Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Autoayuda

6 Formas para descubrir y elegir tus valores centrales

"¿Qué debería hacer?” Dilemas cotidianos de valores

Has planeado cenar con tu amiga el viernes por la noche. El viernes por la mañana, el chico que te gusta te invita a salir por la noche. ¿Dices que sí y cancelas la cita con tu amiga?

Acabas de recibir un aumento. ¿Deberías guardarlo en el banco para la jubilación o hacer tu vida más cómoda ahora?

Querías adelantar un informe importante para el trabajo al terminar el día. Pero tu hijo ha tenido un día difícil y podría beneficiarse de tu atención. ¿Deberías priorizar el trabajo o la familia?

La vida presenta una serie interminable de decisiones, grandes y pequeñas, que requieren que tomes decisiones difíciles. Si bien muchos factores están involucrados, el factor crítico para decidir pueden ser tus valores fundamentales. Estos valores te dicen qué tipo de persona eres, o quieres ser, y proporcionan pautas o incluso imperativos, para tus acciones.

Pero, ¿cómo sabes cuáles son tus valores fundamentales? Esta publicación revelará seis maneras de descubrir y elegir tus valores fundamentales.

Valores: una definición

Primero, ¿qué es un "valor"?

Según The Self-Confidence Workbook de las psicólogas Barb Markway y Celia Ampel en los valores "son los principios que dan sentido a nuestras vidas y nos permiten perseverar a través de la adversidad". Me encantan las dos partes de esta definición: que los valores representan nuestros ideales más significativos y también que nos inspiran a seguir adelante cuando las cosas se ponen difíciles.

Probablemente hayas aprendido muchos de tus valores de tus padres, tus maestros, tus líderes religiosos y la sociedad que te rodea. Probablemente también te hayas rebelado contra algunos de esos valores a veces o has cambiado de opinión a medida que has aprendido más sobre ti y tu mundo. Pero puede ser útil decidir, o volver a decidir, cuáles son los seis a ocho primeros valores que significan más para ti en este momento y tener una etiqueta abreviada para esos principios. Ahí es donde entra en juego la siguiente información.

Elegir valores fundamentales

Si no estás seguro acerca de tus propios valores centrales, o si deseas aclarar cuáles de tus valores son la máxima prioridad ahora, aquí hay seis opciones.

1. Elige tus seis a ocho valores principales de una lista de valores de amplio alcance.

Para hacer esto, necesitas una buena lista.

El Dr. Russ Harris, autor de numerosos libros sobre la terapia de aceptación y compromiso, ha proporcionado una lista de este tipo en su libro, The Confidence Gap . También puedes usar una lista similar de The Confidence Workbook o simplemente usar la minilista siguiente, haciendo un buen uso de la opción "otro" al final:

Seguridad Financiera; Compasión; Salud/Fitness; Naturaleza; Logro; Creatividad; Confiabilidad; Lealtad; Belleza; Valentía; Gratitud; Amor; Conexión/Relaciones; Aprendizaje; Liderazgo; Supervivencia; Autoconservación; Seguridad; Aventura; Familia; Trabajo; Éxito; Calma; Libertad; Otro___; Otro ___.

Ahora usa una de estas listas para seleccionar tus seis a ocho valores principales. Sí, puedes cambiar de opinión. De hecho, es natural modificar algunos de los valores de esta lista a medida que enfrentas situaciones nuevas y desafiantes. Sin embargo, otros valores representan ideales perdurables que solo cambiarías bajo coacción.

Hice esta actividad recientemente usando la lista de Harris, a pesar de pensar de antemano que ya conocía mis valores bastante bien. Resultó ser enormemente útil poner etiquetas específicas a mis vagas ideas de mis valores fundamentales. Entre otras cosas, aprendí que puse un alto valor en muchos de los valores con "C", como "compasión", "creatividad" y "conexión". A veces, cuando hago una elección, me digo a mí mismo, "Hmm. Decidiste escribir un nuevo blog en lugar de salir a tomar un café. Esa fue la creatividad ganándole a la conexión”.

Ten en cuenta que a veces tu elección no es entre lo correcto y lo incorrecto, sino entre dos valores preciados, como en mi situación anterior.

2. Piensa en tres a seis personas que admiras o amas. Considera por qué son tan importantes para ti.

Los valores se pueden personificar en personas que amas y admiras. Puedes utilizar este sencillo proceso de dos pasos para descubrir los valores que asocias con tus seres queridos y modelos a seguir:

Paso 1: Identifica y anota seis personas que son modelos importantes o conexiones valiosas para ti. Paso 2: Piensa en los valores que encarnan. Por ejemplo, tu lista podría incluir: "mi abuelo por su aceptación y amor", "mi esposa por su honestidad", "mi colega por sus habilidades de escucha" y "mi amigo por su lealtad", por nombrar algunos.

El Dr. Steven Hayes, el fundador de la terapia de aceptación y compromiso, sugiere que descubras tus valores nombrando a tus héroes. Por ejemplo, ¿por qué admiras, digamos, a Martin Luther King, Jr.? ¿Es porque luchó por la justicia social? ¿Es por su compromiso con la no-violencia? ¿Su bondad hacia los demás? Identificar los valores específicos encarnados por tus héroes puede inspirarte a adoptar esos valores por ti mismo.

3. Consulta a un consejero de carrera.

Tus valores son un determinante importante de la elección de carrera, las decisiones de trabajo y las transiciones de carrera. Por ejemplo, puedes valorar la "seguridad financiera", "ayudar" o "ser mi propio jefe (autonomía)”. Cada uno de esos valores puede conducir a una trayectoria profesional diferente. Es por eso que los consejeros de carrera tienen una gran variedad de herramientas, estrategias e inventarios (pruebas de autoinforme sin respuestas correctas) incluyendo inventarios de valores para ayudar a que sus clientes coincidan con un área de carrera compatible.

4. Utiliza un inventario de valores en línea.

Puedes encontrar varios inventarios de valores en línea. Un inventario de valores en línea gratis se encuentra aquí , (en inglés). Los autores, R. Kelly Crace y Duane Brown, son expertos en bienestar y desarrollo profesional. Aunque nunca antes había trabajado con este inventario en particular, estoy de acuerdo con la idea de los autores de que aclarar tus valores puede "servir como un modelo para la toma de decisiones efectiva y el funcionamiento óptimo. (El inventario parece tan intrigante que tengo la intención de tomarlo yo mismo, en realidad está en mi lista). Si estás preocupado por la confidencialidad (y espero que lo estés), el sitio web establece que la información que suministras será usada para futuras investigaciones, pero tu nombre no estará vinculado a tus datos.

5. Obsérvate y aprende.

A medida que vives tu vida, sé consciente de las decisiones que tomes. Durante varios días, pon conscientemente una etiqueta en los valores detrás de tus decisiones clave en el trabajo y en el hogar. Presta especial atención a si los valores que elegiste anteriormente se reflejan en tu vida diaria. Si no, ¿qué valores estás expresando o viviendo a medida que avanzas en tu día? ¿Hay patrones? ¿Qué puedes aprender sobre lo que quieres, a lo que estás dispuesto a renunciar y lo que no es negociable en tu vida? Si experimentas mucha insatisfacción con tus elecciones, es posible que no estés viviendo a la altura de tus valores o puede que tengas que volver a evaluar lo que es más importante para ti.

6. Concéntrate en lo amargo y lo dulce en tu vida.

El Dr. Hayes sugiere que aprendas sobre tus valores pensando en los momentos más dulces y dolorosos de tu vida. Estos momentos podrían dirigirte a lo que más te importa. Por ejemplo, ¿cuáles fueron las experiencias máximas que podrían revelar valores clave? Si ganaste un premio por enseñar, considera que el "liderazgo" o "motivar a otros" podrían ser valores significativos. ¿Cuáles fueron las experiencias más dolorosas? Si conoces el dolor de ser excluido por otros, puedes darte cuenta de que la "compasión" es uno de tus valores principales.

Elecciones difíciles y personas difíciles

Como se mencionó anteriormente, hay momentos en que dos valores preciados estarán en conflicto. Saber por qué estás eligiendo el Valor 1 en lugar del Valor 2 puede ser útil para resolver cualquier conflicto interno que puedas sentir. Y ciertos valores pueden llegar a la cima en situaciones particulares. Por ejemplo, durante una emergencia, la "supervivencia" puede convertirse en el valor que guía tus acciones. Los valores también cambiarán con el tiempo a medida que cumplas tus diversas metas; por ejemplo, una vez que alcances un grado cómodo de "seguridad financiera", ese valor puede retroceder a un segundo plano y otros valores pueden tomar su lugar.

A veces tendrás que defenderte de personas difíciles, como psicópatas, narcisistas extremos y manipuladores maestros, que parecen guiarse por valores negativos. Con esas personas, puede ser un desafío atenerse a los valores positivos destacados en este blog. Luego están las personas que hablan de los "valores centrales" y "valores familiares", pero cuyas elecciones traicionan sus palabras como simplemente retórica vacía.

Observarte a ti mismo y ser honesto acerca de lo que ves podría evitar que la frase "valores centrales" se convierta en un cliché. No puedes ser perfecto y a menudo necesitarás comprometerte, pero puedes aspirar a la integridad que una vida impulsada por valores puede proporcionar. Como el Dr. Harris lo resume en The Confidence Gap : "El verdadero éxito es vivir según tus valores”.

Conoce tus valores, conócete a ti mismo

“Los valores” son uno de los seis elementos clave para saber quién eres. Los otros elementos son: intereses, temperamento, biorritmos, objetivos de vida y fortalezas. Pero de todos estos, conocer tus valores es el camino real hacia el autoconocimiento porque las elecciones de valores revelan y construyen el carácter a medida que actúas sobre ellos. Como señala el Dr. Harris, tus valores son aún más importantes que tus metas, porque es posible que no alcances tus metas, pero casi siempre puedes elegir vivir según tus valores.

Una vista previa de las próximas atracciones

Este blog se ha centrado principalmente en la identificación de tus valores para que puedas tomar mejores decisiones de vida. Pero hay mucho, mucho más. Aunque es difícil de creer, conocer tus valores fundamentales puede ayudarte a reducir el estrés, comunicarte con más compasión, aumentar tu confianza en ti mismo y aumentar tu fuerza de voluntad. El próximo blog revelará la investigación detrás de esos beneficios y cómo puedes utilizarlo.

Mientras tanto, experimenta con vivir la "vida impulsada por valores." ¿Vivir según tus valores aumenta tu sentido de satisfacción contigo mismo y tu vida?

© Meg Selig, 2018. Todos los derechos reservados. Para obtener permisos busca aquí .

A version of this article originally appeared in English.

publicidad