Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Cognición

Cuando el tiempo se esfuma

Jenny/Flickr
Source: Jenny/Flickr

Hace unos días, mientras jugaba tenis en una cancha de concreto en el parque, me resbalé. Mi amigo hizo un tiro espectacular hacia el borde de la cancha, que yo, tontamente, perseguí y quise devolver. Aterricé dolorosamente en mi pecho y terminé con moretones en las costillas y muchas cortadas y raspones.

Lo interesante acerca del incidente no fue la caída en sí, sino la experiencia mental subjetiva que la acompañó. En tiempo real, la caída no puede haber durado más de un segundo, pero, para mí, subjetivamente, pareció durar mucho más. De alguna manera hubo tiempo para un proceso detallado de pensamiento, con una extraña sensación de tranquilidad y desconexión.

Este es un ejemplo pequeño de un fenómeno que yo llamo ‘Experiencia de Expansión Temporal’ (o EET). Recientemente, llevé a cabo un estudio de investigación sobre estas experiencias. Después de un estudio piloto de 22 EET específicamente ligadas a accidentes, recolecté 74 reportes generales de EET. Y encontré que 40 de los reportes estaban ligados a accidentes. 12 estaban ligadas a meditación o experiencias espirituales, mientras que 7 estaban ligadas a deportes y juegos, y otras 7 estuvieron ligadas a drogas psicodélicas.

La mayoría de las personas describieron sus EET como experiencias muy positivas. Casi todo el mundo reportó una sensación de tranquilidad, a pesar del peligro al que se estaban enfrentando (en la mayoría de los casos). La mayoría de las personas reportaron una sensación de alerta o incluso de consciencia aumentada. Sintieron que su sentido ralentizado del tiempo les daba la oportunidad de tomar acciones preventivas. Reportaron un pensamiento rápido y detallado, con más tiempo para hacer planes y tomar decisiones. Como un participante que tuvo un accidente de coche reportó, ‘siempre recordaré cuánto tiempo me pareció tener para pensar y resolver las cosas’. Algunas personas también reportaron una sensación de silencio, como si el ruido a su alrededor se hubiera amortiguado.

En muchos casos, el tiempo de expansión fue muy dramático. Los segundos se transformaron en minutos, o el tiempo pareció detenerse o desaparecer por completo. Como reportó un participante que tuvo una EET durante un juego de hockey ‘la jugada que pareció durar unos diez minutos ocurrió en el espacio de 8 segundos’.

La teoría ‘recolectiva’

Por supuesto, esas experiencias se han estudiado antes. En 2007, Chess Stetson, Matthew Fiesta y David Eagleman llevaron a cabo un experimento para intentar encontrar si las personas realmente experimentaban una ralentización en la percepción del tiempo en situaciones de emergencia. Las personas hicieron saltos de caída libre (por 31 metros) antes de caer en una red. Para ver si eran capaces de procesar más información de lo normal, quienes saltaron llevaban un cronómetro en sus muñecas y se les pidió que leyeran los números durante su caída. Sin embargo, fueron incapaces de ver los números, a pesar de esto, los participantes sobreestimaron en retrospectiva el tiempo de su caída en un 36% en comparación con la caída de los otros.

Los autores concluyeron que esto muestra que el sentido expandido del tiempo en emergencias está basado en la memoria y no en la percepción. En situaciones de emergencia, las personas se vuelven alertas y absorben más impresiones y percepciones de lo normal. De acuerdo con los autores, estas impresiones extras están ‘decodificadas’ en la memoria, así que, cuando recordamos estas experiencias, parece que hubieran durado mucho tiempo.

Sin embargo, hay algunos problemas con esta teoría y el experimento que supuestamente lo respalda. Un problema es que los saltos no eran una verdadera emergencia. Las verdaderas emergencias son inesperadas e involucran un peligro real. Los participantes en el experimento anterior estaban completamente conscientes con antelación de la naturaleza de la actividad y conscientes de que no involucraba un peligros reale y amenazador a la vida (porque tenían una red de seguridad). Los saltos tampoco fueron dramáticos ni repentinos, ya que los participantes tenían que llevar a cabo preparaciones, escalar la torre y esperar mientras que los demás hacían su salto antes de ellos.

El hecho de que los participantes solo sobreestimaron sus caídas en un 36% también sugiere que no experimentaron el mismo tipo de EET que los participantes de mi estudio. Casi todos los participantes de mi investigación describieron una expresión de tiempo mucho más dramática.

Los participantes de mis estudios sin duda tuvieron un fuerte sentido subjetivo de que estaban experimentando una expansión del tiempo en el momento en lugar de como recuerdo. Como notamos arriba, muchas personas estaban convencidas de que sus EET les habían permitido planear y ejecutar acciones que habrían sido imposibles en la vida normal. Por ejemplo, una mujer que salvó a sus hijos de un incendio reportó, “creo que la única razón por la que pude hacer esto [salvar a sus hijos] es porque primero experimenté una gran calma y luego el tiempo pareció detenerse”.

Es posible que todo esto sea un efecto de recuerdo. Tal vez los participantes simplemente creyeron que el tiempo se había detenido porque fueron capaces de reaccionar y pensar tan rápidamente. Sin embargo, desde mi punto de vista, es más probable que fueran capaces de reaccionar y pensar tan rápido porque el tiempo se estaba moviendo muy lentamente para ellos. En muchos casos, parece imposible que esa complejidad de pensamiento y acción encajaría en un periodo de tiempo tan corto.

Explicando las EET

Entonces, si las EET son experiencias auténticas en lugar de la ilusión del recuerdo, ¿cómo podemos explicarlas?

Tal vez las EET son un rasgo adaptativo que nuestros ancestros desarrollaron como manera de incrementar sus oportunidades de supervivencia en situaciones peligrosas. Entonces, sin duda habría sido benéfico para nuestros ancestros humanos tempranos, rodeados por animales salvajes y fenómenos naturales peligrosos desarrollar la habilidad de ralentizar su experiencia del tiempo en situaciones de emergencia. Sin embargo, esto no explica por qué ocurren EET en situaciones que no son de emergencia, como la meditación y la psicodelia.

Los teoristas han sugerido factores como niveles incrementados de norepinefrina en el cerebro, relacionada con la respuesta de ‘luchar o huir’ y un alto nivel de ‘saliencia emocional’. Sin embargo, el tema más común de las EET (en incidentes y otras situaciones) es la calma y una sensación de bienestar que no encaja con niveles más altos de epinefrina o un nivel más alto de saliencia emocional. Adicionalmente, como hemos visto, las EET no solamente ocurren en accidentes y emergencias, sino también en situaciones de no emergencia como practicar deportes, ingerir psicodélicos, meditary escuchar música. Con la posible excepción de los deportes, ninguna de estas son situaciones en donde uno esperaría encontrar altos niveles de norepinefrina. De hecho, los estados de meditación (y otros estados relajados, por ejemplo, al escuchar música clásica) usualmente se experimentan como estados de tranquilidad y paz interior, en agudo contraste a una respuesta de huir y luchar, o un alto nivel de saliencia emocional.

Desde mi perspectiva, las EET están relacionadas con estados alterados de consciencia. Como argumenté en mi libro anterior, Haciendo Tiempo , nuestra percepción normal de tiempo está relacionada con nuestro estado normal de consciencia. Se produce por las estructuras psicológicas y procesos que operan en un estado normal. Cuando nuestro estado de consciencia se altera, experimentamos modos diferentes de percepción del tiempo.

Esta es la razón por la que las EET suelen estar ligadas con experiencias espirituales y experiencias psicodélicas. Los accidentes y emergencias claramente tienen la capacidad para provocar un cambio hacia un estado de consciencia dramáticamente alterado debido a su intensidad y shock absolutos. Pueden empujarnos fuera de la consciencia normal y por lo tanto también fuera de nuestro ‘mundo horario’ normal hacia un nuevo reino en donde se abre el tiempo, como si hubiéramos pasado por un pasadizo angosto hacia un paisaje panorámico.

Imagen de Facebook: Halfpoint/Shutterstock

A version of this article originally appeared in English.

publicidad