Skip to main content

Verificado por Psychology Today

rarrarorro/ Shutterstock

Fumar

¿Por qué la gente fuma?

Fumar cigarrillos es responsable de más de 480.000 muertes en los Estados Unidos cada año, incluidas 41.000 debidas a exposición de segunda mano al humo. Eso convierte al tabaco en la principal causa de muerte y enfermedad prevenible en los Estados Unidos. En todo el mundo, alrededor de 7 millones de muertes cada año se deben al consumo de tabaco.

Fumar está asociado con cáncer, enfermedades del corazón y accidente cerebrovascular, enfermedad de las encías, asma y otras afecciones pulmonares crónicas y diabetes tipo 2, así como complicaciones graves de la diabetes. Alrededor del 14 por ciento de los adultos estadounidenses fumaban cigarrillos en 2017, según los CDC y recientemente se estimó que casi 7 de cada 10 fumadores querían dejar de fumar.

Las personas con depresión, ansiedad y otras formas de enfermedad mental son mucho más propensas a fumar que la población general. Mientras que fumar se puede utilizar, en parte, como un comportamiento de afrontamiento, no es un tratamiento válido para cualquier condición de salud mental.

Fumar es altamente adictivo. Si desea obtener más información sobre las causas, los síntomas y los tratamientos de la adicción a la nicotina, consulte nuestro diccionario de diagnósticos.

¿Quién tiene más riesgo de adicción a la nicotina?

MeskPhotography/Shutterstock

La mayoría de las personas que fuman comienzan jóvenes, en su adolescencia, a menudo porque tienen amigos o familiares que también fuman. Cuanto más joven es una persona cuando comienza a fumar, mayor es el riesgo de volverse adicto a la nicotina, una droga que se encuentra en el tabaco.

A corto plazo, la nicotina puede distraer a la persona de sentimientos desagradables. Sin embargo, una vez que los fumadores se vuelven dependientes de la nicotina, experimentan síntomas de abstinencia física y mental que duran días o semanas, lo que hace muy difícil dejar de fumar. Muchas personas que son adictas a la nicotina siguen fumando a pesar de que saben que es malo para su salud.

article continues after advertisement

¿Cómo dejan de fumar las personas?

vientocuatroestudio/Shutterstock

Dejar de fumar a cualquier edad puede mejorar la salud de una persona y cuanto antes una persona deje de fumar, mejor. Existen diferentes métodos que pueden ayudar a una persona a romper el hábito, que van desde sustitutos de cigarrillos hasta terapias de apoyo.

La goma de mascar, las pastillas o los parches de nicotina se encuentran entre los productos de reemplazo de nicotina aprobados por la FDA que las personas que dejan de fumar pueden usar para controlar los síntomas de abstinencia después de dejar de fumar. La combinación de estos métodos con tratamientos conductuales que ayudan a las personas a prepararse para dejar de fumar y lidiar eficazmente con los antojos y la abstinencia, puede hacer que el cese a largo plazo sea aún más probable. Estos pueden incluir la consulta de materiales de autoayuda (como los de smokefree.gov), breves consultas con un profesional de la salud, sesiones grupales con otras personas que están dejando de fumar o formas de psicoterapia como la terapia cognitivo-conductual.

Se pueden recetar algunos medicamentos, como el bupropión y la vareniclina, para ayudar a aumentar las posibilidades de abstinencia continua, aunque es importante tener en cuenta el riesgo de efectos secundarios, como ansiedad, depresión e ideación suicida.

¿Qué es vapear?

Gilmanshin/ Shutterstock

Algunos fumadores utilizan cigarrillos electrónicos o "vapes" como sustituto de los cigarrillos regulares y otros productos de tabaco que se fuman. Los cigarrillos electrónicos todavía contienen nicotina, lo que puede retrasar el crecimiento de un cerebro adolescente en desarrollo. El aerosol de cigarrillos electrónicos contiene menos sustancias químicas que los 7.000 que se encuentran en el humo regular del cigarrillo, pero es potencialmente dañino.

Los dispositivos de vapeo contienen sustancias químicas como el diacetilo, un aromatizante vinculado a la enfermedad pulmonar, compuestos orgánicos dañinos, partículas finas que se pueden inhalar y metales como níquel, estaño y plomo. Vienen en una gama de formas y tamaños, pero todos incluyen una batería, un lugar para colocar el líquido que se vapea y algún tipo de componente de calefacción. Mientras que normalmente se usa con nicotina, también pueden suministrar marihuana u otras drogas.

Los dispositivos de vapeo se consideran especialmente inseguros para adolescentes y mujeres embarazadas.

Lecturas esenciales