Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Felicidad

¿Cuánto es demasiado tiempo frente a las pantallas?

Todos pasamos tiempo pegados a las pantallas en estos días: no solo los niños, esto nos lleva a la pregunta: ¿cuánto tiempo de pantalla es demasiado? He discutido antes si no es que exageramos demasiado los riesgos planteados por las pantallas. Mi posición es que hay preocupaciones legítimas sobre cómo estamos siendo afectados por nuestras pantallas, pero el cielo no se está cayendo. Cuando usamos nuestras pantallas consciente y estratégicamente, podemos obtener más beneficios y reducir algunos de los aspectos negativos.

¿Cuánto tiempo estamos pasando frente a las pantallas?

Según el grupo de investigación de mercado Nielsen, los adultos pasan más de 11 horas por día interactuando con los medios de comunicación. Esto es más que las 9 horas y 32 minutos que se promediaban apenas cuatro años. De esas 11 horas, 4 horas y 46 minutos se usan viendo televisión. De acuerdo con un informe de 2016 realizado por Common Sense Media y que es citado muy a menudo, los adolescentes pasan un promedio de 9 horas por día interactuando con los medios, sin incluir el tiempo dedicado a la escuela o la tarea. Para los niños de 8 a 12 años, el mismo informe de la encuesta de Common Sense Media encontró que pasaron 6 horas por día interactuando con los medios de comunicación. Los niños de 2 a 5 años pasan alrededor de 32 horas por semana frente a una pantalla (por ejemplo, viendo televisión, viendo videos, juegos).

Limitaciones de la investigación

Está claro que se está pasando mucho tiempo frente a las pantallas, pero hay problemas incluso con la recopilación de estos datos. La mayoría de los investigadores se basan en autoinformes que son notoriamente poco confiables. Así como las personas tienen problemas para recordar lo que almorzaron ayer y cuánta comida comieron, estimar el consumo de los medios en múltiples formatos y dispositivos es extremadamente difícil.

Además, en algunas investigaciones, el tiempo dedicado a los medios se cuenta dos veces (o incluso se cuenta tres veces), como sucede en el informe Common Sense Media. Es decir, si un adolescente tiene el televisor encendido mientras tiene un teléfono inteligente en la mano, el tiempo de pantalla se cuenta dos veces. Mientras que el adolescente puede pasar 2 horas viendo una película, se cuentan 4 horas de tiempo en los medios de comunicación porque estaba interactuando periódicamente con un teléfono inteligente mientras se reproducía la película. Esto puede conducir a un número engañosamente alto de horas totales dedicadas al día interactuando con los medios de comunicación.

¿Cuál es la métrica?

Otra limitación importante de la investigación implica el bienestar o el malestar. ¿Cómo sabríamos si se pasa demasiado tiempo frente a la pantalla? ¿Cómo sería eso? Tendría que haber efectos negativos de una forma u otra. Pero tendríamos que acordar la métrica para el bienestar. ¿Estamos midiendo la depresión, la ansiedad, el estrés, la felicidad, la calidad / cantidad del sueño, las calificaciones o la satisfacción con los amigos? Dependiendo de qué métrica se esté utilizando para los resultados positivos o negativos, encontraríamos diferentes respuestas sobre cuánto tiempo de pantalla es demasiado.

Las muchas variables involucradas

Los expertos nunca van a ser capaces de proporcionar una respuesta definitiva a cuánto tiempo de pantalla es demasiado. En pocas palabras, la vida y las personas son extremadamente complicadas. Hay tantas variables involucradas que, en el mejor de los casos, solo podemos decir: "Depende de ______.” Echemos un vistazo a algunas de estas variables que podrían influir en cómo nuestras pantallas nos afectan:

  • Las características de la persona - por ejemplo, edad, sexo, variables de personalidad
  • Las características del contexto – por ejemplo, jugar un videojuego solo en oposición a jugar en línea con extraños en oposición a jugarlo en persona con amigos.
  • El formato: por ejemplo, tableta, Xbox, teléfono inteligente, auriculares de realidad virtual.
  • El tipo de medios: por ejemplo, redes sociales, videojuegos, Netflix, blogs, tutoriales de YouTube
  • Las características de los medios de comunicación - por ejemplo, películas violentas y videojuegos, pornografía, sexting, mucha acción alta vs. poca acción, estrategia vs. acción
  • Consumir frente a crear, por ejemplo, ver videos de YouTube de personas que adelgazan en oposición a ver cómo jugar ajedrez, jugar un videojuego en oposición a programar / desarrollar un videojuego
  • El tiempo/frecuencia involucrados – por ejemplo, 2 horas por día vs 10 horas por día, revisar el teléfono 30 veces por día vs 200 veces al día
  • Sincronización - por ejemplo, usar Snapchat en casa mientras se está sentado en el sofá o al conducir por la autopista a 150 km por hora, un estudiante universitario enviando mensajes de texto a amigos entre clases o durante las horas de clase

Podemos ver dónde "depende" es la mejor respuesta cuando se trata de cuánto tiempo de pantalla es demasiado. ¿Cuánta es demasiada pornografía para que un niño pequeño la vea? ¿Cuánto Snapchat es demasiado si un adolescente está conduciendo en la autopista? Para tales escenarios, ¡cualquier cosa por encima de cero es demasiado! ¿Qué tal un adulto que está usando un procesador de textos para escribir un libro (o ¡publicar un blog!) o desarrollar una aplicación para ayudar a que sea más fácil para las personas donar a organizaciones de beneficiencia? Bueno, eso es mucho más difícil de responder. Suponiendo que esa persona satisface sus necesidades básicas (por ejemplo, sueño, ejercicio, movimiento, interacciones sociales en persona), tal vez podría pasar 10-12 horas por día de tiempo en pantalla y experimentar efectos positivos sin ningún efecto negativo notable.

¿Qué sucede cuando la cantidad de tiempo de pantalla cruza la línea?

El uso más típico de las pantallas se clasificaría como beneficioso o al menos benigno. Aún así, al igual que podemos comer demasiado de un alimento saludable, podemos pasar tanto tiempo en la pantalla que los contras comienzan a superar a los beneficios. Aun así, no hay una línea mágica que cruzar, y donde la persona experimentará una fuerte caída. Podría ser un cambio gradual tal, que los contras comiencen a superar los pros en ciertas métricas de bienestar.

Mi opinión es que, para muchos (¿la mayoría?) de nosotros, el uso de la pantalla puede lenta y silenciosamente eliminar parte de nuestro bienestar y productividad. Tenemos dificultades para establecer límites con nuestras pantallas porque son muy convincentes. Las empresas de tecnología utilizan un diseño persuasivo para conseguir y mantener nuestros ojos en las pantallas. Al igual que las compañías que venden productos alimenticios poco saludables, las compañías tecnológicas usarán todos los trucos que puedan para llamar nuestra atención porque así es como ganan dinero. Por lo tanto, terminamos viendo nuestras pantallas demasiado tiempo (y / o las revisamos con demasiada frecuencia) en detrimento de nuestro bienestar general. Aún así, existe cierta controversia sobre esto, y los efectos negativos del uso excesivo típico pueden ser sutiles y leves.

¿Cuándo se manifiestan los efectos negativos del uso típico de tiempo en pantalla?

Salvo los extremos en el uso de las pantallas, los efectos negativos comenzarían a superar los positivos cuando interfieren demasiado con nuestras necesidades básicas. Por lo tanto, incluso si una adolescente está aprendiendo a programar, si solo está durmiendo cuatro horas por noche debido a eso, entonces sufrirá. La privación crónica del sueño contribuye a problemas significativos en el bienestar físico y psicológico.

Entonces, ¿cuánto es demasiado?

Con un gran calificador de "depende": cuando se trata de tiempo de pantalla recreativo para niños y adolescentes, diría que 1-2 horas en días escolares es una cantidad razonable. Los fines de semana y días festivos, tal vez 3-4 horas de tiempo de pantalla recreativa es una cantidad razonable. Estas son más como directrices que límites, y habría muchas excepciones. Aún así, es útil tener algunas pautas generales en mente.

Al replantear esta pregunta ligeramente, podría decir que demasiado tiempo de pantalla podría interferir con las oportunidades de obtener mayores beneficios que ofrece experimentar una mayor variedad de actividades. Por ejemplo, sin importar cuántos beneficios obtenga Juan al jugar Minecraft con sus amigos, en algún momento, recibiría diferentes y / o mayores beneficios de jugar al escondite afuera o construir un fuerte real con sus manos.

Para los adolescentes, los padres tendrán que restringirse al tratar de hacer cumplir demasiados límites. Es muy difícil vigilar el tiempo de pantalla de los adolescentes y, a menudo, puede ser contraproducente. En este punto, podríamos asegurarnos de que tengan pantallas fuera de sus habitaciones a cierta hora de la noche, especialmente las noches escolares, para que duerman lo suficiente. Además, aún podríamos hacer cumplir las políticas de uso de teléfonos inteligentes familiares, como prohibir teléfonos durante las comidas. Por supuesto, necesitamos modelar un uso equilibrado de las pantallas nosotros mismos.

Para las vacaciones, está bien pasar más tiempo en las pantallas. Sin embargo, al igual que comer en exceso en las vacaciones, no queremos convertirlo en un hábito. Recordemos que hay muchas otras actividades maravillosas que podemos hacer con nuestras familias que no involucran pantallas. No estamos haciendo un sacrificio al limitar nuestro tiempo de pantalla cuando nos involucramos en estas otras actividades agradables y satisfactorias. ¿Alguien quiere jugar un juego de mesa?

A version of this article originally appeared in English.