Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Autoayuda

Cómo crear un sentido de pertenencia

Tener un sentido de pertenencia es una experiencia común. La pertenencia significa ser aceptadocomo miembro o parte de algo. Una palabra demasiado simple para un concepto enorme. El sentido de pertenencia es una necesidad humana, al igual que la necesidad de alimento y refugio. Sentir que perteneces es de suma importancia para encontrarle valor a la vida y lidiar con emociones intensamente dolorosas. Algunos encuentran su sentido de pertenencia en una iglesia, algunos con amigos, otros con su familia y otros en Twitter u otras redes sociales. Algunos se perciben a sí mismos como conectados a solo una o dos personas. Otros creen en y sienten una conexión con todas las personas del mundo, con la humanidad. Algunos batallan con encontrar un sentimiento de pertenencia y su soledad es físicamente dolorosa para ellos.

Algunos buscan pertenecer mediante la exclusión de otros. Eso refleja la idea de que deben existir aquellos que no pertenecen para que existan los que sí. Pero una sola instancia de exclusión puede socavar el autocontrol y bienestar y suele generar sufrimiento y conflicto.

Tener un sentido de pertenencia hacia una comunidad más grande mejora la motivación, salud y felicidad. Cuando ves tu conexión hacia los demás, sabes que todas las personas batallan y tienen momentos difíciles. No estás solo. Hay tranquilidad en ese conocimiento.

Construir un sentido de pertenencia

Construir un sentido de pertenencia requiere práctica y un esfuerzo activo. Una manera de trabajar para incrementar el sentido de pertenencia es buscar maneras en las que eres similar a otros en lugar de enfocarte en las maneras en las que eres distinto. ¿Alguien es mucho mayor que tú? Tal vez tiene historias maravillosas que contarte y te encantaría escuchar sus experiencias. Tal vez valoras hacer una diferencia y puedes contribuir a sus vidas con tu fortaleza juvenil. ¿Alguien tiene un sistema de creencias distinto al tuyo? Tal vez ambos disfrutarán de un buen debate o ambos valoran la fe en Dios. Compartir sus diferencias y aún así aceptar a la otra persona genera paz. La aceptación no significa estar de acuerdo.

Otra manera de construir tu propio sentido de pertenencia es trabajar en la aceptación de los demás, aceptar a otros y sus percepciones que no son iguales a las tuyas tal vez requiera que abras tus pensamientos a la idea de que hay valor en la manera de pensar de todos. Puedes encontrar algo de verdad incluso en los pensamientos más difíciles de entender, incluso si no estás de acuerdo. Una de las mejores maneras de comunicar aceptación es a través de la validación. La validación construye una sensación de pertenencia y fortalece las relaciones. La validación es el idioma de la aceptación. La validación es el reconocimiento de que la experiencia interna de alguien es comprensible y ayuda a que permanezcan del mismo lado, con una sensación de pertenencia, incluso si están en desacuerdo.

Intenta decir que sí a oportunidades para estar con los demás y luego aviéntate a hacer la actividad que sea. Suelta tus juicios. Los juicios construyen paredes. Enfócate en la gente. ¿Estás en una cena y te molesta la comida? La comida no es la meta. Conectar con otros es mucho más importante que la comida o el ruido en el restaurante. ¿Subiste de peso y no quieres que los demás lo noten? Deja de aislarte hasta que te consideres digno de salir. Nadie es perfecto. Los demás tienen su propias batallas con su salud.

Observa tus palabras y tu manera de pensar. Algunas palabras generan distancia y otras promueven la cercanía. Otras personas no necesitan que las “arregles”. Tienen sus fortalezas y ofrecen contribuciones únicas. Piensa en comunidad y aceptación.

Si eres emocionalmente sensible, recuerda que, en general, las personas padecen el mismo dolor emocional que tú sufres, solo no con la misma intensidad (la mayor parte del tiempo) o tan pronto. Además, hay muchas otras personas emocionalmente sensibles que batallan como tú. Ser emocionalmente sensible no significa que no pertenezcas. Trabaja en no culparte a ti o a los demás.

Reentrenamiento atribucional

El Dr. Gregory Walton desarrolló una intervención de pertenencia que llamó, Reentrenamiento Atribucional. A través de esta intervención, las personas pasan de culparse a sí mismas por experiencias dolorosas, como “estoy defectuoso” o “solo me pasa a mí” a ver que no estaban solos y que otras personas han experimentado las mismas situaciones.

La técnica es breve. Involucra percibirse a uno mismo como un experto en lo que has experimentado y escribir sobre esa experiencia para ayudarle a alguien más. La clave es escribir sugerencias para que las demás personas sepan cómo lidiar con algo que tú ya experimentaste. Por ejemplo, ¿cuáles serían dos puntos que ofrecerías a alguien como consejo para lidiar con emociones intensas o sensibilidad al rechazo? Tus experiencias pueden hacer una diferencia para otros que también tienen emociones intensas.

A version of this article originally appeared in English.

publicidad