Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Felicidad

10 cosas que las personas con depresión necesitan hacer todos los días

Sí, la depresión. Conozco bien ese lugar y me esfuerzo mucho para mantenerme fuera de la temible zona D. Aquí hay 10 pequeñas cosas que nos ayudan a sentirnos mejor. Tal vez parece que no hay energía para hacerlas, pero de verdad, es posible. Es tan fácil como leer esta publicación.

  1. Salir de la cama en el momento en el que despertamos. Estar acostado allí solo ayudará a que los pensamientos negativos acumulen energía. Una vez que empezamos a movernos, el marco de referencia para el día cambia. No podemos negar que lo hemos notado.
  2. Antes de hacer el café, o sea cual sea la rutina matutina, podemos ver o leer algo divertido. Hay tantas aplicaciones que ofrecen un chiste por día y sitios web que nos llevan a las lápidas más divertidas (“Yo quería una pirámide”). El truco es navegar por la web hasta que nos estemos riendo bien fuerte. Una vez que eso suceda, podemos enfrentarnos al resto del día.
  3. Si tenemos a alguien a nuestro lado, probablemente somos personas afortunadas. A la mayoría de las personas les resulta difícil vivir con alguien que está deprimido; las consecuencias pueden ser difíciles. Nuestra tarea es comunicar nuestro aprecio a quienes nos aman. Eso es todo. Esto también ayuda a apreciarnos a nosotros mismos.
  4. Planificar el día. Puede que las cosas estén lentas en el negocio y es posible que no tengamos la energía para trabajar de cualquier forma, o eso creemos. Incluso si el calendario está vacío, necesitamos planificar el día. Puede ser simple: Levantarse, comer, pasear al perro, escribir en el blog, ocuparse de nuestro entorno. Simplemente saber que realizaremos las tareas diarias de la vida puede sentirse bien y, mientras estamos haciendo mandados o limpiando el escritorio, purgando archivos, o simplemente lavando los platos, no queda tiempo para sentirnos tan tristes.
  5. Báñarse. Cuando no tenemos que ir a ningún lado, es fácil saltarnos la ducha, que no es tan horrible a menos que sea por más de un día o dos. Bañarnos todos los días es saludable, nos despierta y siempre nos sentimos mejor después. Mantenernos limpios es algo básico que a algunas personas que sufren de depresión les resulta muy difícil de hacer. Así que ya lo sabemos: El baño es importante y marca la diferencia.
  6. Alimentarse bien. Es bastante fácil vivir con una dieta de comida rápida o congelada y a domicilio, pero no es nutritiva ni saludable. Preparar una buena comida al día puede parecer desalentador al principio, pero con el tiempo empezamos a desear hacerlo, porque la autoalimentación sigue siendo alimentación. Y si la cocina no es una de nuestras habilidades, al menos podemos pedir comida que no sea dañina para nuestra salud.
  7. Encontrar una manera de ganar o ahorrar algo de dinero. Si recortamos un par de cupones, encontramos una oferta en línea para algo que necesitamos o devolvemos esos zapatos que pensamos que queríamos pero que nunca usaremos, obtendremos un poco más de certeza financiera. Las preocupaciones económicas son muy comunes cuando estamos deprimido, por lo que tener un poco de cuidado también es saludable.
  8. Interactuar con otro ser humano de verdad. La depresión puede hacer que queramos evitar a otras personas, pero casi nada podría ser peor para esta condición. Incluso si es solamente un conocido, tan solo decir: “Hola. ¿Cómo estás?”, mejorará nuestro estado de ánimo, así como el de ellos. Tener una conversación real y compartir sentimientos puede lograr aún más.
  9. Pasar 10 minutos aprendiendo sobre meditación. El jurado está de acuerdo: La meditación funciona. Podemos pensar que no es para nosotros o que nunca podremos lograrlo, pero solo es necesario investigar un poco. La práctica es muy simple y las recompensas son grandes.
  10. No crea en los pensamientos provocados por la depresión. Esto es cuando permitimos que la depresión nos ponga límites. No tenemos que hacerlo. La depresión es una enfermedad, pero no tiene que definir quienes somos. Recordemos que no tiene que ser víctimas de la depresión, podemos luchar contra esto y ganar.

La depresión es horrible y no quisiera quedarme en ese espacio ni un segundo más de lo necesario. Se necesita mucho trabajo para salir de ella, pero vale la pena el esfuerzo. Sentir algo de alegría cuando hemos estado tristes es un alivio. Tener en cuenta las sugerencias anteriores hará que sea posible.

A version of this article originally appeared in English.