Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Barbara Markway Ph.D.

Confianza

5 razones por las que la gente no confía en sí misma

Entender las causas de la falta de confianza en uno mismo es el primer paso para impulsarla.

InesBazdar/Shutterstock
Fuente: InesBazdar/Shutterstock

Lo más importante que debemos saber sobre una autoconfianza baja es que no es culpa de uno.

Los factores que contribuyen a una baja autoconfianza se mezclan e interactúan de maneras distintas para cada persona. Nuestros genes, bagaje cultural, experiencias de la infancia y otras circunstancias de la vida juegan un papel importante. Pero no hay que perder la esperanza, aunque no podamos cambiar las experiencias de nuestro pasado que nos marcaron, podemos hacer mucho para alterar nuestros pensamientos y expectativas y obtener más confianza.

Genes and temperamento

Algunas cosas que moldean nuestra autoconfianza están incorporados a nuestros cerebros desde que nacemos. No menciono estos factores para abrumar a nadie, sino para informar que no tenemos por qué culparnos a nosotros mismos por la imagen que tenemos de nosotros.

Varios estudios han demostrado que nuestra composición genética afecta la manera en la que ciertos químicos que impulsan la confianza acceden a nuestro cerebro. Ciertas variaciones genéticas pueden inhibir tanto la serotonina, un neurotransmisor asociado con la felicidad y la oxitocina, la "hormona para acurrucarse". Es probable que entre un 25 a 50 por ciento de las características de la personalidad ligadas a la confianza sean hereditarias.

Algunos aspectos de nuestro comportamiento también provienen de nuestro temperamento. Si por naturaleza tendemos a ser vacilantes y alertas, especialmente en circunstancias desconocidas, probablemente tendremos una tendencia a lo que se conoce como "Inhibición de comportamiento." Cuando nos enfrentamos a una situación, nos detendremos y revisaremos si todo está como esperaríamos que esté. Si algo parece estar raro, probablemente nos alejaremos de la situación.

La inhibición de comportamiento no está del todo mal. Necesitamos tener gente en el mundo que no brinque impulsivamente hacia cualquier situación. Una persona cautelosa y reservada probablemente no tenga mucha autoconfianza. Pero una vez que se comprende a sí misma y las herramientas que tiene, será capaz de trabajar con su temperamento y no luchar contra él.

Experiencias de vida

Hay ciertas experiencias individuales que pueden provocar que seamos completamente inseguros o incluso que nos sintamos sin valor. Discutiré algunos a continuación:

Trauma. El abuso físico, emocional o sexual pueden afectar considerablemente nuestros sentimientos de autovaloración. Si constantemente estás repitiendo recuerdos del abuso o sintiéndote atormentado o avergonzado por experiencias del pasado, por favor considera buscar tratamiento de un terapeuta con licencia. (En el directorio de Psychology Today puedes encontrar alguno cerca de ti en México, España o Chile)

Estilo de crianza. La manera en la que nos trató nuestra familia primaria puede afectarnos por mucho tiempo después de la infancia. Por ejemplo, si teníamos un padre que constantemente nos hacía menos, nos comparaba con los demás o nos decía que nunca lograríamos nada, probablemente llevemos esos mensajes con nosotros hasta la actualidad. Las batallas de un padre con salud mental y abuso de sustancias también puede cambiar nuestra relación con el mundo.

Humillación, acoso y agresión. Ser atormentados de niños puede dejar una marca en nuestra confianza cuando se trata de aspecto, capacidades intelectuales y atléticas y otras áreas de nuestras vidas. Las experiencias humillantes como adultos, incluyendo acoso en el lugar de trabajo o un grupo cercano que nos falta al respecto y nos hace menos también puede provocar que tengamos menos voluntad para defendernos o perseguir metas ambiciosas.

Género, raza y orientación sexual. Numerosos estudios muestran que se socializa a las mujeres para preocuparse por cómo las perciben y, por lo tanto, tienden a tomar menos riesgos. Los antecedentes culturales y raciales y la orientación sexual pueden causar una diferencia también. Si recibimos discriminación, probablemente interioricemos algunos mensajes negativos y falsos sobre nuestro potencial y sobre nuestro derecho a "pertenecer".

Falta de información

La falta de autoconfianza puede provenir de no saber las "reglas" del juego de la confianza. Por ejemplo, si pensamos que tenemos que sentirnos confiados para actuar con confianza, nos estamos preparando para el fracaso.

El perfeccionismo es otro tipo de pensamiento defectuoso que contribuye a la baja autoestima. Si creemos que ya resolvimos algo antes de entrar en acción, esos pensamientos tienen la capacidad de evitar que hagamos las cosas que valoramos. Incluso aprender y entender lo que es y no es la confianza es un paso enorme hacia aumentarla.

El mundo a nuestro alrededor

Muchos mensajes mediáticos están diseñados para hacernos sentir como que algo nos falta. Las compañías que quieren vendernos productos usualmente empiezan por hacernos sentir mal acerca de nosotros mismos, suelen introducir un "problema" con nuestros cuerpos que nunca habríamos notado de otra manera. (La película Chicas Pesadas se burla de manera memorable de esta idea: el personaje principal, recién llegada al sistema escolar de Estados Unidos luego de crecer en África se ve sumamente confundida cuando su nuevo grupo de amigas dedica tiempo a mirarse al espejo criticando cosas de sí mismas. "Mi línea de pelo es tan rara", dice una. "¡La base de mis uñas apesta!" proclama otra.)

Ahora que las redes sociales están e todas partes, esos mensajes le dan todavía más al blanco. Es fácil creer que todo el mundo tiene un matrimonio perfecto, una carrera de ensueño, y luce como supermodelo. Pero, recordemos: lo que la gente publica en línea está sumamente editado y curado. Todos tiene días malos, dudas sobre sí mismos e imperfecciones físicas. ¡Solo no lo publican en Facebook!

“Una razón por la que batallamos con la inseguridad: comparamos nuestro detrás de cámaras con las mejores escenas de los demás."—Steven Furtick

Ansiedad y depresión

Es común que la ansiedad y la depresión vayan mano a mano con problemas de autoconfianza. Si ya fuimos diagnosticados con un desorden de ansiedad o depresión y estamos trabajando con un terapeuta, podemos llevar un libro de trabajo e intentar trabajar en eso juntos. Es valiente trabajar en nuestros problemas de autoconfianza y construirla también nos ayudará a reducir nuestra ansiedad y depresión.

Preguntas a considerar:

¿Cuáles de los factores descritos en esta sección resuenan más contigo?

¿Cuáles experiencias específicas de tu vida crees que tuvieron los efectos negativos más importantes en tu autoconfianza?

Adaptado de El libro de trabajo para la autoconfianza: Una guía para superar el autocuestionamiento y mejorar el autoestima. Derechos de autor © 2018 por Barbara Markway y Celia Ampel.

A version of this article originally appeared in Inglés.

publicidad