Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Relaciones

13 Formas para mantener la emoción en tu relación

Olena Yakobchuk/Shutterstock
Fuente: Olena Yakobchuk/Shutterstock

Si han estado juntos durante unos meses o durante décadas, es importante tomar medidas para mantener un poco de chispa en su relación. Una cierta consistencia puede ser agradable en una relación, pero la variación de la rutina diaria es importante para hacer las cosas más divertidas. Si estás en una relación monógama, esa variedad tiene que venir de dentro de tu asociación.

Si bien sería maravilloso para ustedes dos escapar a alguna isla exótica donde podrían pasar días tomando bebidas con sabor a coco en la playa, también quieren tener algunas maneras de electrificar su relación durante sus días normales.

Aquí hay 13 grandes maneras para ponerle un poco de chispa de nuevo a tu relación que no toman mucho tiempo o dinero, pero pueden ser bastante potentes cuando se aplican.

1. El Tacto. El toque físico es clave para una relación significativa. Claro, esto incluye el sexo, pero también mucho más. Dale un abrazo a tu pareja, frota su espalda, toma su mano, ofrécele un masaje. La oxitocina se libera con el tacto físico, y se ha demostrado que brinda muchos beneficios, desde sentirse más cerca hasta ser más generoso e incluso tener un sistema inmunológico más fuerte.

2. ¡Sonríe! Estás frente a la cámara . Hacer de cuenta como si una cámara te estuviera siguiendo cada vez que interactúas con tu cónyuge (excepto cuando estás teniendo tiempo de clasificación X). ¿Cómo te gustaría actuar si supieras que estás siendo observado por otros? ¿Amable, reflexivo, tolerante? Ahora actúa así cada vez que estés con tu pareja.

3. Di “lo siento". Todos nos equivocamos de vez en cuando, decimos cosas que luego lamentamos y hacemos cosas que realmente no deberíamos. Y, sin embargo, tan a menudo justificamos estas acciones, a nosotros mismos y a nuestras parejas. Esto puede conducir a resentimiento y estar a la defensiva, los ingredientes no adecuados para una relación feliz. La próxima vez que te equivoques, admite tu error y sigue adelante. Ayudará a tu pareja a sentirse más cerca de ti.

4. Verse bien. Toma medidas para sentirte bien acerca de tu cuerpo y la forma en que te ves. Esto es para ti y tu pareja. Por ejemplo, cuando las mujeres se sienten bien con su cuerpo, la investigación muestra que están 19 por ciento más satisfechas en su matrimonio. No te preocupes; no necesitas parecer un modelo. Solo tomar medidas para sentirte bien contigo mismo puede ser útil para ti. Como uno de mis clientes masculinos dijo: "No necesito que sea flaca; solo quiero saber que ella hace un poco de esfuerzo por verse bien. Me hace sentir importante”. He tenido clientes femeninas que expresan sentimientos similares.

5. Escucha a tu pareja. Este consejo es multifacético. Primero, es importante escuchar, realmente escuchar, a tu pareja. Pregúntale acerca de su día y luego muestra interés real. (Si te resulta difícil estar interesado, es posible que desees practicar algún entrenamiento en habilidades de empatía). Un cliente que vino porque él y su esposa estaban considerando el divorcio, se lamentaba: "ella ni siquiera me pregunta sobre mi día. Ella solo se queja del suyo”. Tu pareja quiere ser escuchada y comprendida.

Otra razón para escuchar a tu pareja es porque tu pareja te está diciendo lo que él o ella quiere de ti. ¿Qué tipo de cosas dice o hace para decirte que te ama? Por ejemplo, cuando nos casamos por primera vez, me di cuenta de que mi esposo a menudo me decía "estoy muy orgulloso de ti" cuando yo hablaba de mi trabajo. Al principio, solo decía, "gracias", pero luego me di cuenta de que eso era lo que él necesitaba escuchar de mí. Y cuando empecé a decirle que estaba orgullosa de él, me di cuenta de que se sentía realmente amado por mí.

6. Tener apoyo e intereses externos . Tu pareja no puede satisfacer todas tus necesidades: el mejor amigo, el administrador del estrés, el mentor, el que resuelve conflictos, ver películas para chicas, incluso el espectador de deportes. Es importante que tengas fuentes adicionales de apoyo en tu vida. Esto eliminará la presión de tu pareja para ser tu todo. Aún mejor, persigue tus propios intereses. Claro, es genial hacer cosas juntos. Pero también quieres respetar tus propias áreas de interés y seguir esas pasiones.

7. Hacer cosas divertidas. Si ir al centro comercial es lo más exótico que tiendes a hacer los fines de semana, es hora de un cambio. Y no necesitas un montón de dinero en efectivo o días de vacaciones. Elijan hacer algo divertido juntos. Esto podría ser ver una película divertida, ir de excursión, probar un nuevo restaurante, aprender algo nuevo tomando una clase juntos, ofrecerse como voluntarios o hacer ejercicio juntos . Cualquier cosa nueva y positiva puede ayudar a aumentar la felicidad en tu propia relación.

8. Centrarse en ganar-ganar. Deja de llevar la puntuación de todo lo que haces (y de todo lo que tu pareja no). Deja tu necesidad de tener razón. Las personas en relaciones felices no se ven a sí mismas como dos lados diferentes. No hay una mentalidad de "Yo gano, pierdes". En cambio, se centran en ganar-ganar . Eso significa estar dispuesto a comprometerse, admitir cuando estás equivocado y centrarse en ser felices en lugar de tener la razón .

9. Reunidos y se siente tan bien . Cuando tú y tu pareja se reúnen, al final del día, cuando uno de ustedes regresa de un viaje, o incluso cuando se despiertan, haz algo para mostrar tu amor. Cuando tu pareja llegue a casa, por ejemplo, detén lo que estás haciendo (dentro de lo razonable) y dedica solo unos segundos a estar completamente presente con ella. Dale un abrazo o un beso, mírala a los ojos y pregúntale cómo está. Apaga tu teléfono, haz una pausa en el televisor, apaga la estufa, haz lo que necesites para enfocarte incluso por un corto período de tiempo en tu pareja. Ambos se sentirán mucho más conectados.

10. Sé respetuoso. John Gottman es pionero en la investigación sobre la longevidad de los matrimonios. De hecho, en un estudio longitudinal, fue capaz de predecir con 93 por ciento de precisión cuáles parejas eventualmente se divorciarían. Él ha identificado a lo que él se refiere como los cuatro jinetes , que son predictores de problemas en la relación: crítica, desprecio, estar a la defensiva y construir un muro. El antídoto rápido para estos es simplemente ser respetuoso . En lugar de criticar, comunícate abiertamente sin críticas. En lugar de desprecio, expresa la decepción sin voltear los ojos o hacer comentarios pasivo-agresivos. Olvídate de estar a la defensiva; es importante aceptar comentarios para que tú y tu relación puedan mejorar. Y más que construir muros, escucha a tu pareja y ten una conversación constructiva cuando las cosas no van tan suavemente como te gustaría. Aprende a comunicar con respeto incluso tus decepciones.

11. Pregunta. Éste necesita una mente abierta. Pregúntale a tu pareja, “¿qué puedo hacer esta semana para ser una mejor pareja para ti?” La respuesta puede ser sorprendente. El objetivo no es estar a la defensiva: "¡Ya lo hago de todos modos!" O " ¡me gustaría que hicieras eso también!” En su lugar, simplemente absorbe lo que escuchas y toma medidas para implementar el deseo de tu pareja (siempre y cuando esté dentro de tus límites morales). Esta es una gran manera de satisfacer las necesidades que puede que ni siquiera te hayas dado cuenta que tu pareja tenía.

12. Cumplir con la regla de 5 a 1. Mientras que puedes pensar que hacerle un cumplido a tu pareja contrarrestará algunos “comentarios” negativos que haces, piénsalo dos veces. La "proporción mágica " no es 1:1, sino más bien 5:1 . Esto significa que para tener una sensación positiva general sobre tu relación, debes tener al menos cinco encuentros positivos (acciones, declaraciones) por cada uno negativo. ¿La conclusión? Pasa más tiempo diciéndole y mostrándole a tu pareja lo que amas y aprecias de ella, ríanse más y pasen más tiempo divertido juntos. Cuando lo haces, los tiempos difíciles son más fáciles de superar.

13. Suelta el perfeccionismo . Deja de esperar que tu pareja (o tú mismo) sea perfecta. Suelta la actitud de todo o nada: "No me preguntaste sobre mi presentación hoy, así que no te preocupas por mí" o "no quisiste tener sexo anoche entonces no me encuentras atractivo”. Deja de personalizar y generalizar las acciones de tu pareja. En su lugar, acepta dónde está. Sé asertivo al comunicar tus necesidades y deseos de una manera respetuosa. Perdona a tu pareja. Y sigue adelante.

Sobre todo, ten esperanzas . Las relaciones, como la vida, tienen altibajos. Si estás en una pendiente descendente en este momento, ten fe: las cosas pueden mejorar. Pon algo de tiempo, energía y amor en tu relación. Enfócate en ser la mejor pareja que puedes ser. Obtén ayuda si la necesitas. Y ve lo positivo en tu pareja y tu relación.

A version of this article originally appeared in English.

publicidad