Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Estrés

¿El estrés y el trauma te hacen envejecer más rápido?

El bienestar psicológico y la edad biológica están estrechamente relacionados.

Los puntos clave

  • La sabiduría popular que sugiere que el estrés acelera el envejecimiento está cada vez más respaldada.
  • El estrés y el trauma pueden crear una cascada de envejecimiento biológico y dificultades de salud mental.
  • Estudios sugieren que factores estresantes alteran el material genético, lo que a su vez cambia el cerebro.¿
  • Tratamiento y prevención podrían ayudar abordando tanto el envejecimiento como enfermedades psiquiátricas.
Goffkein/Adobe Stock
Source: Goffkein/Adobe Stock

La sabiduría popular nos dice que las tensiones importantes pueden acelerar el proceso de envejecimiento, haciendo que alguien que ha tenido una vida difícil parezca mayor de su edad. Las personas suelen atribuir las canas o la caída del cabello a un trabajo difícil o a una relación estresante; las fotografías de presidentes antes y después de su mandato tienden a subrayar que el estrés y el envejecimiento van de la mano.

Los marcadores biológicos vinculan la salud mental con el envejecimiento

Ahora hay mucha evidencia de investigación que respalda estas impresiones, según un nuevo artículo en la revista líder en salud mental JAMA Psychiatry. El autor del estudio, el psiquiatra e investigador científico Dr. Anthony Zannas, señala que varias medidas biológicas están relacionadas con el estrés y las enfermedades mentales.

Muchas de estas medidas son variables epigenéticas, como la longitud de los telómeros y la metilación del ADN, que afectan la forma en que se expresan los genes más que la secuencia genética en sí. Estas medidas están vinculadas a la esperanza de vida, la duración de la salud (la cantidad de vida pasada con buena salud), así como a las enfermedades relacionadas con la edad.

Pero resulta que la flecha causal entre la edad biológica y la salud mental va en ambas direcciones, de modo que el envejecimiento biológico puede influir en la salud mental. Otra investigación ha encontrado que los marcadores del envejecimiento predicen significativamente si una persona desarrollará TEPT después de un trauma; aquellos con los mayores signos de envejecimiento tenían un 44 por ciento más de probabilidades de tener TEPT en el seguimiento que aquellos con menores signos de envejecimiento.

Se han encontrado resultados similares para la ansiedad y la depresión, con marcadores de envejecimiento al inicio del estudio que predicen la depresión y la ansiedad durante los siguientes 8 a 9 años.

Procesos que se refuerzan mutuamente

En conjunto, estos procesos pueden reforzarse mutuamente con el tiempo, creando un “círculo vicioso”, dice Zannas. Las enfermedades psiquiátricas conducen al envejecimiento biológico, lo que a su vez aumenta el riesgo de sufrir más enfermedades mentales. El proceso se inicia por estrés y trauma, que contribuyen tanto al envejecimiento biológico como a las enfermedades psiquiátricas. Las enfermedades psiquiátricas contribuyen a un mayor envejecimiento, lo que también aumenta el riesgo de futuras enfermedades mentales.

No se sabe exactamente cómo el estrés psicológico y el trauma se traducen en desgaste del cuerpo y signos de envejecimiento. Zannas plantea la hipótesis de que “efectores neuroendocrinos persistentemente elevados”, como la hormona del estrés cortisol, pueden dañar partes susceptibles del material genético y otras estructuras biológicas.

Estos efectos genómicos pueden provocar cambios en la estructura del cerebro, como:

  • Reducción de las áreas de emoción y memoria en lo profundo del cerebro.
  • Adelgazamiento de áreas corticales de nivel superior, como las regiones prefrontales
  • Enfermedad de pequeños vasos dentro del cerebro

Las alteraciones en estas regiones del cerebro predispondrían a una persona a enfermedades psiquiátricas.

Posibilidades para la prevención

Aunque el modelo del círculo vicioso pinta un panorama sombrío para quienes lo experimentan, Zannas ofrece motivos para la esperanza. En primer lugar, señala que es probable que los tratamientos dirigidos a la salud mental tengan un efecto “doble” reduciendo también el envejecimiento biológico; lo contrario también podría ser cierto. También es posible que las intervenciones que previenen el envejecimiento también puedan tener efectos positivos en la salud mental.

Las intervenciones podrían incluir medicamentos y “neuromodulación” en la que se utiliza un dispositivo para cambiar la actividad de áreas específicas del cerebro; por ejemplo, la estimulación magnética transcraneal (EMT) utiliza pulsos magnéticos para alterar la actividad cerebral en las áreas a las que se aplica. Sin embargo, otras intervenciones para prevenir el envejecimiento biológico y proteger la salud mental podrían ser simples y económicas, como la dieta y el ejercicio.

Si bien queda mucho trabajo por hacer en esta área, una conclusión es clara: cualquier cosa que puedas hacer para proteger tu salud física y emocional probablemente te reportará grandes dividendos y te ayudará a vivir una vida más larga y feliz.

A version of this article originally appeared in Inglés.

publicidad
Acerca de
Seth J. Gillihan PhD

El Dr. Seth J. Gillihan, es un psicólogo con licencia y autor especializado en la Terapia Cognitivo Conductual (TCC).

Más de Seth J. Gillihan PhD
Más de Psychology Today
Más de Seth J. Gillihan PhD
Más de Psychology Today