Skip to main content

Verificado por Psychology Today

Amigos

Lo que realmente significa ser "amigos con beneficios"

Las desventajas son claras, pero algunos encuentran la forma de hacerlo funcionar.

gpointstudio/Shutterstock

Ya sea en línea o en el mundo físico, hay muchas personas que buscan e intentan establecer arreglos de "amigos con beneficios o derechos."

El problema es que, cuando esto no se ha desarrollado orgánicamente, la etiqueta no se ajusta y puede agregar presión cuando lo que se pretende es eliminar la presión.

Al entrar en un nuevo arreglo, llamarlo de esta forma es confuso porque no refleja la naturaleza complicada de lo que estás tratando de crear, especialmente si es con alguien que apenas conoces.

Por supuesto, que es fácil comprender la parte sexual de una nueva conexión. Pero, ¿qué pasa con el elemento "amigos"? Un amigo suele ser alguien en quien confías y que confía en ti, una relación que se desarrolla a través de la historia compartida, experiencias, situaciones, circunstancias, compatibilidad o intereses mutuos. Cuando estás buscando un arreglo de amigos con beneficios con alguien desde el principio, estás forzando una nueva relación potencial a entrar en una caja en la que puede no encajar, con una etiqueta que puede tergiversarla. Dado que se necesita tiempo para cultivar una amistad, lógicamente se deduce que debe requerir tiempo y dedicación averiguar si uno puede o debe cultivar una amistad con beneficios con alguien.

¿Por qué? Debido a que el beneficio es sexo, y cada vez que el sexo está involucrado complica las cosas, incluso cuando ambas personas traten de mantener la comunicación y el respeto mutuo. Para que funcione este tipo de arreglo, ustedes tienen que conocerse; tener un sentido de con quién están; y entender lo que los sentimientos de la dinámica emocional y sexual evoca en ustedes. El mantenimiento de este arreglo de una manera saludable implica comunicar lo que cada persona espera y donde está cada uno a medida que la relación evoluciona. Si esto se siente cómodo y seguro, o surgen problemas, si hay espacio para trabajar a través de los desafíos para mantener la amistad, incluso a costa de los beneficios, entonces estás en una conexión exitosa. Hay una inversión mutua en el bienestar del otro, porque primero son amigos.

Pero independientemente de cómo se etiquete la relación, cuando estás involucrado sexualmente con alguien por quien ya te preocupas profundamente, las emociones aumentan, al igual que la confianza, la intimidad, la conexión y la familiaridad. Y, no importa cómo uno nombre este arreglo, puede ser complicado. Asegúrate de que tu amigotodavía sea tu amigo y que no se esté volviendo más difícil mantener ese estatus, o que no se esté volviendo desagradable para ti o para el otro.

Los problemas pueden magnificarse rápidamente: ¿qué pasa si la persona con la que estás durmiendo se siente encadenada, o solo está de acuerdo con el título de "amigos con beneficios" porque tiene sentimientos más profundos por ti? ¿Qué pasa si se convierte en una forma de mantener la intimidad, o espera que el sexo conduzca a un amor más profundo y una relación comprometida? ¿Qué pasa si esa persona tiene miedo de plantear estas complicaciones porque no quiere poner en peligro la amistad?

Por supuesto, esta dinámica puede ocurrir al revés: tú podrías anhelar más y sentir la esperanza de que la parte sexual de tu amistad ayudará a que tu amigo se involucre de una manera más romántica y comprometida. Puedes seguir llamando a la relación de esta forma por temor a que si tu amigo se enterara de que quieres más, se alejaría. Es posible que te hayas encajonado a ti mismo en este título cuando tus sentimientos ya no reflejan ni remotamente esa disposición.

En estas circunstancias, esta ya no es una etiqueta precisa, porque no refleja lo que realmente estás experimentando. Y debido a que tu relación está mal etiquetada, puede contribuir a sentirte menos merecedor de los sentimientos que estás teniendo. Estás ocultando lo que sientes, lo que deslegitimiza cualquier relación, pero como eres "solo" un amigo con beneficios, no te está "permitido" sentirte emocionalmente involucrado. Cuando la otra persona se aleja, tienes que fingir que no te duele.

Esta tampoco es una descripción precisa cuando sientes que tu nuevo amigo impuso un arreglo que es conveniente para él, a costa de tus emociones, ya sea de forma consciente o no. Es confuso tratar de desarrollar una amistad sexual basada en una relación sexual guiada por un sistema de reglas que tienen que inventarse en el camino. O, cuando estás tratando de forzar una amistad para agregar el sexo como un beneficio, ¿dónde encaja la parte de la amistad? Eso es poner los beneficios antes que la amistad. Es posible que hayas comenzado a pensar que la etiqueta de amigos con derechos o beneficios era una buena idea, pero dado que el territorio puede ser tan desconocido, tus sentimientos y los de tu amigo pueden cambiar en innumerables formas, y la etiqueta puede convertirse rápidamente en un obstáculo.

Eso no quiere decir que un arreglo de este tipo no es posible: la exploración sexual puede y, a menudo, se convierte en una parte de una amistad existente entre dos personas que consienten en ello. O puedes haber estado en una relación romántica y/o sexual con esta persona antes en tu vida, pero ahora se transformó en una amistad. En tales circunstancias, la conexión sexual puede permanecer, o puede ser reintroducida. Pero el hilo conductor es la historia entre ustedes, la inversión que comparten en la amistad y la confianza que se ha formado. Reconoces que ambos disfrutan de la química, pero que quizá no son tan compatibles emocionalmente como lo son sexualmente. Es una experiencia comprendida por ambos. La conexión que tienen como amigos determina si en este momento de sus vidas y de su relación es correcto compartir estos beneficios.

Sin embargo, cuando pides ser amigos con beneficios de alguien que no conoces bien, o con quien no has desarrollado una conexión, estás poniendo estrés y expectativas en una relación incipiente. Hay muchos defectos en esta fórmula, el mayor de los cuales es que tiene el potencial de abaratar a lo que llamas amigo.

Más bien, cuando reconoces que te gustaría conectar y tener intimidad y confianza con alguien, pero no estás listo para estar en una relación comprometida, o no quieres manejar las expectativas inicialmente, lo que realmente sucede es que lo estás descubriendo a medida que avanzas. Eso puede ser más liberador y menos restrictivo que poner la etiqueta incorrecta a lo que estás tratando de crear.

No etiquetar un nuevo arreglo, situación, relación quita algo de la presión, establece más espacio para llegar a conocerse como amigos, y mantiene las líneas de comunicación abiertas. La buena noticia es que desarrollar una inversión en la parte "amigos" solidifica la base, y también puede mejorar los beneficios.

A version of this article originally appeared in Inglés.

publicidad
Acerca de
Suzanne Lachmann Psy.D.

Suzanne Lachmann, Doctora en Psicología, es psicóloga clínica en Nueva York con especialidad en psicoterapia.

Más de Suzanne Lachmann Psy.D.
Más de Psychology Today
Más de Suzanne Lachmann Psy.D.
Más de Psychology Today