Skip to main content

Verificado por Psychology Today

7 Esenciales de autocuidado al hacer duelo por una mascota

Las investigaciones nos muestran que la muerte de nuestros compañeros animales puede ser tan dolorosa, si no es que más dolorosa, que la pérdida de un familiar o amigo. Hay pasos útiles que se pueden tomar justo después de la muerte de tu mascota y también estrategias de autocuidado que pueden ayudar a alguien a través de su proceso de duelo.

El duelo es una experiencia sumamente personalizada e individual influida por la cultura y los grupos sociales. El proceso de experimentar el dolor de perder a tu mascota podría verse sumamente distinto de lo que se ve incluso para un familiar que vive en la misma casa que tú.

A continuación hay siete pasos útiles que podemos tomar para brindar algo de cuidado durante un momento sumamente doloroso y agotador. Nuestro duelo es una expresión del amor que hemos sentido, el dolor de la pérdida es un proceso de reintegrar nuestra vida a la manera en la que se vería con la “ausencia” de nuestra mascota. Pongo “ausencia” entre comillas porque muchos creen que es solo una pérdida física ya que nuestras mascotas permanecen en nuestros corazones y su influencia en nuestros corazones dura para siempre. Por favor, recuerda que esta lista no está ordenada por importancia y todo el mundo debe procesarlo dentro de sus propios tiempos.

1. Apartar el tiempo para liberar las emociones y experimentar el duelo

Vivimos en tiempos ocupados en los que siempre hay 20 cosas que hacer y solo tenemos la capacidad de hacer cinco. Son tiempos de distracciones constantes y movimientos rápidos. Aquellos que experimentan el duelo pueden sentir enojo de que la vida no se ralentice en el exterior debido a todos los sentimientos dolorosos en el interior. Necesitas tiempo para hacer duelo y experimentar por completo tus emociones. Date el tiempo de sentir, experimentar y permitir que las emociones que estás experimentando se liberen en intervalos regulares durante tu viaje a través del duelo y, al menos al principio, necesitas hacerlo diario. De otra manera, terminarás acumulando tus emociones lo que puede causar más dolor en el camino.

Pixabay/CC0 Public Domain
Fuente: Pixabay/CC0 Public Domain

2.Reflexionar sobre la vida que compartiste con tu amada mascota

La reflexión activa puede ser difícil, incluso sin la experiencia del dolor del duelo. Tómate tiempo para reflexionar, ya sea escribiendo, narrando historias o con cualquier forma de expresión que te reconforte. Típicamente aliento a mis clientes a que empiecen un viaje de recuerdos y reflexionen sobre la vida que compartieron. Puede ser fácil querer empezar a escribir sobre el dolor del duelo, especialmente al principio. Sin embargo, cuando te tomes el tiempo de reflexionar conscientemente de esta manera, intenta enfocarte en las memorias positivas que compartieron. Esto le permite a tu cuerpo experimentar una emoción distinta y ayuda a transformar el dolor en gratitud por el tiempo que pasaron juntos. Solo asegúrate de no usar este método para evitar experimentar dolor, debemos experimentar ambas emociones durante el proceso de duelo.

3. No dejar de satisfacer tus necesidades básicas

Una de las quejas más frecuentes en la fase inmediata del duelo, o la fase aguda, es la completa pérdida del apetito. El sueño también se altera comúnmente conforme nuestra mente intenta procesar rápidamente la experiencia. La culpa también tiene un papel importante. Intenta, tanto como puedas, seguir comiendo. También intenta llenarte de alimentos nutritivos. El duelo es un trabajo difícil y puede ser demandante para el cuerpo. Llénate de nutrientes para ayudarle a tu cuerpo a procesar las cosas. Intenta mantener un horario fijo de sueño, vete a la cama de acuerdo con tu rutina y enfócate en una práctica relajante mientras lo haces.

4. Elegir una práctica relajante y usarla frecuentemente

Pixabay/CC0 Public Domain
Fuente: Pixabay/CC0 Public Domain

Como dijimos antes, puede ser increíblemente frustrante y doloroso que el mundo exterior no se detenga. Usualmente no podemos tomarnos días libres del trabajo para lamentar la muerte de nuestra mascota. Elegir una práctica relajante como la meditación, enfoque activo y respiración, alimentación consciente, o liberar la tensión corporal puede ayudar ya que nuestras ansiedades pueden incrementarse durante obligaciones sociales mientras seguimos experimentado nuestro duelo.

5. Mantener rutinas con tus animales vivos tan bien como puedas

Los animales prosperan con rutinas y estructuras. Mientras estás en duelo, tus mascotas vivas también están experimentando la pérdida y ausencia de su compañero, su mascota. Los perros experimentan duelo y siguen buscando al miembro de su manada. Los gatos tienden a esconderse o pasar más tiempo a solas, cambiando su comportamiento mientras procesan el dolor junto a ti. Los caballos pueden agitarse y relinchar, intentando recibir un llamado de vuelta por parte de su pareja. Intenta mantener las rutinas de paseos y horarios de alimentación para no romper con su proceso o el tuyo. Las rutinas nos permiten tener una sensación de estructura y familiaridad, a pesar de que las primeras veces puede ser doloroso, estos detonantes inmediatos pueden reducirse con el tiempo.

Pixabay/CC0 Public Domain
Fuente: Pixabay/CC0 Public Domain

6. Conmemorar la memoria y el amor por tu pareja

Decir “hasta luego” a quienes amamos puede ser un paso crucial en superar la experiencia de duelo. A veces no podemos decir “adiós” antes de que nuestras mascotas fallezcan. Carecer de alguna forma de cierre en este proceso puede dejar una sensación como de vacío en el corazón. Conmemorar la memoria de nuestra querida mascota puede ser una manera de lograr algún tipo de cierre. Algunas personas eligen escribir una carta, otros hacer un funeral, algunas crean cajas de recuerdo con los collares de su mascota y una impresión de sus patitas. Otros deciden pasar algún tiempo en un espacio o recuerdo predilecto de su mascota para pasar algo de tiempo ahí. No hay una manera equivocada en la que conmemorar las hermosas experiencias y la vida que se compartió.

7. Buscar apoyo entre amigos y familiares

Aunque el duelo es una experiencia sumamente individual, hacemos duelo dentro de comunidades. Comunidades enteras pueden pasar por un duelo a su manera. Es importante reconocer cuándo necesitas apoyo durante tu proceso de duelo. Ese apoyo podría venir en forma de una llamada con un amigo comprensivo o tener compañía en el primer paseo después de la muerte de un animal o ir por un café. También podría ser buscar ayuda de un profesional para atravesar por el dolor y la ansiedad de perder una mascota. También hay muchas comunidades en redes sociales que te permiten expresar tu dolor, buscar apoyo entre pares y compartir el recuerdo de tu amada mascota.

A version of this article originally appeared in English.

publicidad