Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Crianza

Crecer sin hermanos: los hijos únicos hablan

Gabriel Silverio/Unsplash
Fuente: Gabriel Silverio/Unsplash

La gente está teniendo menos hijos, y cada vez más solo uno. Sin embargo, aquellos que contemplan la familia con un solo niño se preguntan: ¿Mi hijo estará solo? ¿Estoy fallándole a mi único hijo? ¿Es justo que mi hijo sea el único responsable de nosotros a medida que envejecemos y podamos necesitar atención?

Estas son preocupaciones legítimas, pero como la investigación y los adultos que crecieron como hijos únicos nos dicen, los padres no tienen por qué preocuparse tanto.

Los niños únicos opinan

Cuando escribí ¿Ser hijo único es un problema? Aproximadamente 700 comentarios fueron publicados por padres de hijos únicos e hijos únicos. La mayoría, pero no todos, de los que crecieron como hijos únicos informaron sentirse positivos acerca de sus experiencias.

Una abuela escribió: "yo era hija única; mis padres eran mayores cuando se casaron y decidieron que uno era todo lo que podían manejar. Fui a una escuela pública y aprendí a interactuar con otros niños y adultos. Con frecuencia me reprendían por ser una “hija única echada a perder”. Me molestó durante años hasta que finalmente me di cuenta de que estaban celosos de las ventajas que mis padres me proporcionaron (educación avanzada, mi propio automóvil, etc.). No creo que haya sido obstaculizada en la vida por ser hija única. De hecho, creo que realmente fui privilegiada”.

Otra explicaba los pros y los contras de ser hija única desde su perspectiva adulta: "Soy hija única. Pros: liderazgo, independencia, cómoda con la soledad, confianza, puedo entretenerme, actuaba como un adulto cuando era niña porque estaba más expuesta a las conversaciones de adultos. Contras: falta de diplomacia, salirme con la mía era la única opción. Además, obtienes todos los recursos de la familia sin necesidad de competir. Me parece que muchos niños no únicos son emocionalmente necesitados y constantemente desean la presencia y la atención de los demás. Es lo que es. Bueno y malo, al igual que con todos los demás estudios sobre el orden de nacimiento”.

Para Clara, "Es casi todo positivo. Yo era la niña de los ojos de mis padres y me animó a comunicarme a un nivel más adulto desde una edad temprana. Como resultado, estaba bien educada, era confiada e independiente. No cambiaría ser la mejor amiga de mis padres por nada en el mundo. Querían más hijos, pero desafortunadamente abortaron dos veces”.

Y de otro hijo único ya adulto: "Soy un súper feliz hijo único. La idea de que [ser hijo único] es abuso es absurda. Obtener todo el amor y la atención de los padres crea apegos más saludables. Y sí, todavía comparto bien. Soy muy independiente y puedo vivir solo sin sentirme solo. Siempre he tenido amigos como hermanos sustitutos y esas personas han sido amigos de toda la vida. Y mis padres realmente tenían la energía para enseñarme cosas. El hogar era un lugar tranquilo y educativo. Ahora tengo un hijo único que ahora tiene 17 años y también ha recibido el mismo abuso", agregó, guiñando un ojo.

Hijos únicos que tienen solo un hijo

El estudio de investigación para mi libro, El caso del hijo único, reveló un patrón de hijos únicos que tenían solo un hijo. Una mujer explicó que ella y su esposo eran hijos únicos. Les gustó tanto que deseaban lo mismo para su único hijo. “A ambos nos encantaba ser hijos únicos y sentimos que realmente nos ha ayudado a lo largo de nuestras vidas”.

Las respuestas de Facebook fueron sorprendentemente parecidas. Por ejemplo, la frase "soy hijo único y tuve solo un hijo" se repitió con frecuencia en formas ligeramente diferentes: "soy un hijo único que tiene una hija única y ella tiene un solo hijo. Los tres hemos salido bien”.

Jazmín, la madre de un hijo único, apoya esa posición: "no hay nada de malo en ser único. Un hijo único es un niño independiente. Estoy casada con un hijo único y tengo uno. Ambos son adultos socialmente ajustados y exitosos”.

La hierba parece más verde

Hay hijos únicos adultos que creen que tener hermanos es más deseable. Una madre preguntó retóricamente: "¿Alguien quiere escucharlo de una hija única? Te voy a dar una pista....¡Tuve cuatro hijos! No me arrepiento”.

Sin embargo, la preponderancia de las respuestas fueron similares a esta de un hijo único de 51 años: "Nunca en mi vida he querido un hermano. Era perfectamente feliz de tener todo lo que quería”.

Mónica está de acuerdo: "¡Hubo MUCHAS más cosas positivas en ser hija única que cosas negativas! Nunca lo he visto como algo malo".

Al igual que la naturaleza humana, las personas desean cosas que no tienen o relaciones que son o parecen más positivas que las que tienen. Y, para otros, su punto de vista cambia con el tiempo.

Michele señaló, “Soy hija única y siempre he sido feliz de serlo. Crecí con primos, así que nunca me sentí sola. Lo más importante es que los hijos únicos tengan suficiente vida social. Ahora, a medida que soy mayor, me gustaría tener hermanos para que mis padres ancianos no fueran solo mi responsabilidad”.

¿Quién se preocupará por ti?

Aquellos que tienen un hijo o están "en la valla" sobre la opción de único hijo, piensan en no querer echar toda la carga a su único hijo. Los hijos únicos adultos tienen puntos de vista diferentes. Uno escribió: "Todo se vuelve más difícil cuando pierdes a tus padres y no tienes hermanos a los que acudir, pero ahí es donde entran la familia y los amigos elegidos”.

Dicho de otra manera: "Prefiero no tener hermanos que tener unos que estén separados y no sean de apoyo. Eso sería más doloroso creo".

Aunque los padres de hijos únicos no quieren cargarle todo a su único hijo, no es raro que los hermanos decepcionen cuando los padres necesitan cuidado. Los hijos únicos descubren que otros se acercan a ayudar (primos, amigos cercanos, tías, tíos y parejas), en resumen, la familia que crean.

Más hijos únicos opinan: "Soy hijo único, y aunque me molestaba cuando era niño, ahora es agradable. Algunas de las personas que conozco con hermanos no interactúan con sus hermanos o cuando lo hacen es desagradable. Algunos hermanos tienen relaciones fuertes. Pienso en las peleas que terminan de generar rompimientos entre hermanos después de que ambos padres mueren y me alegro de que voy a evitar eso. Por otro lado, sería bueno tener ayuda”.

Elizabeth expresó su opinión sobre cómo obtener ayuda de hermanos: "Soy hija única y cuidé de mi madre. Aunque puede ser solitario, miro a los amigos y sus desacuerdos entre hermanos sobre el cuidado de los padres, ¡y estoy segura de estar contenta de no tener que haber lidiado con eso también!”

La madre de un hijo único reflexionó: “Cuando perdimos a mi padre, mis hermanos eran regalos del cielo. Sin embargo, un hermano no es una garantía de ser un amigo, y el abogado que manejó el patrimonio de mi padre dijo que éramos más la excepción que la norma. En su experiencia, la mayoría de los hermanos pelean incluso cuando son adultos y especialmente cuando el dinero / las posesiones entran en juego con una muerte. No podía imaginarme lidiar con eso además de perder a un padre”.

Beneficios según los hijos únicos que lo vivieron

Las preocupaciones de las parejas que tienen o están considerando una familia de un solo hijo, al igual que aquellas considerando tener un segundo o tercer hijo, son complicadas. Sin embargo, los beneficios de ser hijos únicos les dan una ventaja de logro como lo hace para los primogénitos. Al mismo tiempo, los estudios muestran que la relación del hijo único con los padres permanece cercana, más cercana que aquellos que tienen hermanos. Cientos de estudios indican que los estereotipos del hijo único mimado, o el niño solitario tienen poca, si alguna, validez hoy.

Al tomar la decisión del tamaño de tu familia, es una buena idea considerar cómo puedes estar influenciado. Y ten en cuenta que el estilo de crianza, no el número de hermanos que un niño tiene o no tiene, influye en el desarrollo de un niño, tanto como ser único o ser un niño con hermanos y hermanas se reflejará en su vida.

Débora otra hija única lo dijo de esta manera: "Siento que mis habilidades sociales y de amistad se perfeccionaron a una edad muy temprana, porque mis padres me animaron a hacer y traer amigos a casa incluso antes de ir a la escuela primaria. Supongo que ayudó que mis padres eran personas muy sociales con un amplio grupo de amistades ellos mismos”.

La pregunta que Verónica planteó en su comentario resume la importancia del estilo de crianza en los hijos, ya sea de un niño o varios: "¿No debería solo importar que los padres conozcan sus límites y que el niño sea criado con amor?”

Relacionado: ¿Ser hijo único es un problema?

¿Más bebés o más divorcios después de COVID-19?

COVID-19 pone a los bebés en espera

Derechos de autor @2019, 2020 por Susan Newman

Imagen de Facebook: fizkes / Shutterstock

A version of this article originally appeared in English.