto del sexo por piedad como del sexo por caridad. Al igual que el sexo por caridad, es una estrategia a largo plazo destinada a mantener la relación. Mientras que el sexo por caridad tiene como objetivo promover la relación, el sexo que induce la paz tiene como objetivo prevenir el deterioro de la relación. Al igual que el sexo por lástima, el agente no disfruta del sexo y a menudo sufre mientras lo tiene. El sexo que induce la paz puede ser muy doloroso cuando ambas partes carecen de una actitud afectiva positiva. Considera la siguiente descripción de una mujer (que tiene un amante): "Anoche tuve relaciones sexuales con mi esposo, pero él en realidad no me tocó, solo me penetró. Estaba tan triste, tenía ganas de llorar".

Considera esta tabla que resume los elementos principales de cada tipo de sexo unilateral.

Aaron Ben-Ze'ev
Fuente: Aaron Ben-Ze'ev

"Las mujeres necesitan una razón para tener relaciones sexuales. Los hombres solo necesitan un lugar" - Billy Crystal

En todos los tipos de sexo unilateral, ya sea por piedad, caridad o paz, la interacción sexual está destinada a satisfacer las necesidades de otra persona, pero el sexo por caridad tiene lugar en una atmósfera más positiva. Sin duda, es mejor tener experiencias sexuales agradables y recíprocas, pero los tipos de sexo unilaterales pueden tener un valor limitado en ciertas circunstancias.

A version of this article originally appeared in English.